agua-fresca

STOP OVER SWEETENING YOUR AGUAS FRESCAS THEYRE SUPPOSED TO TASTE LIKE THE NATURAL SWEETNESS OF THE FRUIT IF YALL JUST WANTED SUGAR WATER GO BUY SOME JUICE STOP FORCING ME TO DOWN AN ENTIRE BAG OF SUGAR

¿Por qué las mujeres vamos acompañadas al baño? 🚽

Para todos esos hombres que se la pasan preguntándonos: ¿por qué te tardas tanto en el baño? ¿por qué siempre van acompañadas? Pues aquí está la respuesta:

El gran secreto de todas las mujeres respecto a los baños es que de pequeña tu madre te llevaba, te enseñaba a limpiar la tabla del inodoro con papel higiénico y luego ponía tiras de papel cuidadosamente en toda la taza. Finalmente te decía: ‘Nunca, pero nunca te sientes en un baño público’.

Y luego te mostraba ‘la posición’ que consiste en balancearte sobre el inodoro en una posición de sentarse sin que tu cuerpo haga contacto con la taza.

‘La Posición’ es una de las primeras lecciones de vida de una niña, súper importante y necesaria, nos ha de acompañar durante el resto de nuestras vidas. Pero aún hoy, en nuestros años adultos, ‘la posición’ es dolorosamente difícil de mantener cuando tu vejiga está a punto de reventar.

Cuando TIENES que ir a un baño público, te encuentras con una cola de mujeres que te hace pensar que dentro está Brad Pitt. Finalmente te toca a ti.

Entras y te das cuenta de que el picaporte no funciona (nunca funciona); no importa. cuelgas las bolsa del gancho que hay en la puerta, y si no hay gancho (nunca hay gancho), inspeccionas la zona, el suelo está lleno de líquidos indefinidos y no te atreves a dejarla ahí, así que te la cuelgas del cuello mientras miras como se balancea debajo tuyo, sin contar que te desnuca la correa, porque la bolsa está llena de cositas que fuiste metiendo dentro, la mayoría de las cuales no usas, pero que las tienes por si acaso.

Pero volviendo a la puerta. como no tenía picaporte, la única opción es sostenerla con una mano, mientras que con la otra de un tirón te bajas los pantalones y te pones en ‘la posición’.

Ahí es cuando tus muslos empiezan a temblar porque estás suspendida en el aire, con las piernas flexionadas, los calzones cortándote la circulación de los muslos, el brazo extendido haciendo fuerza contra la puerta y una bolsa de 5 kg colgando de tu cuello.

Te encantaría sentarte, pero no tuviste tiempo de limpiar la taza ni la cubriste con papel, interiormente crees que no pasaría nada pero la voz de tu madre retumba en tu cabeza ‘jamás te sientes en un inodoro público.

Para alejar de tu mente esa desgracia, buscas el rollo de papel higiénico pero, no hay. El rollo esta vacío (siempre), entonces suplicas al cielo que entre los 5 kilos de cachivaches que llevas en tu bolsa haya un miserable kleenex, pero para buscar en tu bolsa tienes que soltar la puerta, dudas un momento, pero no hay más remedio.

Y en cuanto la sueltas, alguien la empuja y tienes que frenar con un movimiento rápido y brusco, mientras gritas OCUPAAADOOOO!!! Ahí das por hecho que todas las que esperan en el exterior escucharon tu mensaje y ya puedes soltar la puerta sin miedo, nadie intentará abrirla de nuevo.

Estás exhausta, cuando te paras ya no sientes las piernas, te acomodas la ropa rapidísimo y tiras la cadena tratando de tocarla lo menos posible, por si las enfermedades.

Entonces vas al lavabo. Todo está lleno de agua así que no puedes soltar la bolsa ni un segundo, te la cuelgas al hombro, no sabes cómo funciona la llave con los sensores automáticos, así que tocas hasta que sale un chorrito de agua fresca, y consigues jabón, te lavas en una posición de jorobado de Notredame para que no se resbale la bolsa y quede debajo del chorro.

Y ésta es la razón por la que las mujeres vamos en grupo al baño, por solidaridad: ya que una te aguanta la bolsa y la chamarra, la otra te sujeta la puerta, otra te pasa el kleenex por debajo de la puerta y así es mucho más sencillo y rápido ya que uno sólo tiene que concentrarse en mantener ‘la posición’ y la dignidad.

Después de eso salimos y nuestro novio nos pregunta: ¿Por qué te demoraste tanto? uuuuffff… si supieras.

Alright, so you want something sweet, refreshing, and isn’t made by coca-cola? Son, agua fresca is the fucking JAM. Look, all the shit you need is:

6 cups of fruit (I used cantaloupe, but you can use strawberries, pineapple, watermelon, etc)
1 cup of ice
3 cups of water
3 tablespoons of lime juice
3 tablespoons of agave or cane sugar
pinch of salt

Toss all that shit in a blender and zap it. Fucking done. Some people strain the blended fruit for pulp, which makes the consistency a bit more watery. Not me, I like some pulp in that shit. Every sip reminds me what I’m drinking isn’t gasoline.  

Natural sugar is way better for you than that garbage they put in soda.  No bitch, I don’t “wanta Fanta” go get the fuck on. Shit.

El texto está en Español despues del Inglés

Ozomatli, or Monkey, is the sign of artists. Monkeys are related to Quetzalcoatl, the Teotl of Creation. They are known for playfulness, mischievousness, and creativity. In the glyph, they wear the shell-earring of the Teteo of dance, and their foreheads, which is to say, their thoughts, are adorned with jade and turquoise stones.

