Vicente-Trueba

El Balonmano Torrelavega pide el apoyo de la ciudad para conseguir la salvación.

El Balonmano Torrelavega se juega su permanencia en la División de Honor Plata. El conjunto de Diego Soto tiene tres partidos por delante para salir de los puestos de descenso. Serán tres choques vitales, de esos que se deciden por pequeños detalles y en los que sentirse arropado por los aficionados supone comenzar ganando. Cuántos más corazones naranjas haya en la grada, mayor será el estímulo para nuestros jugadores.

Por este motivo, la directiva de la entidad desea invitar a los peñistas y aficionados de la R.S.Gimnástica a acudir al Vicente Trueba. La cita es el próximo sábado, día 02 de mayo, a las 18:30 horas y la entrada es gratuita.

¡¡Os necesitamos para seguir vivos!!

Mieres es sin duda el feudo del ciclismo asturiano

Avenida José Antonio de Mieres, hoy calle Manuel Llaneza durante una carrera ciclista en el año 1968

El prestigio de las pruebas que se celebraban en el concejo y sus promotores. 

Mieres es sin duda el feudo del ciclismo asturiano por excelencia aunque paradójicamente no aporta ciclista alguno de relieve, si exceptuamos a Rafael López Amat, de Turón, figura en los años 50 del pasado siglo, y el recientemente retirado Benjamín Noval. 

Por el contrario Mieres tiene un gran protagonismo en la celebración de eventos ciclistas. En este caso es inevitable citar al santo y seña del ciclismo en Mieres y Asturias: Cilio Losa. Losa organizaría a partir del 18 de julio de 1943 el Circuito Nacional de Mieres celebrado tradicionalmente la víspera de San Juan. En la primera edición ya estarían presentes las grandes figuras de la época como los hermanos Delio -vencedor aquel año- y Emilio Rodríguez, Fermín Trueba, Vicente Carretero, José Lahoz, Gándara y los asturianos El Carbonero, Pinzales, Severino Hevia , Laguna etc., en un perfil de circuito netamente urbano de 30 vueltas a La Pasera, El Vasco, La Carolina y La Pasera. Losa organizaría también cinco Vueltas a Asturias en la década de los años 50. 

El circuito de Mieres congregaba en sus calles cada año, por San Juan, a miles de personas. Recuerdo que siendo adolescente en los años 50 me desplazaba desde Felechosa en una época en que el ciclismo era un deporte de masas, después del fútbol y por encima del motociclismo, que desde 1946 a 1955 alcanzó grandes cotas de popularidad en nuestra región también en circuitos urbanos.

Seguir leyendo en:

http://elblogdeacebedo.blogspot.com.es/2015/01/mieres-es-sin-duda-el-feudo-del.html