al fin viernes

Al fin llego el viernes!!! Descanso!!! El domingo por la tarde tal vez podamos hacer algo, si estas interesado tira un inbox!!! Besote a todos buen finde!!!

“Adicto” Capitulo 10 {Sin retorno} Wigetta

- Tu maldito – los dientes de Ámbar se apretaron con fuerza – Deja de provocar a mi novio, él puede ser algo despistado en algunas cosas – comenzó a sonreír cruelmente – Pero no es como TU – remarco la última palabra haciéndole entender que su novio no tiraba para el mismo lado – Me tiene a mí y como veras puedo darle todo lo que tú no puedes darle – termino diciendo con una sonrisa creída para darle un empujón contra la pared alejándose de él, saliendo del elevador que abrió sus puertas al llegar a la planta baja y salir de ahí dejándolo con el mismo rostro de seguridad

 

- Que incrédula resultaste ser… linda Ámbar – dijo Guille entre susurros sabiendo que la chica ya no estaba allí para escucharlo – Si tan solo supieras todo lo que tu novio es capaz de hacer a tus espaldas, rogando un poco de agua para saciar esa sed interna que tiene - rio negando con la cabeza saliendo del elevador y dirigirse a la Universidad – Pero si quieres guerra… eso tendrás -

 

Definitivamente esto sería más divertido de lo que Guille creía y estaba dispuesto a aceptar el desafío que su vecinita comenzó… ¿y el premio? Pues Samuel.

______________________________________________________________

Guille salió del elevador con una sonrisa ladeada caminando con seguridad, sabía que quizás podría perder ante la linda chica, pero era demasiado tarde su orgullo era muy alto y no sería fácil dejar ese manjar de hombre, sin embargo no se entregaría como una putilla haría sufrir a Samuel, se cobraría las cosas que hizo y le enseñaría que él no era su perra, haría que se arrastre hacia él abandonándolo todo suplicando un poco de si…

El día transcurrió normal, las clases como siempre aburridas pero intensas por la cantidad de contenido que debían estudiar, el tiempo se había acabado ya era hora de volver a casa. Guille tomo su mochila y con pereza salió del aula, camino con mucha flojera estaba cansado pero al fin era viernes, miro el cielo observando las aves volar sin preocupación, era un día hermoso… logro oír que alguien lo llamaba de lejos, una voz muy familiar interrumpió su meditación camino a casa

 

- ¡Guille! – grito Samu corriendo agitado – Macho te estuve llamando hace como un siglo corriendo detrás de ti – Guille paro su caminata y vio llegar al mayor quien luchaba por recobrar el aire perdido en esa corrida – Las personas me miraban de seguro pensaron ¿y este pringado? – dijo Samu riéndose para mirar esos ojos tan profundos que siempre lo hacían volverse un completo idiota

 

- Hola Samu – dijo Guille entre risas por lo que comentaba su vecino – Pero si pareces un pringao todo agitado – empezó a carcajear

 

- Me alegra que no estés enojado – Samu dijo esta frase cambiando el tono a uno suave y casi inaudible al publico sin quitar la mirada al rostro de Guille escuchándolo reírse observando lo hermoso que se veía

 

- ¿Enojado? ¿Por qué? – Guille se puso serio – ¿Hiciste algo para que yo me enojara? – ladeo la cabeza como buscando respuestas

 

Samu tan solo miro el suelo, se sentía culpable por haberlo hecho con Ámbar sabiendo que Guille estaba escuchando del otro lado… un momento… ¿pero no se sentía culpable por serle infiel a su novia? Esto era ridículo.

 

- Olvídalo… - Samu se veía algo decaído

 

- Oye no pongas esa cara, anda tú no eres así – Guille lo tomo del mentón alzando su rostro para que lo mire frente a frente dedicándole una dulce y amistosa sonrisa achinando sus ojitos

 

Samu sintió una dulce calidez dentro de su cuerpo, Guille jamás había hecho algo tan dulce como eso, era un momento único que lo hacía sentir inmensamente feliz. Guille lo soltó y siguió caminando ya que se encontraban en medio de mucha gente parados como tontos y esa posición era algo extraña para dos “amigos”

 

- ¡AH! ¡Guille! – Samu camino rápido para alcanzar el paso de su vecinito llamando su atención – Mañana es mi cumpleaños… ¿Quieres venir? Habrá mucho alcohol, música y de todo, quisiera que estés ahí  – lo miro con entusiasmo esperando una respuesta positiva

 

Guille lo miro analizando lo que estaba escuchando… sería un buen momento para mostrarle a su linda novia con quien no debía meterse y también para jugar con la paciencia de este indeciso chico. El menor sonrió maliciosamente dejando a Samu con una cara de susto no entendía el repentino cambio de expresión…

 

- Iré, pero no tengo dinero aun para tu regalo – dijo Guille aceptando la invitación

 

- No necesitas comprarme nada, contigo es suficiente – las palabras de Samu salieron inconscientes, no quiso decirlo de esa forma, la mirada de Guille se clavo en el mayor poniéndolo más nervioso – E-eh no aguarda, no quise decirlo así… - sus mejillas se habían sonrojado

 

- Lo sé – dijo Guille riendo, le gustaba verlo nervioso, amaba las reacciones de este hombre – Pero también sé que es lo que te gusta – se coloco frente a Samuel deteniendo su paso observando como a respiración de su vecino se detuvo abruptamente – Hacer gritar así a tu novia… ¿no? – dijo tras una pausa para burlarse de él – Que cruel eres callándola en pleno acto, esas cosas no se hacen Samu… - dio un paso hacia adelante arrimándose más al pecho del mayor quien solo lo miraba asombrado

 

Samuel quien se sentía muy incomodo por las palabras de Guille solo dio un paso hacia atrás intentando alejar la cercanía entre ambos, Guille había escuchado todo, hasta a él callando a la ruidosa Ámbar, se sentía muy apenado

 

- Lo siento – murmuro Samu muy avergonzado – No se volverá a repetir – ¿no se volverá a repetir? ¿Por qué estaba rindiendo cuentas a su vecino?

 

- ¡Alaa! ¡Que no era para que te pongas así! – Guille empujo suavemente el hombro de su vecino - ¿Sabes? Hoy me cruce con Ámbar en el elevador, se ve que ella te ama de verdad… parece que no se creyó tu tonta excusa del caño roto – estallo en carcajadas el menor recordando la tonta excusa  

 

- ¿Por qué lo dices? – Samu se sintió intrigado ¿Qué le había dicho su novia a Guille?

