alimenta tu mente

Dime que sueñas conmigo, que pronuncias mi nombre sin querer y exactamente cuando te sientes más feliz de vivir aquí, en esta posibilidad de estar juntos por un momento que dure una eternidad.
Dime me buscas como yo a ti: en cada café, en cada paraje y librería que visita tu cuerpo y donde se alimenta tu mente; que cierras los ojos imaginando mi voz y pronunciando tu nombre.
Dime que sientes la esperanza de la vida arraigada a tu alma cada vez que piensas en mí, que piensas en nosotros; que piensas y nos sientes siendo nuestros.
Dime que suspirar al ver el sol nacer, pues sabes que yo, en algún lugar del mundo también lo veo y pienso en ti. Que no puedes no sonreír cuando ves la luna salir, pues sabes que en algún lugar de este plano existo yo, y que pronto existiremos sólo para rozar la comisura de nuestros labios con un dulce beso lleno de «te amo».
Dime que si crees que nos encontraremos, y que al vernos, nos reconoceremos por completo, no por como nos vemos sino por como nos sentimos. Pues así como yo, dime sabrás que nacimos para ser nuestros, en libertad total y en esclavitud romántica.
Dime que sueñas conmigo y que me amas así como yo a ti: A pesar de no coincidir aun en tiempo y lugar, sin saber como siente tus brazos rodeando mi ser o cómo se siente vivir entre tu piel. Pues yo a ti, te amo en fe.
—  jorgema || Amor en fe.