a quien vas a amar mas que a mi

Para las princesas que esperan a su principe.

No hay nada que atente mas contra el verdadero amor que conformarse con algo menos que el ideal soñado. Te pasas gran parte de tu juventud esperando a un hombre que te haga temblar de amor solo con mirarte a los ojos, un príncipe que te haga desmoronar con su sonrisa, pero a medida que transcurre el tiempo te convences que ya no quedan hombres así, o lo que es peor, comienzas a sospechar que quizá nunca nadie te va a enamorar como te mereces, que tal vez eso solo pasa en las películas. Lo único que te queda y sabes con certeza, es que estás profundamente enamorada…pero del amor. Aunque aún no te has enamorado de nadie, aún así tienes la capacidad de leer una tarjeta romántica y conmoverte hasta el alma, o puedes mirar una película de amor y llorar como una niña…es que las ganas de enamorarte son tan fuertes que el mismo amor que esperas.

Y enamorarse del amor nunca es bueno, porque siempre lo ideal va a colisionar con la realidad; cuando no logras enamorarte de alguien de verdad y solo amas el amor, el romanticismo no alcanza y termina en la cursilería barata. Las amigas comienzan a decirte: “¿Y qué estás esperando? ¿Al hombre perfecto? Olvídate! Búscate a un hombre bueno que te quiera bien y date por dichosa!” Y lo peor…es que les empiezas a creer, abandonas la búsqueda de ese verdadero amor soñado, le pones un cartel de “disponible” a tu corazón y te dejas atrapar por el primer muchacho bueno que te promete una familia estable.
Conozco a varias mujeres que se casaron con la ilusión que el casamiento por si mismo les iba a regalar la felicidad que buscaban; pero tan pronto terminó la boda y la luna de miel fue un recuerdo del mes pasado…quedaron tan vacías como cuando aún no amaban.
Es que se casaron enamoradas del amor, y no del amado. Son esas mujeres que cuando le preguntas si son felices te responden como solían hacerlo nuestras abuelas: “La verdad, es que es me tocó un hombre bueno y muy trabajador…no puedo quejarme, es un buen padre”; te dan ganas de decirle: “No te pregunté si tu esposo es un vago, un hombre malo o un pésimo padre, te pregunté si eres feliz, si ese hombre despierta tu pasión todos los días, si te corta la respiración cuando te roza la piel, si te tiene enamorada como a una tonta adolescente aunque hayan pasado mas de veinte años!”

Es que el amor simplemente ocurre el día menos pensado, cuando descubres que el corazón ya no te pertenece y se transforma en un cóctel de sentimientos que no puedes controlar y mucho menos disimular, especialmente cuando el te mira directo a los ojos.
El estar enamorado hasta la médula es un sentimiento que nos ha regalado el Señor, no hay que tenerle miedo. La semana que no lo ves, es como si todo el paisaje se volviera gris. El solo saber que entra al lugar donde estás, se te ilumina el alma, te comienza a latir fuerte el corazón y te comportas como una adolescente. El recibir un pequeño mensaje de texto de el, una simple línea, simplemente te cambia el humor de todo el día, o lo que es mejor, de toda la semana.
Sin duda, hay un elemento emocionante en la atracción física, pero es sólo una de las muchas cosas que te atraen. A medida que pasan los días, te enamoras más y más. Si estás enamorada, la persona que amas saca a relucir tus mejores cualidades y te hace querer ser una mejor persona. El amor verdadero saca lo mejor de ti, nunca lo peor; de allí surge como consecuencia la admiración. Uno admira a quien logra descubrir lo mas bello y secreto que hay en tu interior.
Cuando amas, incluso la ausencia hace que tu corazón se enamore más y más. El amor puede sobrevivir la prueba del tiempo y de la distancia. Y te aseguro que sobrevivirá. No te hace falta verse todos los días para asegurarte lo que sientes. Simplemente con recordar cada frase, cada gesto, cada mirada…te alcanza y sobra para entrecortarte la respiración. Ninguna otra persona, por atractiva que sea, puede llenar el vacío de tu corazón como lo hace el.
Lo patético del caso es que quien está enamorada del amor, un buen día se conforma con un “peor es nada” o con un “por lo menos no estoy sola” y trata de convencerse que lo ama. Piensa que en el fondo, es afortunada en haber dado con un “hombre bueno”, que la quiere bien, le dará la oportunidad de formar una familia, la va a cuidar y no le hará faltar nada; y como quien compra un electrodoméstico, se auto convence que se acostumbrará a esta nueva vida con lo que acaba de adquirir.