 

- Ah pues… por nada, un presentimiento – dijo Guille sin mirarlo siguiendo la lenta caminata con una sonrisa en sus labios – Mañana estaré en tu apartamento – dijo cambiando de tema – Me debo ir por aquí, Frank me espera, adiós – termino su frase saludándolo con la mano, yéndose por una calle desviándose de su apartamento

 

Samu tan solo lo saludo de la misma forma sintiendo algo de recelo por ese “Frank” sabía que era su amigo de la infancia pero él podía estar más tiempo con Guille que él mismo, eso lo ponía nervioso.

La noche del viernes llego rápido Samu solo se dedico a estudiar durante todo el día mientras su novia preparaba todo para mañana, debían adelantar los preparativos, sus amigos siempre terminaban haciendo destrozos cada vez que llegaba su cumpleaños, la pasaban de puta madre siempre.

Ya eran media noche y ambos estaban exhaustos, se dirigieron a la cama mañana seria una noche larga y esperaban que muy divertida…

 

- Amor ya te estás volviendo viejo – dijo Ámbar para girar su cuerpo hacia su novio y burlarse de su edad

 

- No seas mala tía, eso duele – la miro entre risitas su novio

 

- Sam… invite a las chicas y a Maty para que vengan mañana, no te molesta ¿verdad? – Ámbar tenía amigas bastante putillas, eran bastante conocidas por todo por devorar hombre o mujer que se les atraviese

 

- ¿Maty, tu amigo ese del instituto? – dijo extrañado, Ámbar hacía mucho tiempo que no se hablaba con él… aunque siempre fueron buenos amigos no sería un problema – De acuerdo y también vendrán las guarras – Samu rio haciendo énfasis en el lindo apodo, recibiendo un golpecito por parte de su novia tras reírse juntos -  Esta bien… yo he invitado a Guille… - dijo entre pausa, no tenía un buen presentimiento sobre eso, no estaba seguro como reaccionaria su novia

 

El rostro de Ámbar se transformo, estaba enojada ¿Por qué ese tendría que venir? ¿Tan amiguitos se habían hecho?… pero… quizás sea buen momento para que sus amigas se encarguen de él alejándolo aunque fuera gay o bisexual o lo que sea ellas podrían darle algo de placer, de seguro era tan guarro que no le importaría ser follado por tías también y si se negaba… tenía un buen plan para acabar con él.

Samu vio como el rostro de Ámbar lucia enojado, pero a los minutos del silencio vio como sus facciones se relajaron y sonrió suave y amistosamente

 

- ¡Qué bueno amor! – su sonrisa era bastante falsa – ¡Mis amigas van a estar felices! Él es muy guapo, sería bueno encontrarle una pareja a tu amiguito ¿no? – la última palabra hizo que presionara sus dientes por la rabia que le tenía, sin embargo eso no fue percibido por su novio

 

Samu la miro, sintió una fuerte sensación de celos dentro de su cuerpo ¿para que necesitaría eso él? Está bien era bisexual pero… no lo necesita no importa ahora el por qué…

 

- Sí, claro – dijo Samu para simular un bostezo – Vamos a dormir Ámby, estoy cansado… - termino para darse vuelta dándole la espalda a la linda chica, quien volvió serio su rostro no muy satisfecha por su reacción

 

Y sin más charla ambos se quedaron dormidos.

[…]

La media noche se aproximaba y ya estaba todo listo, miles de botellas de alcohol preparadas, música fuerte por lo cual sería una molestia para los vecinos pero Samu se aseguro de hablar con cada uno de su vecinos explicándoles que solo seria esta noche, ellos eran demasiado buenos y como parecía buen chico no tuvieron problema de aguantar una noche… eran jóvenes y debían divertirse.

Los invitados comenzaron a llegar creando mucho alboroto y multiplicándose a cada minuto que pasaba, la casa se encontraba llenísima de personas todos saltando, cantando y bailando aun todo estaba normal aunque no dejaba de ser una locura.

Samu quien ya estaba preparado con una camisa negra ajustada con los primeros botones desabrochados, arremangada hasta el antebrazo resaltando sus fuertes brazos, unos jeans algo rasgados dándole un aire muy sexy y moderno, su cabello hacia atrás con un poco de gel, bien perfumado… parecía un puto Dios, comenzó a saludar a los invitados que ya llevaban en sus manos varias bebidas de las fuertes, los mas “flojitos” ya estaban bastante ebrios diciendo cosas sin sentido, riéndose y bailando como locos…

Los minutos pasaban rápidamente y tras eso la impaciencia de Samu se hacía notar, estaba ansioso de ver a Guille, tan solo quería verlo pasar por esa puerta ya que eran las 2 de la mañana y él no había aparecido aun, Samu sintió miedo de que no vaya a venir a la fiesta… y como si fuera un milagro la puerta se abrió y un hermoso muchacho tez clara con una camisa blanca de mangas cortas con el ultimo botón desabrochado dejando ver sutilmente la piel de su vientre, con sus manos dentro de los bolsillos de unos jeans bastante ajustados, sus cabellos perfectamente levantados en la zona anterior, llevando un collar de plata que lo hacía lucir muy masculino y sensual ingreso al apartamento llevándose un par de miradas.

