adolescente

¿Sabes? Eres tan joven, y ya te quedaste sin espíritu. Intentas cada mes cambiar, pero siempre cambia el escenario pero no el problema. Eres joven, puedes cometer errores, porque sabes que si no los haces, no aprenderás nada por tu propia cuenta. Te sientes mal pero no lo puedes cambiar. Te sientes gordo, pero puedes adelgazar. Odias tu cabello, pero puedes cortarlo y sentirte más cómoda. Odias levantarte igual todos los días, pero puedes pintar tu cuarto de otro color y pegar pinturas de Van Gogh o una frase de tu abuela. Odias sentir todos los días igual, pero puedes escuchar ópera mientras vas a la escuela. No tienes dinero para ese álbum nuevo, pero de seguro te alcanzará para una camisa de esa banda. Te sientes mal y te cortas, pero recuerda lo que te hacia feliz cuando tenías 6 años y trata de traerlo a ahora. Te sientes del asco porque no tienes novio o novia, pero recuerda que si no le dices a él o ella lo que sientes jamás sabrá lo que puede suceder si no te arriesgas a cambiar lo que te aburre. No tengas miedo a fallar, porque recuerda que del caos nacen las estrellas.

-Lina.