Siga-Me

Para: Mamá

Mamá, estoy realmente muy triste hoy. Y de alguna manera lo siento, porque no ha de ser facil para ti tampoco. Pero mamá, estoy realmente muy triste hoy.
A lo largo de mi corta vida conocí a muchas personas, hice daño y deje que me lo hicieran, lo siento.
A veces me pregunto si es que alguien puede escucharme, porque suelo pedir ayuda entre susurros.
Y lo siento, mamá, deberia habertelo dicho desde un principio.
Mami… es que hay tantas cosas que no sabes, que no te imaginas.
Y de verdad lo siento, no puedo llorar a escondidas hoy.
Mamá, te amo, pero me odio, por eso lo siento. De verdad no quiero hacerte sufrir, ¿Qué puedo hacer?
Se que me has enseñado bien, no deberia huir. Pero si me voy, si me rindo, quiero que sepas que a veces hay que ir encontra de lo que aprendimos, y aun asi, todo va a estar bien.
Y si estas leyendo esto, espero que puedas entender, que no soy lo suficientemente fuerte para afrontar todo este camino.
Si suelto tu mano y comienzo a correr, no quiero que me sigas, solo mira como a veces tenemos que dejar ir los recuerdos, porque eso soy… mamá, yo solo soy recuerdos. Tu pequeño se rompio hace mucho tiempo, y solo quedo esto.

Aunque me deprimí, 

aunque intenté morir,

aunque odié mi existencia,

hoy soy una enamorada de la vida,

aunque sea de a ratos,

a veces un rato largo,

y otros más cortos,

aunque la vida me siga jugando en contra,

agradezco el hoy,

y todo lo que soy,

me llena de orgullo la persona

en la que me he convertido.

Pero para llegar a ser quien soy,

necesité caerme,

y vaya que caí bastante abajo 

algunas veces,

pero aprendí a levantarme,

aprendí que seguiría cayendo,

pero también aprendí,

que soy más fuerte de lo que creía,

y por eso sigo aquí,

agradeciendo la vida,

y lo maravillosa que puede llegar a ser.

Ella es la mejor actriz, se pasa la vida careteando ser feliz
La pibita que no vas a poder retener a tu lado
nunca.

Le gusta la libertad
y la forma en la que el viento juega con su cabello cuando sale al patio a respirar un poco
Tiene los ojos más hermosos ocultando los secretos más turbios.

Sus labios suelen adornarse de sarcasmo con más frecuencia que de sonrisas
y tiene una forma de reírse que te invita a reírte con ella una vida
y lo que siga.

¿Cómo me decís que las mujeres hermosas no tienen que oler a birras y cigarrillos?

Si ella me decía que me amaba solamente después de un par de botellas, mientras se fumaba un pucho,
y en esos momentos me parecía
la chica más linda de todas.

Pero nunca se acordaba de sus confesiones
ni de sus besos
ni de nada que pudiera llegar a atarla
a alguien tan simple como yo

Se queda conmigo sólo cuando se le ocurre
que necesita algo de estabilidad entre tanto caos
Y cuando le doy la seguridad que necesita
Se va otra vez de mi

Volando lejos
Tan hermosa
Tan libre
Tan suya y no mía
.

Si necesitas llorar, llora. No retengas todo ese océano dentro. Respira profundo y encuentra en el fondo las razones por las que seguir intentando salir de Roma. No todos merecen ser recuerdos, algunos merecen ser algo más que fantasmas que el tiempo barre a su ritmo y se los lleva al rincón empolvado del universo.

Quiero dedicar estas palabras a aquellos seres que no encuentran su lugar en el mundo, que ni siquiera un abrazo logra sacudirles la nieve, el frío y la soledad que llevan en el borde de su vida. Quiero decirte que, en el momento en el que te paras frente a la ventana a mirar la lejanía, alguien al otro lado del mundo, también piensa que eres hermoso. Hermoso a tu medida, complexión y sonrisa.