Guille al entrar al apartamento vio como estaba todo repleto de personas, una tía ya estaba sobre una mesita bailando como guarra con un vaso casi vacío de alcohol, vaya que esto sería una locura, saludo a la desconocida que le había abierto la puerta con una dulce sonrisa y entre la multitud logro ver a su vecinito tan putamente sensual vestido apoyado contra una pared, se acerco abriéndose paso por los cuerpo que bailaban cada uno a su bola, sin quitarle los ojos de encima

 

- Hola Samu… - dijo Guille acercándosele al oído ya que la música no dejaba hablar de manera normal, pero su tono de voz no sonaba para nada normal…

 

Guille rápidamente llevo su mano a su bolsillo trasero del jean y quito sus llaves dejándolas caer tras él, le daría un buen regalito a su vecinito y Samu no llego a reaccionar ante ningún movimiento que este hacia

 

- Ups que tonto soy, se me cayeron las llaves… - dijo esto aun pegado a su oreja mirándolo de reojo disfrutando la cercanía que tenían

 

Guille giro sobre su lugar separo un poco las piernas y se agacho de manera sutil sin flexionar las rodillas, quedándose en una posición completamente comprometedora, su trasero estaba acorralando el cuerpo de Samu contra la pared  sin llegar a tocarlo, el mayor quien tan solo miro la sucia acción que hacia el menor reprimiendo un suspiro que había intentado salir furiosamente de sus pulmones. El menor con su mano apoyada en el suelo sobre las llaves giro su rostro arqueando un poco la columna y lo miro con algo de malicia…

 

- Ah… por cierto… Feliz Cumpleaños… Samu – modulo Guille exageradamente para que Samu pueda leerle los labios y con suerte poder escuchar algo de lo que decía

 

Samu tan solo lo miro logrando entender lo que dijo el menor moviendo por inercia sus manos intentando apoyarlas en los lindos glúteos del menor olvidándose de donde se encontraba, aun el recuerdo estaba tan vivo dentro de sí que se dejo llevar, pero Guille no lo dejo, le pego una cachetada en la mano evitando que lo tocase, nadie de su alrededor los estaba mirando ni se dieron cuenta de la escena que estaba sucediendo tras ellos ya que el alcohol corría velozmente por sus venas y estaban luchando contra sus cuerpo para lograr encontrar a alguien con quien refregarse. Guille se levanto y volvió a ponerse de frente a Samu

- Ni se te ocurra tocarme, ¿de acuerdo? – Guille sonrió ladinamente jugando con los impulsos del mayor, haciéndolo desear

 

Pero el menor no logro seguir jugueteando porque sintió como una mano se poso en su hombro empujándolo brutamente hacia atrás alejando la cercanía entre él y Samu, Guille tan solo giro para saber quién diablos lo había movido con esa brusquedad y ahí estaba… Ámbar con la sonrisa más falsa que podía poner y sus ojos llenos de odio

 

- ¡Hola! Guille… - Ámbar había logrado ver parte de la escena, a Guille agachado tomando sus llaves y los ojos de Samu perdiéndose en su cuerpo moviendo sus manos de manera extraña…

 

Los dientes de Ámbar estaban apretados con fuerza, no sabía bien porque su novio lo había mirado así a este desgraciado pero sabría como quitárselo de encima definitivamente…

 

- Te quitare un momento a mi novio ¿sí? – dijo la linda chica metiéndose en medio de ellos para abrazarlo por el cuello a su novio – Pero ¡Eh! No te dejare solo, te he conseguido una linda compañía – dijo esto último acercándose al rostro de Guille guiñándole el ojo – Mira ella es Zahira mi mejor amiga – Ámbar tomo a Guille por sus hombros girándolo para encontrarse con una tetona chica rubia, exageradamente maquillada con un vestido rosa muy corto y escotado, definitivamente era de las tías que más acostumbrado estaba Guille – Te dará lo que tanto andas buscando – estas palabras fueron dichas tras un fuerte apretón en sus hombros, las uñas de la dulce Ámbar se habían clavado en la camisa pinchando su piel mostrando odio en esa simple acción

 

El menor sabía bien que se quería deshacer de él… pues no sería mala idea juguetear con esta guarra que a kilómetros de distancia te dabas cuenta que era bien putona para volver loco a su vecinito. Guille miro a Ámbar le sonrió para alejarse de ellos sin antes dedicarle una mirada a Samu observando cómo su rostro estaba serio y algo enfadado, ignoro todo esto y se fue tomando por la cintura a Zahira para llevarla cerca de unos sillones.

Samu observo toda la escena ya que de por si no le gustaba las amigas de Ámbar porque se caracterizaban por ser facilonas y peligrosas, y ahora que estaba tocando a su vecino su disgusto aumento muchísimo más. Siguió con su mirada todo el recorrido que ambos hicieron hasta llegar a un sillón individual, Guille se sentó y la atrevida chica se sentó sobre sus piernas, la sangre de Samuel comenzó a calentarse.

 

- ¿Que sucede amor? ¿No estás feliz por tu amigo? – la linda chica se empezó a trepar del cuerpo de su novio intentando besarlo, pero noto su antipatía – Ala ¿Qué te sucede? Vamos relájate están todos muy divertidos y entretenidos ¿o no ves? –

 

El apartamento era bastante grande y estaba repleto de personas manoseándose, alcoholizados y sudando, otros se besaban entre chicos y chicas o también jugueteaban a pasarse hielos de boca en boca entre todos para provocarse y terminar como otros en las esquinas follando repletos de sudor y lujuria…

A Samu esto no le interesaba y volvió a buscar a Guille con su mirada encontrándolo muy tranquilo manoseando las piernas de esa guarra que ahora estaba con sus piernas abiertas rodeando la cintura de Guille, descaradamente mostrando de seguro su ropa interior bebiendo como locos mucho alcohol, la mirada de Guille se movió fijándose en los ojos de Samuel poniendo un rostro caliente, con su respiración agitada y provocativa. El cuerpo de Samuel se lleno de bronca, sintió rabia y por impulso empujo levemente a Ámbar dándole un fugaz beso y separarse para dirigirse al baño, necesitaba tranquilizarse.

Ámbar noto ese raro comportamiento y sabia bien que su novio por alguna razón no dejaba de mirar a su molesto vecino, la dulce chica giro y se dirigió lentamente hacia su mejor amiga

 

- Joder tía, si que la están pasando bien ¿no? – dijo Ámbar posando su brazo en la espalda de su amiga quien seguirá sobre las piernas del menor – Ven un segundo – dijo tras ver como su amiga dejaba a Guille solo en el sofá – Toma esto… - dijo susurrándole al oído a su amiga, evitando que Guille logre escucharla – Mete todo eso en su bebida, follatelo y llévalo lejos de aquí, no lo quiero cerca de Samuel – Ámbar ya le había comentado de este tio a su mejor amiga y ambas llevarían su plan a cabo, le dio un pequeño frasco con un liquido transparente lleno de un estimulante sexual… el suficiente para dejarlo caliente durante 3 días

 

