adoptar

A veces me mirabas, sonreías
y era como si el atardecer más bonito
hubiese decidido adoptar la forma de tus labios.
He deseado tantas veces volver a aquel sitio.
Llenarte las manos de flores,
la boca de sonrisas,
el cuello de besos.

He amado tu cuello, ¿sabes?
Esta es una de las cosas que nunca te dije.
También tus mejillas, tus pestañas, tus orejas.
Eras preciosa en aquel pasado
y hoy sigues siéndolo en mis sueños.

Te maquillabas apurada y a veces con calma.
Solías tener una manera de caer en la cama,
tan cansada, que ganas me sobraban
de acostarme a tu lado.
Luego veías el techo, suspirabas.
Yo sabía que la paz tenía algo que ver con que
me mirases buscando respuestas en mis ojos
y con que me abrazaras sin mediar palabra.
Sabía que el amor nacía cuando te acostabas en mi pecho,
cuando nos tomábamos de las manos,
y el resto del mundo nos dejaba en paz sin rencores.
Los días se nos hicieron largos,
las noches siempre demasiado cortas.
Vivimos encerrados en aquel invierno
de unos cuantos metros cuadrados
y viajamos a tantos lugares con un abrazo.

Claro que eso y casi todo lo que escribo
forma parte de la recreación de una vida a tu lado.
Nunca mis manos sostuvieron las tuyas,
nunca te vi dormir de madrugada,
nunca salí contigo a cualquier sitio,
ni quedábamos para vernos tras el trabajo.

Eso duele. Saber que no exististe.
Saber que no te tuve
ni un segundo, siquiera.

Saber que te quedaste detrás de mis ojos,
a una eternidad de distancia de mi boca;
que luego las palabras que dije nunca te llegaron
y que el viaje de aquel sueño se prolongó demasiado.
Todos estos recuerdos son tan ficticios
como el adiós que te di aquella noche,
como aquel café en el que nos conocimos,
como aquella playa en cuya orilla descansa tu nombre.

Y sé que contigo hubiese sido feliz.
Sé que no me hubiese hecho falta extrañarte,
tampoco dudar si me creías cuando decía que te amaba
porque lo tenías claro desde el principio.
Hoy he confirmado que eres tan hermosa como imposible.
Quien te quiera lo comprenderá de inmediato
tal como yo he llegado a aprenderlo de memoria.

Y seguirás sonriendo allí por donde pasas
y los hombres seguirán soñando con caminar contigo.
Tú serás tan libre como aquellas flores que te gustan
y adornarás la vida de quien sepa merecerte.
Seguirás floreciendo incluso en invierno
y el amanecer de tus ojos iluminará el mundo.

Este es el regalo de consolación que me queda:
Mientras yo siga siendo capaz de escribir,
no hará falta la noche para abrazarte,
ni el calor de nuestras manos,
ni amar tu cuello, ni verte dormir sonriendo,
ni echar raíces ahí por donde tus pasos dejan huella.
Yo cerraré los ojos siempre que quiera
para traerte de vuelta y decirte muy bajito
sin que nadie pudiese escucharme,
que esta vez no quiero despertar si no es contigo.

Contaré atardeceres con mi bolígrafo de testigo,
dibujaré nubes en el cielo, planetas en el cosmos
y en aquella playa que nunca existió,
borraré tu nombre de su orilla
para que existas invisible,
para que te escondas en mi suspiro,
tan perdida como cuando llegaste,
tan hermosa como cuando te quedaste
y tan triste como cuando te fuiste.

Aquí el adiós que nunca quise darte:
te quiero.

Echarte de menos duele demasiado
y ni tú ni nadie sabe cuánto es demasiado.

Asume que te quiero y yo asumo que me olvidas.
Yo firmo con mi muerte en vida y tú con tu vida por delante.
Este es el trato irrompible y vitalicio.
Había demasiadas letras pequeñas
y te juro que no me había dado cuenta.
Tienes que creerme.
—  Heber Snc Nur
No te enamores de Sagitario.