Cada noche piensa que esto debe ser lo mas parecido al amor que ella soñaba, que tarde o temprano va a aprender a amarlo. Pero a amar nunca se aprende (se siente o no se siente) el amor de uno solo nunca alcanza para los dos y aunque bese durante treinta años al mismo sapo, nunca se convertirá en príncipe (lamento hacerle añicos el cuento a alguna princesa con mi exagerada dosis de sentido común).
No estoy tratando de decir que tu amado no sea de carne y hueso, todo lo contrario, Lo mas probable es que tenga tantas virtudes como defectos, y es justamente por esa razón que necesitas sentir amor del bueno. Ese amor que perdura y aumenta con los años porque la llama se mantiene encendida y no porque quedaste atrapada en una relación.
Aún así, soy de la idea que todo podría marchar medianamente bien por algunos años y quizá ella logre acostumbrarse a una vida medianamente tranquila junto a un “hombre bueno y trabajador”, mientras va olvidando aquel amor ideal que nunca llegó a su puerta.
Pero un día (no importe cuantos años hayan pasado) en alguna esquina de la vida, ella se topa con ese verdadero amor con el que siempre soñó y guardó en su corazón de quinceañera. Alguien que con solo mirarla le hace pedazos todo lo que ella creyó construir con mucho esfuerzo y la logra derretir solo con su sonrisa de caballero. Porque aunque ya no lo espera, un buen día irrumpe en su corazón y literalmente le desmorona lo que hasta ese entonces ella creía que era el amor.

Ella se vuelve a sentir una adolescente y tonta enamorada (tenga la edad que tenga), por primera vez aparece esa sensación de mariposas en el estómago y no puede dejar de pensar en el nunca mas. Pero claro…ya es demasiado tarde, ella creyó que con estar enamorada del amor le bastaría para aprender a amar al “hombre bueno” que tiene a su lado…hasta que realmente se topa con el verdadero príncipe que no supo o no quiso esperar.
Como ella es una señora de bien, no hará ninguna locura y ocultará ese nuevo sentimiento en las profundidades de su corazón (como supo decir aquella anciana de la película Titanic de James Cameron: “El corazón de una mujer es un océano de secretos”) ella amará en silencio, y cada noche se irá rápido a la cama para permitirse de vez en cuando soñar con ese amor que le ocasiona cosas que ella pensaba que ya no era capaz de sentir, mientras que sabe que debe compartir el resto de lo que queda de su vida con el hombre bueno, que por lo menos “no la hizo sentir tan sola” cuando pensaba que aquel príncipe nunca llegaría.
¿Te parece una historia demasiado triste? Es probable. Pero es una hipótesis, algo que en la medida de lo posible, deberías evitar que te suceda.
Por eso siempre que alguien que va a casarse y viene a pedirme algún consejo, lo primero que le pregunto es si realmente ama a su pareja con locura, con esa pasión con la que el Señor nos dotó para amar, incondicionalmente y con todo el corazón.
Y en ocasiones, termino descubriendo que tal vez quien está a punto de casarse solo está “enamorado del matrimonio”, “de tener una familia propia” o “enamorado del romanticismo”. Ninguna de las tres motivaciones alcanza para pasarse el resto de su vida junto a otra persona. O sea, claro que puedes, la gran pregunta es si serás feliz.