Ozomatli is ruled by Xochipilli, the Teotl of art, dance, song, hallucinogenic plants, and the sun in the morning. He is the patron of artists.

Above, appears a young man, fishing in a pond. He sweeps up a fish covered in “jewel” glyphs; he is successful in his endeavors, and the fruits of his labor are precious. He speaks, and his words are flowers and jewels. He has the red and white loincloth of the Teteo of death, for the ability to speak in wisdom is won only through suffering. His hair, which is to say, his Tonalli, his destiny, is adorned with jewels and precious quetzal plumes. The pond in which he labors is filled with sea-shells and jewels. The shells are symbols of darkness, the moon, re-birth, and sexuality. The pond rests upon a crimson axe, which is in flames; this is the axe of Tlaloc, the Teotl of Rain, and symbolizes lightning. The flaming axe paired with the cool waters transforms the whole into an Atl Tlachinolli, “Fire and Water.” In the pairing of the two elements of the cosmos, masculine fire and feminine water, conflict is born, and the cosmos set in motion. Through Atl Tlachinolli, which is to say, suffering, sacrifice, death, and destruction, art and creativity is given the impetus to come into being, as wisdom, as explanation, as balm, and as guide. Below, Xochipilli, the Prince of Flowers, speaks; his words are a chain of jewels, of knowledge and precious wisdom, heeded by the artist born on his day.


Ozomatli, o Mono, es el signo de los artistas. Los monos están relacionados con Quetzalcoatl, el Teotl de la Creación. Son conocidos por ser juguetón, por su malicia y su creatividad. En el glifo llevan el pendiente del Teteo de la danza, y en su frente, es decir, sus pensamientos, está adornado con jade y piedras turquesas.

Ozomatli esta gobernado por Xochipilli, el Teotl de arte, danza, canto, plantas alucinógenas, y el sol en la mañana. Es el mecenas de los artistas.

Arriba, aparece un hombre joven, pescando en un estanque. Lleva un pez cubierto de glifos de “joyas”; Él tiene éxito en sus esfuerzos, y los frutos de su trabajo son preciosos. Él habla, y sus palabras son flores y joyas. Él tiene el taparrabos rojo y blanco del Teteo de la muerte, porque la capacidad de hablar en sabiduría esta ganada sólo a través del sufrimiento. Su pelo, es decir, su Tonalli, su destino, está adornado con joyas y preciosas plumas de quetzal. El estanque en el que trabaja está lleno de conchas marinas y joyas. Las conchas son símbolos de la oscuridad, la luna, el renacimiento y la sexualidad. El estanque descansa sobre un hacha carmesí, que está en llamas; Este es el hacha de Tlaloc, el Teotl de la lluvia, y simboliza el rayo. El hacha flameante emparejada con las aguas frescas transforma el todo en un Atl Tlachinolli, “Fuego y Agua”. En el apareamiento de los dos elementos del cosmos, el fuego masculino y el agua femenina nace el conflicto y el cosmos se pone en movimiento. A través de Atl Tlachinolli, es decir, el sufrimiento, el sacrificio, la muerte y la destrucción, el arte y la creatividad reciben el impulso de llegar a ser, como sabiduría, explicación, bálsamo y guía. Abajo, habla Xochipilli, el Príncipe de las Flores; Sus palabras son una cadena de joyas, de conocimiento y sabiduría preciosa, atendido por el artista nacido en su día.

Cuando uno está en el colegio comete muchas estupideces, querer verse grande, querer ser único, no preguntar… Les doy un consejo, dejen esa estupidez, despréndanse del límite, viajen más lejos, sean especiales por no dejarse influenciar por los demás, por ser responsables y pensar en un futuro, porque la vida se puede disfrutar a cualquier edad, porque es feo crecer y darse cuenta de esos errores, sentirse perdido, tienen un idea falsa de lo que es ser grande, piensan que fumar, beber, follar y tener dinero es ser adulto, ser exitoso; Mentira, es una trampa, crecer no es fácil, la vida real no es tan sencilla, proyecte sus metas aprovechando que aún es joven para no tener preocupaciones, ahora que no tiene que pensar en buscar dinero para tener un techo, agua caliente y comida fresca. Es difícil hacer lo que digo, pero todo se soluciona preguntado, porque uno es joven y estúpido, uno no se las sabe todas maestro, es la realidad, así que sin miedo, afronten eso y constrúyanse.

— Un Chico Escribiendo.

Solía llenar un vaso de vidrio con agua natural y dejarlo por un rato en la mesa como trampa, sabiendo que tarde o temprano ella pasaría y bebería un poco dejando impregnado ahí el sabor de sus labios, principal ingrediente de algo a lo que yo solía llamar “Agua de beso”, y a la que agregaba hielo y un poco de concentrado de menta y bebía casi a diario.


Janeth, así se llamaba. Tenía la manía de agarrar mi comida sin mi permiso, dejarla a medio comer sin preocuparse por borrar las huellas del crimen e irse a jugar Mario Kart a mi sillón favorito hasta quedarse dormida (Es decir 10 minutos después).


Janeth, también tenía los ojos bonitos y el cabello rubio y alborotado, las manos delgadas y blancas y hoyuelos en las mejillas; le gustaban los martes, el Skyy Sunset, hablar con los niños y Iron Maiden. Su color favorito era el azul cielo, su comida favorita las enchiladas suizas y su bebida favorita el agua fresca de un tentador vaso de vidrio dejado en la mesa accidentalmente por algún despistado ingenuo.


A Janeth la conocí un viernes, 6 de marzo y la última vez que la vi fue un domingo, 9 de agosto.

—  Letras Secretas