Patrimonio-de-la-humanidad

Puerta ornamentada de entrada a la Ciudad Prohibida de Hue, también conocida como la “Ciudad Púrpura de Hue” (Vietnam).
Hue fue la capital del Imperio Vietnamita en tiempos de la indochina.
La Ciudadela de Hue, servía como fortaleza y a su vez como residencia imperial.
Declarada patrimonio de la humanidad en el año 1993.
————————-
Gate situated inside of The Forbiden City of Hue (Vietnam)
This place was declared World Heritage by Unesco in the year 1993.

10

Ciudad Minera de SEWELL

Sewell, se encuentra a 150 km de Santiago y 64 km de Rancagua; desde esta ciudad se toma la Carretera El Cobre (H-25) en dirección a los yacimientos cupríferos de El Teniente. Esta ciudad minera enclavada en pleno desnivel de la Cordillera de Los Andes, se ubica sobre los 2140 msnm, en la ladera del Cerro Negro.

El 29 de abril de 1905, un decreto del Ministerio de Hacienda autorizó la instalación en Chile de la empresa norteamericana Braden Copper Company, como encargada de explotar el yacimiento El Teniente, que permanecía abandonado desde fines del siglo XIX.

“El campamento Sewell creció y en su época de máximo desarrollo, 1968, albergaba a 15.000 personas en 175.000 metros cuadrados construidos”.

La implantación de Sewell en el territorio es de lo más particular, básicamente, la ciudad fue planificada según un esquema capitalista de raíz protestante el cual ordena jerárquicamente según rango; los norteamericanos, los empleados y los obreros. El asentamiento no cuenta con calles, su ordenamiento urbano está determinado por las condiciones topográficas (la ladera del cerro Negro) y el imperativo productivo, y el resultado es la gran Escalera Central que conecta la estación de trenes con la industria y que se consolida como el espacio público principal del campamento. Además contaba con importante equipamiento; hospital, uno de lo más modernos de Latinoamérica en su época, club social, escuelas, teatro, iglesia y hasta bowling.

En 1998, el campamento minero Sewell fue declarado monumento nacional y en julio del año 2006, fue declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, destacándose por ser un ejemplo de las ciudades industriales de principios del siglo XX.