Así que este mensaje es para ti, pequeña Princesa: No importa si tienes 15 ó 50 años y nunca te enamoraste de verdad, sigue esperando a tu príncipe y no te conformes con algo menor a un corazón locamente enamorado ¿Te preguntas si existe ese príncipe? Claro que existe ese amor de las películas. Por supuesto que existe ese hombre que con solo mirarte unos segundos puede desnudarte el alma y dejarte expuesta como a un niña. Te doy mi palabra de honor que existe ese hombre con el poder de derretirte solo con su mirada y que logra estrujar tu corazón con una sonrisa. Ese hombre está en alguna parte, tal como lo soñaste. No te conformes con menos de lo que siempre quisiste que te pase. Y aún cuando te quedes dormida de tanto esperar…te aseguro que el te despertará de tu letargo con un beso que cambiará tu vida, tal como la conoces hasta hoy.

—  Me llamo Mikelo

Mi meta de relación es estar con alguien que sabrá el significado de la palabra “amor”, que me va a esperar para ir a la iglesia, que va amar a Dios antes que amarme, que me va a mirar por dentro y reconocer quien soy en verdad. ..
Voy amar su perfume y su abrazo, Dios me hará verte diferente, no como muchos solo miran la belleza externa, mas tu serás aquel que me hará querer mirarte todos los días…
A la mujer le gusta el hombre rico?
Si, rico de la presencia de Dios. ..
Si no es asi no lo quiero. 😊😍😍😍

“Perdoname… Quiero aprender a tocarte y no se… Tengo mas miedo por ti que por mi joder… Tengo que aprender a quererme y no querer , si me pierdo en ti… Dime que me encuentras , si solo soy feliz cuando abres tu puerta , si eramos un sueño dime quien nos despierta , sigo sola en el banco porque nadie se sienta?
Quiero reflejarme en tu mirada una vez mas , que pueda abrazarte y no me sueltes nunca jamas , quiero ver como tu cuerpo va , perdiéndose en el mio sin volver atrás.
Una batalla entre mis miedos, contra tu verdad , quien salta al vació teniéndote dentro, yo que hice las maletas queriendo volar y las deshizo el temor a lo que siento y dime quien va amar de verdad …quien no se va a romper por dentro.”
-yo

Creo que hay más amor entre nosotros que el que yo pueda haber visto en alguien mas, es inefable para mí intentar explicar cómo yo llegué a sentir todo esto por alguien a quien no he tenido enfrente mío.
Pero tengo claro que sin pensarlo daría mi vida por ti, porque sin ti yo no.
Suena simple pero en realidad no lo es, no es fácil llegar a amar tanto a alguien mas que a uno cuando tu vida va “bien” y te entregas sabiendo que le estás dando el poder a una persona de destruirte, de que derribe tu mundo y que tome tu vida.
Es un sacrificio el que uno hace cuando se enamora y cuando pasa hay que ser lo suficientemente maduro emocionalmente y tener alguna cicatriz profunda para saber que de verdad lo estás, te das cuenta que cuando la persona es la indicada no cuesta nada enamorarse pero toma años saber qué es el amor.

Yo lo sé.
Lo sé, porque siento como cada parte de mi ser se transforma cuando ella me habla, cuando logro verla, cuando la escucho, cuando siento su olor y cuando me dice te amo me doy cuenta que sí, que mi vida es de ella y no mía, que le pertenezco en una forma que va más allá de lo físico, es mi centro, de ahí soy y a donde siempre quiero ir.

Hoy es un día especial porque es el día en que el amor es celebrado para mi entre los dos porque hace un mes fue la primera vez que nosotros fuimos capaces de expresar mutuamente nuestro amor y la verdad que el único amor que quiero celebrar en la vida es el que compartimos, que nos llena a ambos y que hace que podamos seguir con esto que nos ha costado bastantes lágrimas a ambos, eres mi lucha.

Espero cuando llegues a leer esto amor, ya estemos juntos o que por lo menos ese momento ya esté cerca porque no me imagino un día mas sin estar cerca de ti, empezar nuestra familia y vida juntos.
Se que todo esto suena loco, pero contigo al lado quién no perdería la cabeza?

Te amo Fanny, sé que no te gustan las cursilerías y lo entiendo, las guardo en secreto, feliz cumple mes mi amor.

Soy...

