aliados telefe

Siempre se puede, sólo hay que hacerlo. Y empezamos a jugarnos, y jugar era liberar, jugar era reír, jugar era compartir, jugar era soñar, jugar era buscar y en ese buscar encontramos nuestra CHIQUITITA, la que éramos, la del corazón, ya que TODO TODO TODO ES TUYO SI QUERÉS y la siembra siguió, hoy aquí, mañana allá, siempre soñando un mundo mejor. Más luces prendidas, menos conciencias apagadas. Y esos PIMPOLLOS, los que habían aprendido que la medida de sus vidas era el amor y nada más, crecieron y se convirtieron en ADOLESCENTES. Y ¿por qué no? hacerlos vivir esos veranos que son inolvidables, donde creemos que nada nos puede pasar, donde la amistad es lo más importante y el amor lo más fuerte. Y como de barco se trataba, decidimos hacernos PIRATAS de su historia para que, entre todos, luchar por la justicia y la libertad y así, hablando siempre desde el corazón, empezamos a gritar por las calles “¡AMOR MÍO, AMOR MÍO!” a todo aquel que se nos cruzara. No fue nada fácil encontrarlo, hacerlo crecer, florecer con esta pareja que resultó más dispareja de lo que pensábamos. Finalmente, este amor tan grande se volvió un tanto difícil y la bella y la bestia que llevamos dentro revolvió todo, transformándonos durante cuatro años en CASI ÁNGELES. Ellos nos recordarán eternamente que detrás de las nubes el cielo siempre es azul y que se puede resistir al miedo y al dolor, aunque a veces el vacío se hace tan profundo que para atravesarlo necesitamos un ALIADO. Hablar de aliados es hablar de amor, es hablar de transformación, de renacimientos, de refundaciones, de pérdidas, de encuentros, de ausencias y de grandes presencias. Aliados fue un despertador, repitiéndonos incesantemente que nuestro tiempo es aquí y ahora. Y en todas estas historias se enciende una misma luz que nos dice “Ámame cuando menos lo merezco, ya que es cuando más lo necesito”. Siempre se puede, sólo hay que hacerlo.

youtube

Please watch my new video :3