Se convertirá en todos los animales existentes y sus facetas lo harán un ser peculiar. Jamás te aburrirás a su lado, cada salida con él será una aventura y siempre aprenderás algo nuevo. Querrá hacer las cosas más absurdas a tu lado. Te invitará a todo lo que le parezca atractivo, saltar de un tren en movimiento, tirarse de paracaídas, bucear hasta las profundidades de su corazón. No te enamores del Arquero, sus ocurrencias siempre serán motivo de algarabía, verás lo bien que se destaca como líder y lo bien que se ve arriba del escenario. No te enamores de Sagitario,  siempre tratará de ver el lado positivo de las cosas y de encontrar siempre una sonrisa entre un mar de lágrimas. Te dejará ser libre, te quitará todas las cadenas que te atan a él, él sabe que no es necesario una pulsera que suena para saber que estás cerca. Sagitario es tan abierto y exótico que puede adoptar cualquier faceta. No te enamores de él, porque de seguro que se convertirá en el ser más romántico que hayas conocido y sus palabras no se compararán con las de ningún otro; cada movimiento de su cuerpo será melodía para tus ojos. Te sorprenderá cada día con algo nuevo, porque siempre tiene algo en mente. Salir junto a ti será su deporte favorito y jamás dejará de decir lo que siente, lo que piensa de ti, de tu belleza, de lo encantado que está contigo. No te enamores de Sagitario, porque aún cuando duerme, su alma saldrá de su cuerpo e irá a buscar la tuya, sólo para que juegues con él.

Quiero todo. Pero no en el sentido superficial, es decir, quiero todo. Quiero ser mesera y artista, un payaso y un abogado, ser estilista y doctora, regalar sonrisas y comida, adoptar perros y aprender a bailar tango. Quiero bailar bajo la lluvia y correr entre la nieve, quiero un beso bajo la luz de la luna y uno sobre una montaña alta. Quiero gritar bajo el agua y reír en una galería de arte. Quiero escribir un libro y comprar una casa, quiero casarme y bautizar una estrella, quiero dormir en una playa y visitar la selva, quiero ir a parís y adoptar a un niño de África, quiero dormir bajo un puente y escuchar la vida de alguien que lo perdió todo, quiero visitar cada pueblo pequeño de mi país, ahí donde vive la gente humilde y escuchar de sus vidas, quiero escribir otro libro sobre viajes, quiero que mis papás estén conmigo en algunos viajes, quiero salvar una vida, quiero que una fundación de animales lleve el nombre del primer perro que amé, quiero ser ingeniero y trabajar en un hotel, quiero contestar llamadas y ayudar a una persona malhumorada, quiero ser cantante y aprender a bailar cumbias, quiero visitar un castillo y regalar un abrazo a la persona mas triste que viva ahí, quiero saber lo que es ser nadie y quiero sentir como aquellos que se sienten todo. Quiero subir a un puente y no saltar, quiero conocer a alguien y cambiar su vida, quiero sentir que he ayudado a alguien para que cuando muera pueda sentir que de verdad viví, de verdad usé mi vida, salvando otras.

Películas zodiacales ‘‘especial halloween’‘

ARIES: La Aldea

Los vecinos de una pequeña población rural de Pennsylvania viven atemorizados por culpa de unos extraños seres que habitan en los bosques circundantes. Saben perfectamente que para salvarse deben cumplir escrupulosamente ciertas reglas: evitar que vean el color rojo porque los atrae, mantenerse alejados del bosque, donde esperan agazapados la llegada de alguien, y obedecer la campana de alerta, que indica que se acercan a la aldea.

TAURO: Criatura de La Noche

Oskar, un tímido niño de doce años, que es acosado en el colegio por sus compañeros, se hace amigo de Eli, una misteriosa vecina de su edad, cuya llegada al barrio coincide con una serie de inexplicables muertes. A pesar de que Oskar sospecha que Eli es un vampiro, intenta que su amistad esté por encima de su miedo.

GÉMINIS: El Resplandor

Jack Torrance se traslada con su mujer y su hijo de siete años al impresionante hotel Overlook, en Colorado, para encargarse del mantenimiento de las instalaciones durante la temporada invernal, época en la que permanece cerrado y aislado por la nieve. Su objetivo es encontrar paz y sosiego para escribir una novela. Sin embargo, poco después de su llegada al hotel, al mismo tiempo que Jack empieza a padecer inquietantes trastornos de personalidad, se suceden extraños y espeluznantes fenómenos paranormales

CÁNCER: El Niño

Greta es una joven americana que acepta trabajar como niñera en Inglaterra huyendo de su pasado. Para su sorpresa, el niño al que tiene que cuidar es un muñeco a tamaño real. Además, en el cumplimiento de su trabajo tiene que seguir unas reglas muy estrictas. Cuando se queda sola, Greta desobedece las normas, lo que desencadena una serie de eventos perturbadores que le llevarán a convencerse de que el muñeco podría estar vivo.