No eres del todo oscuridad, como la luna no es todo el tiempo luz. A veces se oculta, no queda rastro de dónde estuvo las noches anteriores, ¿dónde está? ¿en quién piensa cuando el cielo la echa de menos?
Incluso en los malos días, sale el sol. Así que no te detengas, sigue el ritmo de las cosas que carecen de sentido, construye un hogar en el hoyuelo de la sonrisa que te compone los días.

Sé velocidad, peligro y salvación, pero no te mueras jamás mientras la canción siga sonando de fondo.

Me pregunto, cuántas veces tuve que huir de un funeral, cuántas veces me venció el dolor cuando estaba en una lucha inmortal conmigo mismo, cuántas veces el atardecer me sonrió a distancia mientras yo no dejaba de contemplar el desastre en el que fui feliz, cuántas veces tuve que tirar la misma piedra para que tropezara una sola persona en mi camino y que, a raíz de ello, surgieran destellos de luz; cuántas veces tuve que soltar una mano para quererme, porque, de lo contrario, aferrarme hubiese significado ser consciente de las puñaladas.

Hoy veo en retrospectiva y me doy cuenta de que muchas personas nunca estuvieron, que se limitaron a seguir mi baile, pero jamás bailaron conmigo, sólo me miraron desde la banca de los corazones rotos. Pobres de aquellos, me digo a mí mismo, permanecieron para no hacerme daño y terminaron sangrando a través de mis heridas.

Agradecer a todos aquellos que me vieron incendiarme mientras otros dormían, a aquellos que me vieron sangrar mientras otros dormían, a aquellos que abrazaron cada parte descompuesta para encontrarle un sentido, una forma y un motivo para sonreír, mientras otros dormían.

Si necesitas reír, ríe. Qué importa si te hicieron daño en el pasado, ahora aquel es un lugar muerto del que no puede florecer ninguna rosa. Ríe como un loco, como un demente que ha encontrado el secreto para ser feliz, como un irreversible maniaco que busca con urgencia viajar por el mundo y descubrir nuevas experiencias.

Sal, corre desnudo a media noche, desvístete los remordimientos y odios, córrete en la boca de aquellos que hablan serpientes de ti, folla en la cocina, en el sofá, en el jardín, pero no te pongas triste por personas que no puedes cambiar. Es tu libro, tu historia, tus personajes, tus puntos, tus comas, tus páginas. Eres tú quien escribe. Y yo te recomiendo que escribas una historia que nunca nadie pueda pasar a la pantalla grande, porque es demasiado. Demasiado real e indestructiblemente tú.
—  “Eres tú quien escribe”, Benjamín Griss

Hubo un momento de mi vida en que me conformé con lo poco que me daban, creí que era feliz, o tal vez pretendía serlo, me obligaba a serlo, ¿por qué? Porque suponía que así debía de ser. Bien dicen: “aceptamos el amor que creemos merecer”; y sí, mientras una persona no se quiera lo suficiente a sí misma, seguirá aceptando amores mediocres, amores a medias.

Pero va pasando el tiempo, los años y las experiencias te hacen madurar, entender tantas cosas. Después de muchos golpes y caídas entendí que no hay persona que ame más que a mí misma, y entonces es cuando comprendes que mereces un amor completo, en toda la extensión de la palabra.

Veo parejas de años, o de meses que se tratan mal, que se gritan o que son infieles y es cuando no logro comprender que siguen haciendo ahí, ¿tan poca cosa se creen? Lamentablemente a veces el miedo a la soledad, al no saber qué hacer, hacen que se queden estancados con una persona que no los hace crecer y que sólo limita sus sueños.

No soy exigente, pero sé lo que quiero y tampoco me conformo a la primera. No mendigo amor, porque nadie está para rogar nada. La persona que me quiera me querrá por como soy, por lo que soy y admirará cada parte y cosa de mi vida que me sentiré satisfecha de quien soy.

No quiero a alguien que me entienda y me dé la razón siempre. Quiero a alguien que peleé sus ideas y me haga comprender o aceptar el hecho de que no siempre pensaremos igual.

No quiero a alguien que me siga a todos lados, que haga lo que yo quiero. Quiero a alguien que me dé mi espacio, que se dé su espacio y que juntos comprendamos que antes de conocernos teníamos una vida, una familia y grandes amigos. Deseo que se involucre con ellos, sin embargo que también me deje ser yo, la yo que antes era.