Soy de esas mujeres que no son solo la portada, soy de aquellas que te toma mas que una simple taza de café conocerla, soy de esas que su forma de pensar es propia y sale de lo habitual, a veces ni siquiera yo me entiendo y mi mayor meta es ayudar al todo el mundo aunque a nadie se lo diga. Soy de las que se enamoran rápido pero saben la diferencia entre estar enamorada y amar a alguien, soy alguien que jamás va a enjuiciar a nadie por que creo que cada quien tiene el derecho de ser, pensar y actuar como quieran, soy chapada a la antigua tratándose de amor, soy melosa, tierna y cursi, he sido de los corazones nobles que son fáciles de engañar, soy capaz de aceptar que no soy perfecta y cometo errores y a su vez soy de aquellas personas que aprenden de estos mismos. Soy de esas personas con un sentido de humor muy simple, si, me río de cualquier tontería, soy de las que si me gusta un hombre le llevaría su dulce preferido cada que nos viéramos, soy mujer y si, me gusta jugar vídeo juegos, no cuento calorías a la hora de comer algo, no arreglo mi cabello, mi maquillaje se basa en rimel de pestañas y delineador negro, prefiero mis jeans a una falda, me encanta devorar libros de novelas y pasar el rato viendo películas, soy quien no se puede quedar quieta por mas de 5 segundos cuando escucho música, hay cosas en mi vida que no me gustan, sin embargo soy quien las sacara adelante, las cambiara o mejorará cuesta lo que cueste, soy aquella persona que soporta el dolor si hacer ni un solo gesto, también soy de las sentimentales que llora en las películas, soy de las mujeres que las conquistas llevándolas a comer helado mientras le hablas de algo muy interesante. Soy mis ganas de emprender cosas nuevas, soy parte de las personas que dicen lo que piensan, soy aquella que tiene ganas de perderse en el mundo de vez en cuando, soy quien cree que si estiro lo suficiente los bazos tocaré las estrellas, soy a quien puedes llamar infantil pero jamas dejaran de gustarme los peluches y las películas animadas, a lo único que soy adicta son a los dulces y a los besitos detrás de las orejas, soy una personita que realmente jamas a odiado a nadie, soy la guardiana de mis secretos y vivencias mas profundas, soy quien sin importar nada creerá en el amor para siempre, soy de esas que te harán pensar las cosas dos veces, soy de aquellas que tienen miedo pero no se dejan vencer por eso. Soy… soy esa persona que sabe que es arte algo mas grende, algo increible, algo que somos todos.

😞 Duele amar tanto a alguien que si se va tienes la tonta ilusión de que volverá como siempre, duele que a el parece que no le afecta alejarse de mi, mientras yo estoy cayendo cada vez mas fondo, duele que por mas que no le quiera tomar importancia no puedo, duele que no pueda olvidarlo, duele que no se allá despedido al menos, duele que yo me quede aquí como una tonta esperando que regrese y llorar por su ausencia y tal vez el esta mejor quien querrá un desastre en su vida, alguien que constantemente tiene un humor de la fregada y seguido decae 😞 y duele no saber como esta y que este a miles de kilómetros y que me quiera hacer la fuerte pero ya no puedo siento que voy a explotar😞💣 02-07-16

Carta abierta "A las que esperan" :)

No hay nada que atente mas contra el verdadero amor que conformarse con algo menos que el ideal soñado. Te pasas gran parte de tu juventud esperando a un hombre que te haga temblar de amor solo con mirarte a los ojos, un príncipe que te haga desmoronar con su sonrisa, pero a medida que transcurre el tiempo te convences que ya no quedan hombres así, o lo que es peor, comienzas a sospechar que quizá nunca nadie te va a enamorar como te mereces, que tal vez eso solo pasa en las películas. Lo único que te queda y sabes con certeza, es que estás profundamente enamorada…pero del amor. Aunque aún no te has enamorado de nadie, aún así tienes la capacidad de leer una tarjeta romántica y conmoverte hasta el alma, o puedes mirar una película de amor y llorar como una niña…es que las ganas de enamorarte son tan fuertes que el mismo amor que esperas.

