adoptar

Castrar: Extirpar o anular los órganos genitales, capar.

Esterilizar: Destruir los gérmenes patógenos que hay o puede haber en cualquier lugar u objeto.

► SIEMPRE ES NECESARIO CASTRAR:

-Se evita que los perros se peleen por las hembras y salgan heridos o mueran.

-Se evita que las hembras sean ACOSADAS por muchos perros y que la lastimen.

-Se evita el ABANDONO y la SOBREPOBLACIÓN de perros: Una perra puede tener hasta 5 perritos por cada embarazo: ¿y dónde van a terminar esos perritos? EN LA CALLE.

-Se evita que los machos se escapen de la casa (por estar en celo se van en busca de hembras y se extravían o son atropellados por autos, etc.).

-Se evitan embarazos psicológicos en las hembras.

-Disminuye la agresión de los machos.

-Se evita la constante marca de territorio

-Se evitan tumores de mamas y tumores venéreos

¿QUERÉS MÁS RAZONES?

Visita -► facebook.com/elcampitorefugio

Muchos hombres homofóbicos se han masturbado viendo pornográfia lésbica, pero están en contra de que ellas se casen. Muchas personas homofóbicas tienen un amigo homosexual que daría la vida por ellos, pero ellos al enterarse de sus preferencias lo abandonan. Muchos homofobicos, son homosexuales que nunca han sido felices y esconden tras el odio su desdicha.

Heterosexuales dejando a sus hijos tirados en basureros, pero si homosexuales lo quieren adoptar es una aberración.
Heterosexuales que se casan obligados porque .. Ups.. Embarazo no deseado, y hay parejas homosexuales que lo que mas desean es casarse y tener una familia.
Si, muchos homosexuales van contra de Dios, pero también muchos heterosexuales. Ambos pueden cometer los mismos pecados, ambos pueden ser ateos, ambos pueden ser blasfemos, ambos pueden ser deshonestos e hipócritas.
Creo que es hora de que usted señor/a piense si su actuar es correcto o si usted en verdad esta encontra de Dios.
El que juzga juega a ser Dios ¿Acaso eso no es blasfemia?

HETEROFOBIA Eres heterosexual, así que no tienes derecho a vivir con la persona a la que amas. Ni a compartir tu día a día con ella. Ni a casarte. Ni a adoptar hijos. Ni a formar una familia propia. Es más, como eres heterosexual tu modelo de vida supone una amenaza para las demás familias. No se puede consentir que heterosexualices a tus hijos. A tus amigos. A quienes te rodean. Tu proselitismo heterosexual es inadmisible. Por supuesto, tampoco es admisible que te beses en público. Ni te cojas de la mano. Ni que pienses en el sexo como placer. O como deseo. El sexo solo es procreación: eso es lo natural (lo única y exclusivamente natural). Como eres heterosexual, en muchos países tu forma de amar será prohibida. Insultada. Castigada. Ocultada. Y será represaliada en países como Rusia. O condenada a cadena perpetua, como en Uganda. O a pena de muerte, como en Somalia o Mauritania. Y, vivas donde vivas, serás objeto de bullying, y de mobbing, y de burlas crueles por tu pluma: porque se te nota demasiado que eres hetero en tus gestos, en tu modo de hablar y hasta en tu forma de mover la manos. Ahora, prueba a sustituir heterosexual por homosexual. Por gay. Por lesbiana. Por bisexual. O por transexual. Y si encuentras alguna diferencia en el absurdo que encierran estas líneas, corre a una biblioteca: quizá leyendo puedas curarte de la ignorancia y, con ella, del odio. Por eso, cifras como esos 77 países donde -sí, a fecha de hoy- ser homosexual se considera un crimen, solo pueden ser motivo de vergüenza y de indignación. Y, por eso mismo, también de lucha.