- ¿Todo? – el rostro de Zahira mostro sorpresa, su padre era medico y sabia algunas cosas sobre este tipo de estimulantes – Pero es peligroso puede llegar a desmayarse o perder la conciencia – Zahira no era mala pero era fácil de manipular y eso caracterizaba a Ámbar…

 

- Tu haz lo que te digo, no sucederá nada y pasaras una noche espectacular – la mirada de la dulce chica se volvió insinuante dominando la mente de su mejor amiga  y ella tan solo asintió y volvió a su posición coloco disimuladamente todo el liquido en el vaso y se guardo el pequeño frasco en el escote sirviéndole mas alcohol a su nueva presa

 

La noche siguió su rumbo, Guille bebió toda la bebida de un sorbo y su respiración comenzó a agitarse con facilidad, sumándole que tenia a Zahira sobre el haciendo movimientos bastante guarros, pero se comenzó a sentir algo mareado, sobre excitado y con falta de aire… esto era extraño había bebido muy poco como para sentirse ya así ¿Qué estaba pasándole? La piel le empezó a arder y a picar, sentía un fuerte cosquilleo en sus extremidades, quería moverse de ahí, su miembro empezó a palpitar fuertemente sacándole suspiros, su visión comenzó a fallarle… se nublo todo y antes de desmayarse empujo a la guarra de Zahira de encima y sin querer se le cayó del profundo escote el pequeño frasco y asustada se agacho para que el menor no lo viese pero Guille logro verlo quitándoselo de la mano como pudo, dificultosamente logro leer “estimulante sexual”, el rostro de Guille se transformo

 

- ¡¿Pero qué haces?! ¡¿Metiste esto en mi bebida?! – Guille se estaba tambaleando pero su odio dejaba gritarle con furia - ¡Tu maldita perra arrastrada! – termino diciéndole cruelmente dejándola perpleja y algo asustada tirado el frasco al suelo con odio

 

El menor comenzó  a mover los cuerpos, mareándose por el calor, la droga iba haciendo efecto rápidamente, los roces de las ropas y las pieles lo estaban calentando, llevo su mano a su entrepierna como si fueran fuertes imanes y sintió su pene más duro que nunca, necesitaba llegar al baño lo antes posible o si no se desmayaría por el sofocante calor y la fuerte droga. Su visión comenzó a entre cortarse muchas manos lo comenzaron a acariciar, por su abdomen, su espalda, su cuello y los jadeos salían de su boca desesperadamente, sus ojos estaban completamente vidriosos aniquilando su cordura… su interior comenzó a morderlo, sus demonios estaban potenciados por la potente droga mezclada con alcohol, su resistencia se estaba agotando y se follaria al primero que se cruce… pero de repente choco con alguien quedando su rostro pegado a la espalda de este sujeto… se sostuvo de una camisa negra y algo sudada, la apretó y sintió sus piernas temblar, el sujeto se dio vuelta viendo a Guille caer al suelo de rodillas… era Samu

 

- ¡Guille! – Samu lo levanto algo asustado – Guille ¿estás bien? ¿Qué sucede? – los ojitos de Guille se dirigieron al mayor mostrando toda su debilidad en una sola mirada despertando el interior de Samu, haciéndole entender que nada bueno estaba pasando

 

Samu lo alzo con fuerza y lo arrastro a su habitación, cuando intento ingresar estaba lleno de personas follandose como locos, ¡hasta había un trió de tías! Por dios quizás se les iba de las manos las fiestas…

Cambio de rumbo y tras él estaba su novia, la ignoro, sabía bien que algo le había hecho la perra de Zahira y todo esto era culpa de Ámbar por dejarlo ir con ella, se encontraba muy enojado con su novia. Salió casi corriendo con Guille a cuestas, dejándola completamente boquiabierta y frustrada viendo como su novio la dejaba ahí para irse con su vecino. Samu salió del apartamento y buscando desesperadamente en los bolsillos de Guille quien temblaba y jadeaba intensamente, quito las llaves abriendo la puerta de su apartamento, cerro con llave y lo llevo a su cuarto sentándolo sobre la cama observando como de a ratos la fuerza le volvía al cuerpo.

 

- Guille… ¿estás bien? – dijo Samu acercando su mano a su mejilla suavemente preocupado, pero se sorprendió con el repentino movimiento del menor, que se aferro fuertemente de su camisa acercándose a su boca

 

- Sa-Samu… - los ojitos de Guille se abrieron con una mirada caliente, mostrándole que ardía por dentro – Por… p-or favor… - su respiración estaba tan agitada chocando en la boca de Samu, comenzó a desabrochar su pantalón de manera torpe y desesperada – Quítame la ropa… penétrame fuerte… te n-necesito dentro… ah-ahora… - ya no podía controlar sus palabras, tan solo le hacía caso a su fuerte deseo y hambre de su vecinito - F-follame – su cuerpo necesitaba de Samu, tomo sus manos y la poso en su pecho  – Es-estoy ardiendo S-Samu… - se había convertido en un pasivo inofensivo que luchaba por sentir placer cueste lo que cueste rogándole que lo toque

 

El rostro de Samu estaba impactado, un chasquido dentro de su ser se hizo presente destruyendo las puertas que abrían paso a que su locura se desparrame en su sangre, calentándose por la erótica vista de su vecino todo caliente manoseándose su entrepierna, retorciéndose de deseo, suplicándole que le arranque el alma en cada estocada, su rostro se transformo a uno lleno de lujuria, estuvo muchos días aguantándose las verdaderas ganas de follarselo tan rudo como pudiese anhelando poder rozarle las entrañas como aquella vez, corrió su rostro hacia el oído de Guille para susurrarle de la manera más guarra que pudiese recibiendo un gemido proveniente del menor

 

- Cuéntame al oído lo que tú deseas nene… - Samu tenía una sola debilidad… Guillermo – A ti podría decirte todo que SI – los gemidos de Guille comenzaron a hacerse más fuerte, esas palabras lo habían calentado masivamente, los suaves susurros liberaban una cálida respiración que era como electricidad para su cuerpo – Te hare gritar… ¿estás listo? – termino diciendo empujándolo a la cama al menor, dejándolo con la mirada entrecerrada, lamiéndose los labios y con la respiración a mil

 

Samu se paro frente a él y lentamente fue desabrochando uno por uno los botones de su camisa, mordiéndose el labio inferior observando cómo Guille quitaba su miembro y se masturbaba ansioso mirando cada movimiento del mayor luchando por desanestesiar su cuerpo y sentir algo de placer.

