Nick-Williams


- Episodio 10x02: ‘Con amor, Em. Parte I’.



Querido Nick:

El motivo de esta carta que he decidido escribir con puño y letra es debido a situaciones personales. Creo que bien sabes – y en verdad, todos, – que siempre me he caracterizado por ser un poco anticuada en cuánto a las redes sociales. Si bien hemos intercambiado un montón de e-mails a lo largo de los años, creí necesario hacer éste de una forma que me caracterizara de mejor manera. Y aquí estoy.

Mi regreso a Alemania se alargó más de lo que alguna vez pude imaginar, aún y cuando en su comienzo solo mi llegada a Estados Unidos fuera por un simple intercambio estudiantil. Blue Coast Ville se convirtió en mi casa y llegué a sentirme realmente acogida junto a los que fueron mis amigos de secundaria y los que llegaron después, como tú. Siempre estaré agradecida de aquello.

Tuve la oportunidad, – y gracias a mucha gente, – de realizar las actividades que siempre amé, una de ellas mi pasión por la música incluso cuando nunca tuve habilidades en cuanto a voz y el tocar a un instrumento, pero se puede decir que tuve el don para encontrar a personas que sí lo tenían y darles una oportunidad para crecer y desarrollarse, convertirse en lo que siempre quisieron. Como no, convertirlos en aquellos artistas como los que yo solía escuchar en mis discos o de los cuales hablaba en mis Podcasts.

No quiero aburrirte con más sentimentalismos así que iré al grano. Debo quedarme por muchas razones en Alemania y, por ende, no estoy disponible para seguir con mi dirección en la disquera que creé hace muchos años y que tú con ese gran corazón que tienes has seguido manteniendo para que no muera. Es por eso que estoy segura que quedará muy bien en tus manos y que “Red Bedroom Records” se convertirá en una discográfica mucho más grande que antes. Tienes el talento que yo no tuve, además, es un plus y posees el mismo ojo para encontrar a gente con potencial. Aprovéchalo y hazme sentir orgullosa. Siempre estaré dispuesta a hablar contigo si es que alguna vez lo necesitas. Si pierdes el rumbo o te encuentras estancado. Yo tuve épocas así, pero puede que a ti no te pase lo mismo. De todas formas, aquí estoy.

Mi abogado en Nueva York te contactará con el papeleo, obviamente, si estás de acuerdo. Si no es así, de antemano te aclaro que no hay ningún problema. Ya has hecho mucho durante todos estos años y ya con eso me siento completamente pagada.

Muchos saludos a todos por allá. Los extraño y sigue adelante. Un beso gigante.

Emily B.

i am the will of the people now!

the lack of Something Rotten content makes me sad so here’s my favorite narcissist, Willy Shakes
(click for better quality)


#1


Las buenas lenguas dicen que más vale tarde que nunca, mientras que las malas mencionan por otro lado que lo que está muerto, así debería quedarse, pero en este caso nos apegaremos por la primera mencionada. Muchas cosas han ocurrido en estos últimos años y nuestros chicos de Blue Coast Ville celebran pronto sus diez años de existencia en el mundo tecnológico –comenzando en Fotolog, por supuesto, – así que he decidido que regresar es una buena forma de celebrar aquellos años. Estoy segura que a los chicos no les hará ninguna gracia sacar a relucir sus viejas y añejas historias que creyeron olvidadas tras tanto tiempo pero me las arreglaré para recordarlas. Después de todo, no hay una celebración de aniversario sin viejos recuerdos, ¿No están de acuerdo?

Menciono desde ya que en las próximas entradas iré dedicándolas persona por persona, desde los más antiguos y con más chismes jugosos, a los nuevos que aún no han sido bautizados para que vivan su primera experiencia que siempre es la más entretenida de todas. Ahora bien, comenzaremos con los sucesos más recientes y que todos recordaremos a las primeras épocas de nuestro adorado pueblo.

