TOC

Mas, querido, você sempre vai me ter. Vai me ter nas promessas que você quebrou, no chão que você me roubou, nas noites de sono que você estragou. Você vai me ter sempre, mas nunca ao seu lado.
—  Tickets of Cassie.
Poema de un obsesivo-compulsivo

La primera vez que la vi, todo en mi cabeza se tranquilizó.
Todos los tics, todas las imágenes que aparecían, solamente desaparecieron.

Cuando tienes un trastorno obsesivo-compulsivo, no tienes momentos tranquilos, la verdad. Incluso en la cama, estoy pensando:
¿Cerré las puertas? Sí.
¿Me lavé las manos? Sí
¿Cerré las puertas? Sí.
¿Me lavé las manos? Sí

Pero cuando la vi, lo único en lo que podía pensar 
era en la curva cerrada de sus labios,
o en la pestaña en su mejilla,
la pestaña en su mejilla,
la pestaña en su mejilla.

Sabía que tenía que hablarle.

La invité a salir seis veces, 
en treinta segundos,
dijo que sí en la tercera pero parecía que ninguna me había salido bien,
entonces seguí intentándolo.

En nuestra primera cita, estuve más tiempo organizando mi comida por colores que comiéndola o hablándole a ella. 

Pero le encantaba… 

Le encantaba que le diera un beso de despedida dieciséis veces, (o veinticuatro si era miércoles).
Le encantaba que me tomara una eternidad volver a casa,
porque hay un montón de grietas en la vereda.

Cuando nos mudamos juntos,
me dijo que se sentía segura,
como si nadie nunca nos robaría jamás,
porque definitivamente cerré las puertas con llave…
unas dieciocho veces.

Siempre miraba su boca cuando hablaba,
cuando hablaba,
cuando hablaba,
cuando hablaba,
cuando decía que me amaba, su boca se acurrucaba en los bordes.

En las noches, se recostaba en la cama y me veía apagar todas las luces.
Y prenderlas,
y apagarlas,
y prenderlas,
y apagarlas,
y prenderlas,
y apagarlas,
y prenderlas,
y apagarlas.

Cerraba sus ojos e imaginaba que los días y las noches pasaban frente a ella.

Una mañana, comencé a darle besos de despedida, pero,
se fue porque la estaba atrasando para llegar al trabajo.
Cuando me detenía enfrente a una grieta en la vereda,
ella sólo seguía caminando.
Cuando me decía que me amaba,
su boca era una línea recta…

Me dijo que estaba haciéndole gastar mucho tiempo,
y desde la semana pasada que está durmiendo en la casa de su madre.
Me dijo que no debió haberme dejado apegarme tanto a ella,
que todo esto era un error…

Pero, ¿cómo puede ser un error si no tenía que lavarme las manos después de tocarla? ¡El amor no es un error!

Y me está matando que ella puede escapar de esto y yo no,
no puedo simplemente salir y encontrar a alguien más porque siempre estoy pensando en ella. 

Por lo general, cuando me obsesiono con cosas,
veo gérmenes moviéndose dentro de mi piel,
me veo a mí mismo siendo atropellado por una sucesión interminable de automóviles.
Y ella… fue la primera cosa hermosa en la que he quedado atrapado.

Quiero despertar cada mañana pensando en la manera en que ella toma su volante, 
la manera en que gira las perillas de la ducha como si estuviera abriendo una caja fuerte,
la manera en la que sopla las velas,
sopla las velas,
sopla las velas,
sopla las velas,
sopla las velas…

Ahora, sólo pienso en que alguien más la esta besando.
Siento que no puedo respirar, porque la besan una sola vez.
Y a el no le interesa que el beso sea perfecto…

Quiero tanto que vuelva,
que dejé las puertas sin llave,
dejé las luces prendidas.

Quando estamos apaixonados de verdade, lutamos por aquilo, não simplesmente viramos as costas e esperamos as coisas acontecerem, para depois virar e querer saber no que deu.
—  Tickets of Cassie.
O problema não é quando as coisas começam a dar errado. O problema começa quando você duvida dos seus próprios caminhos e escolhas, quando aquilo que parecia ser seu porto seguro e combustível, vira a sua doença e seu medo de avançar para o lado errado.
—  Tickets of Cassie.
”No sé por que andas con eso de la depresión si sólo es cuestión de alegrarse y ya”“Tienes que socializar más”“Debes dejar de preocuparte por tu peso”“Ámate a tí misma, no es difícil”“Eso de la ansiedad es puro cuento, deja de ser tan histérica”“Eres una exagerada”“Yo a tu edad no era así””Ya empezaste con tus dramas...”“Eres muy rara”

La sociedad nos obliga a cambiar pero ellos empeoran las cosas.