- Tomare con mis propias manos el mejor regalo de esta noche  – Samu le dedico una sonrisa lasciva, ya no importaba nada, no importaba si su novia sabia, no le interesaba si perdería hasta su familia, había encontrado todo su paraíso en este chico.

______________________________________________________________

Hoooooli :3

Okey… espero que no haya sido mucha trama y poca diversión :3 espero que les guste!!  (inseguridad mode on)

¿Ámbar les sigue pareciendo buena? e.e voy a confesar que los nombres de las chicas son los que les quiero poner a mis hijas… tengo una lista de nombres… si… así como dato volador sin interés alguno jajaja

Estoy súper agradecida, los amo! Siempre siendo tan hermosos, compresivos, expresivos, alentadores conmigo!! Se merecen el cielo!! Me hacen muy feliz!  *los abraza uno por uno fuertemente*

El siguiente cap vendrá lo hard(¿ e.e lo pueden sentir? Samu dejo todo, dejo a su novia por ahí para socorrer a su lindo vecino e.e jdcnjksdcns

Gracias por estar acá siempre dándome aliento y disfrutando lo que escribo! Ya saben que yo lo hago por ustedes y son ustedes los que decidirán cuando esto pare, cuando ya no logre llamar su atención ni complacerlos mientras tanto necesito que sepan que los adoro con el alma!! <3

Como siempre esperare paciente y feliz sus comentarios taaan hermosos!!

 

Gracias z4

 

Tumblr: Flordemilpetalos

Wattpad: floora22

 

Los adorooo!

 

Flori. <3

youtube

Al fin es viernes y hoy me dedico a hablarte un poquito acerca de uno de los canales de YouTube que más frecuento. (La idea es que yo pueda hacer esto, al menos, cada viernes).

Comenzaré con este canal: Mastercracksam, un canal de hechos y misterios terroríficos muy bueno, aunque últimamente ha bajado la calidad (tal vez porque ya no tiene temas de qué hablar, qué sé yo), sin embargo, sus videos de hace algún tiempo, estilo creepypastas, son entretenidos.

“Temerarias y temerarios”, como suele decir él, si les gusta el tema Deep Web y curiosidades tétricas, recomiendo a mil este canal. Les dejo el último video que ha sido publicado por Mastercracksam sobre páginas de la DW 2016.

-Tezzie

“Adicto” Capitulo 4 {Tu sucio juego} Wigetta

Al salir escucho a su lado como la puerta de su vecino se abría, esto era malo ¿creyó poder evitarlo?  pero algo hoy iba a sorprenderlo aun mas…

 

- ¡Samuel! ¡Hola! ¿Qué tal tu día? - Ahí se encontraba su vecino con una sonrisa dulce e inocente saludándolo como si lo que hubiera pasado ayer habría sido un sueño de los más húmedos de su vida…

 

- Pero qué coño… - susurro Samu para sí mismo - Eh… Hola Guille… - el mayor comenzó a ponerse nervioso ¿había soñado lo de ayer?

 

- Recuerda que ibas a ayudarme con el libro ¡eh! No… Te libraras tan fácilmente de mi… - Guille dijo esto susurrando para cambiar su rostro a uno lascivo 

 

Definitivamente Samu no estaba soñando… 

________________________________________________________________________________________

Samu pudo ver como después de la última frase de su vecino su rostro se volvía a suavizar a uno amistoso

 

- Nos vemos, Samu! – Y su “inocente” vecino descendió en el elevador frente a sus ojos con una gran sonrisa

 

¿Qué demonios estaba pasando? Samuel estaba muy confundido, su vecinito ese que ayer se había atragantado con su polla hasta rozarle casi el esófago hora le hablaba como si nada hubiera pasado, pidiéndole que le ayude como habían quedado antes de que el elevador se estropeara o la electricidad se corte… su cuerpo se tenso solo al verlo, pero su vecino no se inmuto, no saco el tema, ni se sonrojo… mientras él estaba ahí con su cabeza hecha un lio dejándolo aun mas en blanco.

No lo podía creer primero un muchacho inocente con un rostro adorable todo avergonzado se ponía nervioso con simples palabras de él; luego se convierte en un devorador de hombres y por ultimo ¿en un vecino simpático e intentando hacer amistad?

Su cabeza iba a estallar, lo dejo perplejo en la puerta de su apartamento… por el momento debía irse a la Uni después tendría tiempo para pensar… o quizás dejar todo así seria lo mejor, él tenía novia y Ámbar era una delicia de persona, no podía hacerle eso… si definitivamente olvidarse de ese pequeño incidente era lo mejor que podía hacer, ya fue demasiado infiel como para seguir…

Cerro la cerradura del apartamento y se largo de ahí.

Su plan de despejarse en la Uni no dio mucho resultado, su mente no paraba de martillarse pensando en su vecino, ¡¡¡no había forma de que fuera tan frio!!! Pero… ¿Qué esperaba? ¿Que lo besara suavemente y le rogara que lo abrace? ¡¡¡Vamos macho es un hombre y solo fue una franeleada!!!

No le gustaba… no… eso no podía pasarle, siempre fue heterosexual y nunca sintió atracción por hombres… es mas tampoco se sintió atraído por Guille, solo… solo se perdió en ese ambiente tan nubloso que causaban las feromonas del menor… si esa era la mejor explicación que encontraba y bueno… tomo la iniciativa porque…

 

- Joooooooooder, ¿Qué diablos me sucede? – Samu se encontraba cansado de pensar tanto

 

Ámbar se encontraba en la casas de sus padres, su relación era muy reciente y le era una mujer hermosa, buena y femenina… estaría solo por unas semanas sin ella cerca… la extrañaría… ¿no?