Pero sí quiero a un hombre que me ame por todos mis defectos, que me admire por todas mis virtudes, que sepa que antes sufrí y que ahora estoy de pie dispuesta a dar lo mejor de mí. Quiero a alguien que me llame a las 2 de la mañana sólo para decirme que me extraña, a alguien que me escriba algo cursi porque le nació y no porque cumplimos meses. Quiero un chocolate de sorpresa, una visita inesperada, quiero esas llamadas hasta quedarnos dormidos.

Quiero a alguien que vea películas románticas conmigo, alguien que me ame por ser cursi y que le guste que sea así; alguien que comprenda que un día puedo ser la más romántica y al otro seré fría, pero eso no quiere decir que dejé de quererlo, simplemente así soy yo. Quiero a alguien que comparta algunas de mis pasiones o que se interese por ellas, quiero a alguien interesante, alguien que tenga siempre algo que contarme, alguien que se interese por mi día, por lo que me pasó, por saber siempre cómo estoy.

Quiero a alguien que sea respetuoso conmigo, con mi familia, con todos; alguien que hable tanto como yo, alguien que me escuche, alguien que me vea y sólo sonría. Quiero a alguien divertido, que le guste bailar, que sepa bailar, aunque yo no sepa, alguien que quiera enseñarme aunque yo no aprenda.

Quiero a alguien con quien pueda hacer el ridículo y saber que no pasa nada. Alguien que no le importa que me coma diez tacos, o uno más que él; alguien que entienda que un día puedo ser una señorita y otro querré andar sin maquillaje y sin peinarme.

Necesito a alguien en mi vida que entienda mi pasión por el ejercicio, mi pasión por leer, por escribir.

Alguien que entienda que a veces sólo querré dormir, salir de mi rutina, no saber de nadie.

Quiero a alguien que comprenda que un día querré huir, saldré corriendo de mi rutina diaria y no por eso querré estar sin él, al contrario, espero que sepa que al final del día lo único que me consuela es verlo, es abrazarlo…

Es simplemente saber que está para mí, como yo siempre lo estaré para él.