Y enamorarse del amor nunca es bueno, porque siempre lo ideal va a colisionar con la realidad; cuando no logras enamorarte de alguien de verdad y solo amas el amor, el romanticismo no alcanza y termina en la cursilería barata. Las amigas comienzan a decirte: “¿Y qué estás esperando? ¿Al hombre perfecto? Olvídate! Búscate a un hombre bueno que te quiera bien y date por dichosa!” Y lo peor…es que les empiezas a creer, abandonas la búsqueda de ese verdadero amor soñado, le pones un cartel de “disponible” a tu corazón y te dejas atrapar por el primer muchacho bueno que te promete una familia estable.
Conozco a varias mujeres que se casaron con la ilusión que el casamiento por si mismo les iba a regalar la felicidad que buscaban; pero tan pronto terminó la boda y la luna de miel fue un recuerdo del mes pasado…quedaron tan vacías como cuando aún no amaban. 
Es que se casaron enamoradas del amor, y no del amado. Son esas mujeres que cuando le preguntas si son felices te responden como solían hacerlo nuestras abuelas: “La verdad, es que es me tocó un hombre bueno y muy trabajador…no puedo quejarme, es un buen padre”; te dan ganas de decirle: “No te pregunté si tu esposo es un vago, un hombre malo o un pésimo padre, te pregunté si eres feliz, si ese hombre despierta tu pasión todos los días, si te corta la respiración cuando te roza la piel, si te tiene enamorada como a una tonta adolescente aunque hayan pasado mas de veinte años!”

Es que el amor simplemente ocurre el día menos pensado, cuando descubres que el corazón ya no te pertenece y se transforma en un cóctel de sentimientos que no puedes controlar y mucho menos disimular, especialmente cuando el te mira directo a los ojos.
El estar enamorado hasta la médula es un sentimiento que nos ha regalado el Señor, no hay que tenerle miedo. La semana que no lo ves, es como si todo el paisaje se volviera gris. El solo saber que entra al lugar donde estás, se te ilumina el alma, te comienza a latir fuerte el corazón y te comportas como una adolescente. El recibir un pequeño mensaje de texto de el, una simple línea, simplemente te cambia el humor de todo el día, o lo que es mejor, de toda la semana.
Sin duda, hay un elemento emocionante en la atracción física, pero es sólo una de las muchas cosas que te atraen. A medida que pasan los días, te enamoras más y más. Si estás enamorada, la persona que amas saca a relucir tus mejores cualidades y te hace querer ser una mejor persona. El amor verdadero saca lo mejor de ti, nunca lo peor; de allí surge como consecuencia la admiración. Uno admira a quien logra descubrir lo mas bello y secreto que hay en tu interior.
Cuando amas, incluso la ausencia hace que tu corazón se enamore más y más. El amor puede sobrevivir la prueba del tiempo y de la distancia. Y te aseguro que sobrevivirá. No te hace falta verse todos los días para asegurarte lo que sientes. Simplemente con recordar cada frase, cada gesto, cada mirada…te alcanza y sobra para entrecortarte la respiración. Ninguna otra persona, por atractiva que sea, puede llenar el vacío de tu corazón como lo hace el. 
Lo patético del caso es que quien está enamorada del amor, un buen día se conforma con un “peor es nada” o con un “por lo menos no estoy sola” y trata de convencerse que lo ama. Piensa que en el fondo, es afortunada en haber dado con un “hombre bueno”, que la quiere bien, le dará la oportunidad de formar una familia, la va a cuidar y no le hará faltar nada; y como quien compra un electrodoméstico, se auto convence que se acostumbrará a esta nueva vida con lo que acaba de adquirir.