Emily Beckenbauer no estaba tan desaparecida después de todo. Desde que se marchó a Alemania luego de la larga estadía –que supuestamente era por “un semestre” – es que no había vuelto a dar señales de vida. Todos sabemos que hizo más cosas que cualquiera, – ¿cierto, Dianne? – pero sus creaciones habían quedado bajo del agua, a punto de ahogarse y si no fuera porque recibió ayuda por parte de sus amigos que a ojos cerrados la ayudaron, es que ese barco hace mucho se hubiera hundido. ¡Un aplauso para esos amigos desinteresados!.

Pero todo comienzo tiene su fin y parecer ser que nuestra chica alemana no tiene en sus planes regresar, por lo que ha decidido entregar sus empresas y con eso tenemos oficialmente nuevos dueños – según nuestras fuentes han decidido aceptar la oferta de la rubia–. La discográfica ha quedado a cargo de manera oficial del novio de nuestra pequeña Taylor Baker, Nick Williams. Me pregunto, ¿Qué sentirá su padre de que Emily haya optado por un chico más joven, siendo que él prácticamente estuvo en las primeras etapas de la discográfica? Nick aparte de quedarse ya de manera seria – o eso parece, – como yerno, ahora se hace cargo de la empresa que lo vio crecer. Ouch, Rob!

TRIC por otra parte era un club que estaba por decirlo de una forma sutil… en decadencia y faltaba que alguien lo tomara de las riendas, buscara la forma de traerlo a este año. Emily pensaba en su BFF pero Nicole está tan sumida en su vida como policía que mil veces prefiere patear algunos traseros en la calle que estar metida en un club lleno de ruido y con gente odiosa. Su decisión por la empresa de Daniela, Zach y Justin parece una buena opción. Han demostrado ser una empresa seria y con mucha popularidad. El matrimonio Zach/Daniela hace una buena dupla por lo que se puede ver a simple vista –más adelante hablaré de ellos–, pero… por otra parte, en cuánto a nuestra pareja Jianne, no podemos decir lo mismo. Bravo, Justin. Nadie te tenía fe y prácticamente tu mantienes una familia.

No quiero terminar despidiéndome de Emily porque a pesar de que esté a miles de kilómetros, tengo el presentimiento que en estos chismes seguirá saliendo a colación. Esperamos que en Alemania tenga alguna buena razón para tenerla allá, pero la perdonamos. Robert hubiera sido una buena razón para atraerla, pero ese huevito le gusta el drama y bueno… ¿Qué podemos hacer con respecto a eso? Nada. Mejor para mí porque me da más carácteres de historias jugosas que seguro se mueren por saber. Pero eso queda para la próxima. Espero que no se enojen, se tomen con humor mi llegada y lo que se viene.

En el fondo se morían por mi regreso.
Hasta la próxima.

– GBDR.

Querido Nick:

Primero que nada, no tengo la menor idea cómo saldrá la calidad de esta foto (puesto que estoy del celular), así que la intención es lo que vale…

¿Por qué lo estoy haciendo directamente por acá? Porque ayer no pude saludarte y quiero que quede de recuerdo, además, imagino que creerás que no te escribí ningún detalle y te sorprenderás. Valdrá la pena.

A lo que venía…

¡Feliz cumpleaños amor! Un año más de vida, de experiencia y de compartir juntos ❤️. Aunque se lea un poco, extraño(?), he crecido contigo, porque el tiempo ha pasado volando y porque a pesar de la distancia que un tiempo pasó entre nosotros, me hizo valorar todo lo que vivíamos juntos.

No cambiaría para nada nuestros viajes, conversaciones y la confianza que tenemos uno del otro, a pesar de las dificultades yo nunca pensé mal porque sé la clase de hombre que eres, aunque nunca te lo haya dicho en el momento en que debió ser.

Gracias por dejarme ser parte de tu hermosa vida, por verte en cada show que coincidimos y por estar conmigo, acompañándome en Seattle a terminar mi curso de chelo.

Eres el regalo más lindo de mi vida, cada secreto que compartimos, es un recuerdo a futuro.

Espero que cada día sea el mejor para ti, porque te lo mereces.

Feliz cumpleaños, otra vez, Nicholas.

Con amor, Taylor.