[…]

Samuel volvió a su apartamento exhausto completamente cansado mentalmente, pero tenía que hacer que la cosas marcharan bien, serian vecinos permanentes y compañeros de estudios desde ayer… quizás solo fue un mal comienzo, hay que echarle la culpa al mal momento que pasaron, de seguro Guille actuó así solo para no crear una mala relación… de seguro…

Guille llego a su apartamento, se preparo algo para comer y se puso a mirar su programa favorito, luego de seguro seguiría con sus estudios… pero las cosas no solo paseaban por la cabeza del mayor…

 

Guille al volver a su casa el día anterior se recostó en la cama aun algo agitado por la intensidad del momento miro el techo de su habitación

 

- Otra vez… parece ser que esta vez es muy fuerte o quizás ya no soy tan fuerte para controlarme, ¡maldita sea le chupe la polla a un pobre tio! – Dijo para taparse sus rasgados ojos con sus manos – Pero… ¿a quién quiero engañar? No me arrepiento de nada… - libero su vista cambiando su rostro a uno lujurioso – Él me agrada, aunque sea de otra… él me pone y tiene que ser mío – termino diciendo esto acariciando lentamente su vientre No te dejare escapar… -

 

Las cosas se pondrían peligrosas, estaba jugando con un hombre que no compartía su gusto sexual, que era de otra mujer, que quizás se dejo llevar por el momento pero que le mostro que no le desagrado para nada verlo correrse ni que se devoraran su pene… cualquier otro te partiría la nariz solo por abrazarlos de miedo…

 

- Serás un objetivo difícil, te encadena tu sexualidad y tu pareja… pero mi adicción es más fuerte que todo eso – Guille pensaba de manera egoísta, estaba alimentando al lobo oscuro que traía dentro dejando moribundo a su lobo moral quien impedía salir toda esa ninfomanía que traía dentro, en fin debía aceptarse como era…o quizás todo era una excusa – Daré pasos lentos… pero te aseguro Samuel, que caerás tarde o temprano, romperé todo lo que ata y probaras el infierno junto a mi –

 

 

Guille tenía una presa en la mira, su cuerpo no lo dejaría en paz si sus demonios no se alimentaban de placer y este muchacho era apuesto, agradable y con un muy buen cuerpo, pero si lo quería tendría que jugar de manera táctica y eso comenzaría muy pronto…

Los días pasaron, las mañanas eran normales ningún tipo de insinuación solo normales.

Guille salía de su apartamento saludando a Samu como si nada pasara y este parecía seguirle el juego, compartían el elevador, caminaban juntos a la Uni, conversaban en los momentos libres y de regreso a casa, esto hacía que su “amistad” y la confianza crezca cada día más, pero no había indicios de querer recordar el incidente tan comprometedor…

Era viernes por la tarde, era el ultimo día de cursada en la Uni pero aun tenían que estudiar muchísimo, los exámenes estaban a la vuelta de la esquina y no llegarían si no comenzaban ahora mismo.

Guille había salido unos minutos antes y tomo rumbo a su casa sin esperar al mayor.

 

- ¡Hola tio! – saludo Samu a su vecino alcanzándolo en su caminata hacia sus apartamentos, realmente se llevaban bien…

- Hola Samu, ¿ya terminaste tú también? – pregunto Guille mirándolo como venia corriendo y acercándose

 

- Si, al fin es viernes ¿Qué harás? ¿Saldrás de fiesta? ¡Deberías invitarme chaval! – dijo Samu con una sonrisa de oreja a oreja

 

-  Tu estas tonto chaval, estamos en plena época de exámenes, hoy no dormiré…  - Guille detuvo su caminata mirándolo fijo y mordiéndose discretamente los labios – Hoy… me quedare toda la noche… estudiando, ¿tú que harás? – su mirada se suavizo y siguió caminando por la acera con una ligera sonrisa

 

- Emm… - uuff casi lo ponen en un apuro a Samu habría jurado que su nuevo amigo había insinuado algo con esa acción se había perdido en sus carnosos labios, pero de seguro se estaba sintiendo algo perseguido – Yo nada, estudiare también, mi novia no vendrá por dos semanas así que eso me ayudara a concentrarme en los estudios – dijo riéndose suavemente

 

- ¿Qué te parece si vienes a mi apartamento y me ayudas con ese asunto, lo recuerdas? – Guille jugaba con las palabras, nada de lo que decía era preciso pero todo era una invitación inconsciente para la mente de su vecino, más ahora que se encontraba solito

 

- ¿Qué? – Samu se detuvo ¿de qué asunto está hablando? Podrían ser miles de cosas… pero lo único que se le vino a la mente fue la imagen de su vecinito corriéndose frente a él con sus ojos vidriosos, mierda no lo había olvidado para nada - ¿Estás hablando de… ese día? – ahora la voz de Samu salió nerviosa e incómoda, estaba casi seguro que sería el momento de hablar…

 

- ¡Pues claro! – Respondió Guille quien se estaba divirtiendo muchísimo con la forma de reaccionar de Samu, que al escuchar esa respuesta bajo la mirada, trago saliva exageradamente y comenzó a juguetear con sus dedos de manera nerviosa - ¿Me ayudaras con el libro o no chaval? Si no quieres dímelo, no es para que te lo pienses tanto - dijo Guille riéndose golpeándole suavemente el hombro a su nuevo amigo

 

Guille podía ser un desgraciado cuando quería, era rápido para pensar y tocar puntos débiles de las personas, se divertía a mares, adoraba ver los nervios del mayor no había nada que el dijera que no lo dejara pensando o con cara de tonto.

Samu levanto la mirada observando la risa tonta de su amigo, estaba comportándose como tonto y si seguía así Guille recordaría ese momento y la volvería a cagar, tenía que actuar normal.

 

- Si, se que sin mí no puedes hacer nada chaval – dijo Samu con un aire de superioridad y entre risas siguieron caminando

 

Samu tenía que olvidarse de todo porque Guille no mostraba interés en lo que había pasado y quizás eso lo tenía más nervioso porque cualquier frase inconclusa proveniente del menor era un enriendo para su mente.

Ambos subieron en el elevador primero Guille y luego Samu, el menor se apoyo contra la pared cruzándose de brazos esperando que Samu apriete el botón de su piso, pero aun así lo penetraba con la mirada una que no decía nada, no mostraba expresión su mirada pero estaba clavada en la espalda de su amigo. Samu quien pudo presentir que lo observaban giro a verlo, maldito lugar tan rutinario y maldito su cerebro que lo llevaba una y otra vez al mismo recuerdo.