Cada noche piensa que esto debe ser lo mas parecido al amor que ella soñaba, que tarde o temprano va a aprender a amarlo. Pero a amar nunca se aprende (se siente o no se siente) el amor de uno solo nunca alcanza para los dos y aunque bese durante treinta años al mismo sapo, nunca se convertirá en príncipe (lamento hacerle añicos el cuento a alguna princesa con mi exagerada dosis de sentido común).
No estoy tratando de decir que tu amado no sea de carne y hueso, todo lo contrario, Lo mas probable es que tenga tantas virtudes como defectos, y es justamente por esa razón que necesitas sentir amor del bueno. Ese amor que perdura y aumenta con los años porque la llama se mantiene encendida y no porque quedaste atrapada en una relación.
Aún así, soy de la idea que todo podría marchar medianamente bien por algunos años y quizá ella logre acostumbrarse a una vida medianamente tranquila junto a un “hombre bueno y trabajador”, mientras va olvidando aquel amor ideal que nunca llegó a su puerta.
Pero un día (no importe cuantos años hayan pasado) en alguna esquina de la vida, ella se topa con ese verdadero amor con el que siempre soñó y guardó en su corazón de quinceañera. Alguien que con solo mirarla le hace pedazos todo lo que ella creyó construir con mucho esfuerzo y la logra derretir solo con su sonrisa de caballero. Porque aunque ya no lo espera, un buen día irrumpe en su corazón y literalmente le desmorona lo que hasta ese entonces ella creía que era el amor. 

Ella se vuelve a sentir una adolescente y tonta enamorada (tenga la edad que tenga), por primera vez aparece esa sensación de mariposas en el estómago y no puede dejar de pensar en el nunca mas. Pero claro…ya es demasiado tarde, ella creyó que con estar enamorada del amor le bastaría para aprender a amar al “hombre bueno” que tiene a su lado…hasta que realmente se topa con el verdadero príncipe que no supo o no quiso esperar. 
Como ella es una señora de bien, no hará ninguna locura y ocultará ese nuevo sentimiento en las profundidades de su corazón (como supo decir aquella anciana de la película Titanic de James Cameron: “El corazón de una mujer es un océano de secretos”) ella amará en silencio, y cada noche se irá rápido a la cama para permitirse de vez en cuando soñar con ese amor que le ocasiona cosas que ella pensaba que ya no era capaz de sentir, mientras que sabe que debe compartir el resto de lo que queda de su vida con el hombre bueno, que por lo menos “no la hizo sentir tan sola” cuando pensaba que aquel príncipe nunca llegaría.
¿Te parece una historia demasiado triste? Es probable. Pero es una hipótesis, algo que en la medida de lo posible, deberías evitar que te suceda.
Por eso siempre que alguien que va a casarse y viene a pedirme algún consejo, lo primero que le pregunto es si realmente ama a su pareja con locura, con esa pasión con la que el Señor nos dotó para amar, incondicionalmente y con todo el corazón.
Y en ocasiones, termino descubriendo que tal vez quien está a punto de casarse solo está “enamorado del matrimonio”, “de tener una familia propia” o “enamorado del romanticismo”. Ninguna de las tres motivaciones alcanza para pasarse el resto de su vida junto a otra persona. O sea, claro que puedes, la gran pregunta es si serás feliz.

Así que este mensaje es para ti, pequeña Princesa: No importa si tienes 15 ó 50 años y nunca te enamoraste de verdad, sigue esperando a tu príncipe y no te conformes con algo menor a un corazón locamente enamorado ¿Te preguntas si existe ese príncipe? Claro que existe ese amor de las películas. Por supuesto que existe ese hombre que con solo mirarte unos segundos puede desnudarte el alma y dejarte expuesta como a un niña. Te doy mi palabra de honor que existe ese hombre con el poder de derretirte solo con su mirada y que logra estrujar tu corazón con una sonrisa. Ese hombre está en alguna parte, tal como lo soñaste. No te conformes con menos de lo que siempre quisiste que te pase. Y aún cuando te quedes dormida de tanto esperar…te aseguro que el te despertará de tu letargo con un beso que cambiará tu vida, tal como la conoces hasta hoy.

Así…? o mas claro..? DIOS te ama princesa.!!! eres su mayor tesoro, yo suspiros cuando te miro…. SONRÍE…!!! no dejes que un chico, una amiga o sea quien sea te quite esa sonrisa YO TE AMO.. como nadie te va amar, con amor eterno….TE AMO tanto que di mi mas grande tesoro mi hijo…lo di por amor a ti, para que cuando leas esto sonrías…y sepas que TE AMO..!!