absolutamente

Me acostumbre a que gente llegue y desaparezca sin decirme absolutamente nada.

— Un Chico Escribiendo.

Microcuento: 29 de tintubre de 2016

Al principio puede que le molestase que la gente lo evitase por su color negro pero se había acabado acostumbrando e incluso le había cogido el gusto al tema. Paseaba por debajo de la escalera de la calle número trece con orgullo y un poquito de chulería, subía a las mesas de las terrazas de las cafeterías asustando a los clientes para que derramaran todos los saleros, entraba en las tiendas de antigüedades y lograba que la gente se asustase con su presencia y chocase contra los espejos, rompiéndolos en mil pedazos. Todo le daba absolutamente igual. Como a cualquier gato.

Te entregué mi amistad, te entregué mi tiempo, mi confianza, mi corazón, te entregué absolutamente todo para que en un abrir y cerrar de ojos lo tiraras todo a la mierda y me cambiaras por alguien más
  • <p> <b></b> – ¿Te encontraste con ella de nuevo?<p/><b></b> – Sí, estuvimos en el mismo lugar anoche. Apenas la vi, reconocí a la chica tierna que conocí hace un par de años.<p/><b></b> – ¿Y qué pasó? ¡Cuéntame todo!<p/><b></b> – No pasó nada.<p/><b></b> – ¿Cómo que nada?<p/><b></b> – Nada, no pasó absolutamente nada. Solo la vi.<p/><b></b> – Pero eso ya me lo dijiste.<p/><b></b> – La vi de lejos.<p/><b></b> – ¿No se saludaron?<p/><b></b> – No.<p/><b></b> – ¿Por qué? Tú sí que estás loco, llevas meses diciéndome que te mueres por verla de nuevo y cuando por fin logras encontrarte con ella, ni siquiera la saludas.<p/><b></b> – Es que tú no entiendes.<p/><b></b> – No, créeme que no entiendo nada.<p/><b></b> – Ella se reía todo el tiempo, se notaba que estaba feliz.<p/><b></b> – Pero, ¿por qué no la saludaste?<p/><b></b> – Cómo te explico que me estaba acercando cuando de pronto apareció alguien que fue directamente hacia ella, le agarró la cara y le dio un beso. En ese momento descubrí que había perdido a la mejor chica que pude haber conocido en mi vida… para siempre.<p/><b></b> – Debiste buscarla antes.<p/><b></b> – Debí, pero no lo hice. Probablemente sea de lo único que me arrepienta porque yo odio arrepentirme de algo, pero esto es una clara excepción.<p/><b></b> – A veces es ahora o nunca, yo también lo aprendí.<p/><b></b> – Pero sabes qué, luego pasó algo muy extraño. Ella me miraba como si quisiera decirme algo y no sabía qué hacer en ese momento.<p/><b></b> – ¿Y qué hiciste? ¡Cuéntame!<p/><b>– Escribí en un papel esto:</b> “Te deseo toda la felicidad del mundo, porque tú eres la mía. Si tú estás feliz, yo también lo estaré… así tú no estés a mi lado. No importa nada más” y antes de irme se lo entregué.<p/><b></b> – ¿Te dijo algo?<p/><b>– No en ese momento. Cuando llegué a mi casa tenía un mensaje en mi celular que decía:</b>  “Yo tampoco soy feliz”.<p/></p>
Se você tem alguém que te protege, te cuida, te dar carinho e que te ama apesar de tudo. Meu amigo, se você tem tudo isso, você tem absolutamente tudo.
—  Júlio, seu idiota.
La peor característica de cada signo

Aries: Criticas mucho pero juras que no lo haces.

Tauro: Siempre crees tener la razón

Geminis: Nunca sabes lo que haces

Cancer: Muestras poco interés por las personas más maravillosas y por eso las pierdes

Leo: Crees que todos te necesitan

Libra: Dejas que se aprovechen de ti y luego te quejas

Escorpio: Te obsesionas con las personas

Sagitario: No aceptas las criticas

Capricornio: Crees que te las sabes todas

Acuario: La arrogancia es sólo una mascara. 

Piscis: Te sientes mal con absolutamente todo