Guille inclino de costado su cabeza y sonrió como signo de simpatía, se quito lentamente la sudadera sin apartar su vista, junto a esta su camiseta se levanto dejando a la vista su plano vientre y sin querer dejo caer la sudadera a sus pies, Guille era demasiado calculador y frívolo, nada de su otro yo podía tener buenas intensiones… el menor se agacho separando solo un poco sus piernas intentando retomar su prenda, el elevador tenía unos zócalos de vidrio en la parte inferior que tan solo reflejaban los vaqueros de las personas  y a través de estos Samu logro ver como el jean del menor se tensaba ajustándole levemente sus piernas y su trasero. Guille lo miro desde abajo observando como la mirada del mayor estaba fija en los finos vidrios y giro notoriamente para ver qué es lo que tanto miraba aun sabiendo su destino y en lo que se encontraba perdido.

 

- ¿Qué es lo que tanto miras? Pareces estar empanado – dijo Guille para volver a ponerse derecho y reírse del rostro del mayor

 

- Amm… emm… no, nada – Samu se sorprendió por la repentina pregunta, casi fue pillado mirando el trasero de su vecino a través de los frágiles espejos, se estaba volviendo un pervertido y peor ¡un pervertido con un hombre!

 

- ¿Bajas? O ¿te vas hasta el piso 12? – Guille lo tironeo suavemente del borde de la manga de su chaqueta para sacarlo del elevador – Hoy estas muy empanado a ver si eso afecta a nuestro estudio – le dijo soltándolo y mirándolo con una mirada preocupada pero solo para molestarlo

 

- Que no chaval, que solo me quede pensando – fue la mejor excusa que pudo inventar, este chico lo cuestionaba de manera sorpresiva siempre

 

-  ¿Y en qué piensas? – Guille se volteo quedando frente a Samu

 

Samu lo miro quedándose sin palabras ¿realmente le estaba preguntando en que pensaba? Pero esa forma en que lo detuvo como interrogándolo con una linterna lo estaba provocando

 

-  En ti… - dijo Samu para ponerse realmente serio y estrechar mas la distancia que los alejaba

 

Guille alzo una ceja viendo como su vecino lo enfrento, tenía muchas ganas de volverlo a corromper, pero era aun muy pronto…

 

- ¿En mi? ¿Tú de qué vas chaval? – Guille comenzó a sonreír divertido alejándose disimuladamente para acercarse a la puerta de su apartamento

 

-  En que me vas a cocinar cuando estudiemos juntos ¿usaras un delantal con florcitas? – Samu comenzó a reírse a carcajadas, encontró la forma de ocultar su nerviosismo siguiéndole el juego a su amigo

 

- ¿Qué tal si mejor lo hago desnudo? – Guille murmuro dándole la espalda a mayor sin intensiones de ser escuchado – Anda ven a las 21:30 te gusta la pasta ¿verdad? – pregunto como si aquella frase anterior no hubiera salido de su boca jamás

 

-  Pues claro, me encanta, entonces vendré a esa hora – Samu jamás logro escuchar el murmuro que salió de su vecino

 

Cada uno ingreso a sus apartamentos.

Guille encendió la calefacción ya que hacía bastante frio ahí dentro por el encierro, dejo su mochila en una silla y se sentó en el sillón del living, Samuel era muy fácil de intimidar al principio pero comenzó a rebelarse ante el aunque  no podía arriesgarse demasiado, la primera vez tuvo mucha suerte de que el mayor haya dado el primer paso, pero era seguro que su mente estaba hecho un lio tremendo, esto además de gustarle lo estaba divirtiendo, las mujeres siempre eran fáciles de intimidar y no aguantaban mucho la presión que terminaban lanzándose sobre él; con los pocos hombres que él estuvo tan solo fueron un par de manoseos y besos torpes en los bares gays donde todos estaban muy borrachos pero nada mas sucedía, en cambio ahora estaba cruzando el límite de la ropa acercándose al mortífero cuerpo de Dios de Samuel, era exquisito y había probado su semen… madre mía su miembro estaba reaccionando con tan solo pensar en eso, debía ponerse a preparar la cena sino llegaría la hora y no había hecho nada; una vez terminara de cocinar tomaría una ducha para relajarse, sería una larga noche… y debía planearla fríamente…

Samu por su lado entro a su apartamento quitándose las zapatillas y despeinándose los cabellos, había sido un día largo y unos pequeños momentos algo incómodos junto a su nuevo amigo, se sentía todo el tiempo siendo probado por Guille, ahora tendría que ir a estudiar junto a él con toda su mente inundada en los recuerdos, habían pasado ¿Cuándo? 6 días desde que pasó lo del elevador… ya era hora de saber que nada más pasaría y que solo fue un error. Era momento de seguir aparte estaba conociendo a un gran chico podrían ser grandes amigos…

Samu decidió ducharse primero antes de que se haga la hora de ir a cenar con Guille, las duchas de los apartamentos se encontraban pegadas ya que así estaban diseñados para que las cañerías salieran juntas y ahorrar dinero en tubería. Se desnudo, abrió la llave de agua y espero a que las temperaturas del agua se mezclaran templándose y no quemarse vivo o congelarse como en un glasear, el vapor empezó a invadir el baño, podría sentirse esa hermosa sensación de comodidad cuando te encuentras solo desnudo en el baño sintiendo el calor proveniente del agua, cerró los ojos, se sentó en el borde de la tina, sus músculos comenzaron a relajarse, era muy placentero…

Pero algo lo quito de su momento de relajación, un golpe sordo se hizo escuchar del otro lado de la pared… ¿era Guille? Los ruidos se seguían escuchando… como la llave de agua de su vecino se abría… Samu no realizo ningún movimiento tan solo estaba estático mirando hacia la pared para lograr escuchar cualquier movimiento que haga su vecino.

Los minutos fueron pasando lentamente y suavemente unos roncos gemidos empezaron a penetrar la pared del baño de Samu, quien ahora estaba con los ojos abiertos de par en par, no podía creer lo que estaba escuchando ¿eran gemidos de Guille? Estos se hacían cada vez más largos y profundos, el baño contiguo hacia retumbar todo sonido que emitiera el menor.

Samuel sintió como su cuerpo se tenso y su piel se erizaba con rapidez, esto estaba mal, se estaba estremeciendo en cada sonido erótico que escuchaba salir de la boca de su nuevo amigo, los recuerdos que nunca se había apartado de su mente se hicieron cien veces más fuertes que antes, podía ver en su mente a su vecino con la boca abierta decir cosas guarras como en el elevador, podía verlo menear su pene de manera violenta y sin compasión corriéndose frente a sus ojos, se estaba perdiendo en sus pensamientos, estaba siendo arrastrado nuevamente por esa voz, no entendía el porqué no podía buscar una razón razonable en este momento, solo necesitaba un poco más de él.

