al ajillo

Comida de hoy: gulas al ajillo

          

External image

Y me diréis, ¿gulas al ajillo? ¿eso no engorda? Pues no, la verdad es que no. Al menos no como yo las preparo. Las gulas en sí son otro sucedáneo del pescado como el surimi, por lo que su aporte calórico es mínimo. El problema de estas es que suelen ir acompañadas de una gran cantidad de aceite. Para las de hoy, eché media cucharada de aceite para sofreir un ajito y otra mitad con las gulas ya en la sartén. Vale, no son delicatessen, pero están estupendas y así al ajillo ligero, 200g tienen alrededor de 250kcal. ¡Un plato ideal para Dukan!

Eso sí, importante, las gulas que compréis han de ser congeladas sin aceite. Algunas vienen ya aliñadas o con gambas y la grasa puede ascender de 3 a 15g! Por lo que estas muy muy de dieta, no serían. Personalmente suelo comprarlas en La Sirena (tienda de congelados que me salva la vida a menudo) o en el Día, donde las tienen especialmente baratas e igual de buenas que las de marca.