accion poetica

La gente dice que los perros huelen el miedo, yo digo que huelen el amor. Los perros de la calle siempre se te acercan cuando te sientes más triste o más solo. Y tú piensas que es al revés. Entonces lo acaricias y piensas que lo has hecho feliz un momento. Pero en realidad, ellos piensan que te han hecho feliz a ti. A veces los perros simplemente tienen un instinto que los lleva hasta donde se les necesita, para hacerte sentir un poco más amado, a pesar de todo el maltrato que enfrentan en el camino. ¿Puedes imaginar esa clase de amor?