LEO: Líbranos Del Mal

Ralph Sarchie es un agente de policía de Nueva York que se dedica a investigar una serie de asesinatos que parecen tener relación con posesiones demoníacas. Sus pesquisas lo llevarán a aliarse con un sacerdote muy poco convencional, experto en exorcismos.

VIRGO: Los Otros

Isla de Jersey, 1945. La Segunda Guerra Mundial ha terminado, pero el marido de Grace no vuelve. Sola en un aislado caserón victoriano, educa a sus hijos dentro de rígidas normas religiosas. Los niños sufren una extraña enfermedad: no pueden recibir directamente la luz del día. Los tres nuevos sirvientes que se incorporan a la vida familiar deben aprender una regla vital: la casa estará siempre en penumbra, y nunca se abrirá una puerta si no se ha cerrado la anterior. Pero el estricto orden que Grace ha impuesto se verá desafiado por circunstancias que escapan a su control.

LIBRA: La Huérfana

Cuando Kate y John Coleman pierden al bebé que estaban esperando, todo se derrumba a su alrededor. Su matrimonio se tambalea y la mente de Kate se llena de pesadillas, miedos y temores. Para intentar recuperar la normalidad, la pareja se dirige a un orfanato local con la intención de adoptar a un niño. Allí se sienten extrañamente atraídos por Esther, una niña de rostro angelical. Pero cuando la chiquilla llega a casa de los Coleman, empiezan a ocurrir cosas extrañas, y Kate se da cuenta de que Esther esconde un terrible secreto.

ESCORPIO: El Príncipe de las Tinieblas

Un sacerdote cree haber descubierto el lugar de descanso de Satán, en el sótano de una iglesia abandonada de Los Angeles. Junto a un grupo de estudiantes de física, el sacerdote prepara un proyecto científico que siga manteniendo encerrado al Príncipe de las Tinieblas. Encerrados en la iglesia por fuerzas siniestras, los estudiantes descubren que deben luchar para impedir la llegada del Mal al mundo.

SAGITARIO: Así En La Tierra Como En El Infierno

A lo largo de los kilómetros y kilómetros de tortuosas catacumbas que hay bajo las calles de París, un grupo de exploradores se aventura entre los cientos de miles de huesos sin catalogar y acaba averiguando cuál era la verdadera función de esta ciudad de los muertos. El recorrido se convierte en un viaje al corazón del terror.

CAPRICORNIOSiniestro

Un periodista viaja con su familia a lo largo y ancho del país para investigar terribles asesinatos que luego convierte en libros. Cuando llega a una casa donde ha tenido lugar el asesinato de una familia, encuentra una cinta que desvela horribles pistas que van más allá del esclarecimiento de la tragedia.

ACUARIO: Ginger Snaps

Brigitte y su hermana Ginger son dos extrañas adolescentes muy unidas… y aburridas de su rutinaria vida. Pero cierta noche en que deciden gastar una broma a un chico, Ginger acaba siendo atacada por una extraña criatura. Aunque se recupera milagrosamente de las heridas, Ginger no está bien: comienzan a crecerle pelos en las cicatrices, una cola asoma por la base de su espina dorsal y siente un deseo irrefrenable de sangre humana… se está convirtiendo en una mujer-lobo. Brigitte tiene que ayudar a su hermana y recurre a Sam, un joven enigmático, con fama de chico malo y muy aficionado a la botánica… Y mientras Brigitte lucha por proteger a Ginger, se convierte en cómplice de sus crímenes violentos e incontrolables.

PISCIS: Ouija

Un grupo de jóvenes utiliza una ouija para tratar de contactar con una amiga que ha fallecido recientemente. Los problemas surgen cuando, sin querer, convocan a una presencia oscura. Adaptación del juego de tablero de Hasbro.

Duraznito-.