—  Una noche sin café.
Quisiera poder ocultarme de ti un momento, desconectarme de todo el dolor y los recuerdos que me traen tu nombre, poder liberarme de lo que me ata a ti y no me deja ser libre.
Aún no estoy lista para dejarte ir, pero se que después tampoco lo seré, así que prefiero separarme de ti ahora y dejar todo atrás, todo el dolor que me has causado, borrarte de mi mente y de mis recuerdos, simular como si nada hubiera pasado, poder vivir sin tener que girar en torno a ti y a tu mundo.
Me has dicho que ya no eres mujeriego, pero ¿De verdad es eso posible? ¿Dejar todo lo que eras tan rápido, dejar de querer a todas esas chicas hermosas que te rodean y hacerme caso a mí, que no me puedo comparar en nada a ellas?. Por tus conversaciones se que no es así, que me mientes porque no quieres reconocerlo, porque no quieres herirme más.
Tú y tus amigas son inseparables, ellas me odian y te quieren para ellas solas, pero yo que soy tu novia, yo que se supone soy tuya y tú eres mío, ¿Porqué te dejas llevar tan fácilmente por ellas y me dejas a un lado? No lo entiendo, se supone que esto no debería de ser así.
Aquella chica de la que me hablabas tan melancólico, todas esas veces que me hablabas de ella, cambiabas la historia entre ustedes dos. Lo siento, terminé leyendo sus conversaciones y leí que aún la extrañabas, que la querías… Que incluso la podías llegar a amar como a mí, entonces ¿Debería apartarme de su camino y entregarte a ella?, ¿Porqué no me puedes querer solo a mi, y tu amor tiene que ser compartido por alguien más?¿Porqué?… 
No se que hacer con estos sentimientos tan profundos que llevo dentro, tan tristes y tan rotos, que duelen cada vez que los recuerdo.
Solo te pido que si alguna vez me llegaste a amar solo a mi, lo sigas haciendo. No conviertas lo que debería ser solo nuestro con alguien más.
Por favor, no seas coqueto con alguien más que no sea yo, sea por broma o no, eso me lastima. Si quieres hacerlo adelante, pero tienes que saber que entonces me separaré de ti y dejaré de sufrir, de guardarme todo lo que por estos 8 meses he hecho. Por favor, solo dime cosas bonitas a mi y no a alguien más que no sea yo, no quiero seguir siendo lastimada pensando que soy la otra de las miles de chicas a las que les hablas bonito… y por favor, si no es mucho pedir, quiéreme solo a mi, no importa que situación le ocurra a ellas, no es justificación de que les des tu amor como el que me demuestras a mi, no es justo que las trates como a mi, no lo es…
¿Estará bien sentirme así, no estoy siendo egoísta? La verdad es que ya no me importa, no quiero estar más contigo si le mandas los mismos mensajes que me mandas a mi a otras personas, si les dices que sean tus novias de broma, si les dices que te gustaban… que la verás en el cuarto y les quitarás su ropa para después tener sexo.
No se como he soportado todo esto, si es porque te amo, o porque realmente soy estúpida. Sea broma o no todo eso, no es justo que yo no lo haga, pero tu sí, que yo te tome como prioridad y tú me tomes como algo reemplazable, o algo que si se va, será difícil de olvidar pero que me superarás fácilmente con el amor de otra persona.
De verdad no quiero eso, no quiero seguir sintiéndome así…
No se si lo leas algún día o no pero, por favor, ya no me lastimes más, yo te amo… pero tampoco quiero seguir soportando todo esto y que sigas haciendo todo lo que mencioné, que tú solo lo tomes de juego cuando algo como eso no lo es, hiere… hiere mucho, rompe mucho.
Si no me quieres dímelo, si me quieres también, pero no me sigas haciendo esto… no me sigas mintiendo.
A Leo.

Hoy, quiero dedicarle mis versos al león, al alfa de la manada, ese que con su melena rubia y majestuosa hace creer a cualquiera que tiene el control, que es fuerte y puede él solo contra el mundo, pero que por dentro es simplemente un tímido gatito. Quiero confesarle lo bien que me hace sentir su compañía; lo mucho que disfruto leyendo sus letras y escuchando su voz. Quiero contarle lo que él no sabe, pero que quizá se imagina; es un ser lleno de luz, que pese a que su comedía sea negra y su escudo sea burlarse de los demás, por dentro, conozco ese punto débil que lo hace volverse sólo un niño nuevamente; que el fuego que vive dentro de él me hipnotiza, podría quedarme contemplándolo por horas. Quiero revelarle que más de una noche me ha alegrado con sus tonterías, me ha alumbrado las madrugadas, me ha llenado de dudas y me ha llevado hasta el espacio para que vea las estrellas con él. Lo que más me gusta de Leo no es su sublime apariencia, su semblante atractivo, no, lo que más me gusta de él es su alma, su interior, está lleno de cicatrices, pero aún continúa levantándose sobre sus pies, admiro su valentía y su gran corazón. Es tan excéntrico como ninguno. Le agradezco por haberme dejado entrar a rozar un poco de su vida y a conocer un pequeño pedazo de su recóndito corazón. Por último, espero que me siga dando vía para adentrarme más a fondo a sus entrañas, pero si no, si es todo lo que me permite ver, quiero reconocerle que es lo más fantástico que haya podido apreciar alguna vez.

Quem disse que basta seguir Jesus que os problemas vão desaparecer, quem disse que a vida com Deus é fácil, quem disse? Seguir Jesus, ser um verdadeiro cristão não é fácil, é um caminho cheio de dificuldades, sim, é isso mesmo. Jesus disse: Tome sua cruz e siga-me. Temos que em meio as dificuldades e os problemas da vida seguir Jesus, pois mesmo sendo difícil, Deus nos da forças e nos ajuda a caminhar, pode ter certeza. A caminhada é difícil, mas com a ajuda de Deus conseguiremos vencer.
—  Layane Carvalho