Samuel dirigió su mirada a su miembro se sintió algo angustiado observando cómo este firmemente quería erectarse, la sangre corría por cada una de sus arterias alertando a todos sus sentidos que un mensaje desde lo más profundo de su ser haría colapsar una vez más su cuerpo, iba a arder en llamas… iba a masturbarse por escuchar como un enfermo a través de una pared… se desconocía totalmente, no era el Samuel de siempre pero todo era culpa de ese muchacho que lo provoco y se alimento de manera voraz con su polla…

Los jadeos eran como escuchar a los demonios más sucios de Guille que se liberaban para quitarle el aire a cambio de placer, los oídos de Samuel estaban siendo violados por ellos, tomo su pene y tembló a tal roce, realmente había una lucha intensa dentro de sí, su cuerpo contra su mente… rodeo sus dedos en el tronco de su pene y apretó levemente, pudo sentir la velocidad de la sangre, ya no podía evitarlo…

Se levanto del borde de la tina y se acerco a la pared que daba hacia el apartamento de Guille, apoyo su frente en el húmedo mosaico y comenzó un vaivén lento y tortuoso sobre su frágil y sensible piel del pene, entre abrió la boca dejando salir uno de los primeros suspiros cargados de placer, la lluvia de la ducha comenzó a mojar su espalda y los sonidos se agudizaban retumbando en sus tímpanos, la velocidad aumentaba con facilidad, cerró los ojos recordando ese rostro angelical y tan hambriento de Guille, su piel se estremecía con la imagen del menor contra la pared sus piernas tan frágiles y blancas abriéndose sin vergüenza como invitándolo a romper sus puertas y hacerlo suyo, sus ojos llenos de lujuria, ya no podía parar… los jadeos se hicieron más fuertes del otro lado y provocaban fuertes choques eléctricos sobre las zonas erógenas de Samu

 

-  Aaah… ahahaaa… Samm… Samuel – la voz de Guille sonaba desesperada y ansiosa podría hasta deducirse que estaba tocando las capas cercanas al cielo  

 

Samu freno el meneo de su mano de manera abrupta abrió los ojos escuchando como la voz de su vecino lo nombraba en medio de un momento tan sucio, fue lo más exquisito que escucho en su vida, esa voz entremezclada de placer sonaba como un llamado de los Dioses, su erección aumento de tamaño ligeramente subiéndole un calentón inigualable, ahora estaba todo perdido.

Sin piedad escuchando como su nuevo amiguito se masturbaba gimiendo su nombre maltrato su polla de la manera más guarra imaginándose como destrozaba el delicioso culito del menor, estaba siendo muy precoz pero nada le importaba este era el momento más caliente que tuvo en su vida; no recordaba cuando había sido la última vez que se había masturbado solo, pero este desgraciado lo hacía volverse loco y hacer cosas por necesidad. Siguió masturbándose hasta liberar un último gemido acompañado de la liberación de su espeso semen que mancho todo el mosaico del baño el cual fue barrido por las gotas de agua…

 

-  Estas jugando sucio Guillermo, esto es muy sucio – Samuel gruño contra su brazo luego de recobrar un poco de aire, no sabría que pasaría de ahora en más, pero no sería nada bueno para su cordura

 

Guille acabo corriéndose luego de masturbarse y de introducir dos de sus lindos dedos dentro de su ano, sabía que Samu estaba escuchando del otro lado y exhibirse le había provocado muchísimo morbo, el primer paso estaba dado, si Samuel aparecía en su apartamento significaría que aceptaba el reto que aceptaba jugar con el y saciar su hambre…

[…]

La cena estaba lista, los libros y apuntes estaban preparados y Guille tan solo debía esperar… eran las 21:30 y ningún ruido se hizo presente, 22:00 aun nada… Guille sonrió ladinamente ya estaba creído que no vendría, quizás fue demasiado pronto y un paso muy brusco para su vecinito, no pudo habérsele escapado así una presa tan deliciosa…

Pero sus hipótesis fueron interrumpidas por el timbre… allí estaba.

Guille abrió la puerta, con sus cabellos semi mojados y una sonrisa en los labios

 

-  ¡Hooombre creí que ya no vendrías! Anda pasa que se enfría la comida – Guille solo le dedico una sonrisa simpática

 

-  ¿Ya me extrañabas? – pregunto Samu con una risita no tan inocente mordiendo levemente sus labios observando cómo habían zonas del cuello de Guille que se encontraban enrojecidas por el agua caliente, ingreso al apartamento

 

-  Muchísimo… - susurro Guille abriéndole paso a su invitado

 

Ambos darían guerra hasta el último segundo, uno enfermo por el otro y el otro volviéndose adicto…

________________________________________________________________________________________

 

Hooooooooooooooli :3

Cap 4! Espero que les guste!!  No es nada hard, pero tiene suspenso(¿ vaaamos ya vendrá lo bueno se los prometo :3

Perdón este cap lo subi muuuy tarde porque estuve dos días fuera de casa :( lo sieeeento

Gracias nuevamente (se que soy insoportable con esto) por todos los lindos comentarios, criticas, sobreexitaciones e.e y todo lo que me dicen, los adoro en serio son lo mas!!!

Les daría abrazos tocándoles los traseros a todos y cada uno de ustedes e.e *se acerca peligrosamente*

 

LOOOOOOOOOOOOOS ADORO z4

 


 

Wattpad: floora22

 

Flori.

Who's that guy?

Luego de un largo día en el trabajo, al fin había llegado el viernes. Mike llegó a su casa y Caleb aun no estaba, así que simplemente se quitó su ropa y quedó en bóxers, como siempre. Bajó a la sala y se preparó un plato de cereal, dirigiéndose a la sala minutos luego y rescostándose en el sofá para prender el televisor y ver un película cualquiera. Pasada una media hora escuchó como la puerta se abría, y sonrió para sí mismo.- ¿Queridooo? -Llamó a la nada, inclinando su cabeza hacia atrás para poder ver la puerta y visualizar a su prometido a lo lejos.- Al fin llegas, eh.