Mi-Delirio-BR

Dudas como pequeñas serpientes
agusanan mi cerebro confundido.
Delirio con cuerpo de panal,
hoyos en recuerdos que mienten.
Piel de coral marino ansiando la suavidad
de una caricia sincera.
Incontables agujeros cercan cada poro de mi rostro en el espejo;
se abren y cierran acechándome, cual párpados sin ojos.
Cuerpo mío, tumulto de órganos cavernosos,
carne horadada, sin contenido, sin alma.
Es la amenaza de la putrefacción,
es cavar, es un ente hueco, es el vacío.
Y es el miedo, único huésped en el vacío; invisible.


Tripofobia - Irma Danielys

anonymous asked:

Podrías mencionar un poema que te guste pero que no entiendas del todo

La Pizarnik me tiene enamorado de sus letras, pero siento que no las entiendo del todo porque no sé qué es por lo que pasó en su vida; sin ese contexto, de vez en cuando, me siento perdido. 

Sin embargo, el no entender por completo siempre me ha dejado proyectarme en lo que creo entender de ellos y es por eso que me hablan. 

Mi favorito es el siguiente: 

El despertar

                                                     A León Ostrov

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
y se ha volado
y mi corazón está loco
porque aúlla a la muerte
y sonríe detrás del viento
a mis delirios

Qué haré con el miedo
Qué haré con el miedo

Ya no baila la luz en mi sonrisa
ni las estaciones queman palomas en mis ideas
Mis manos se han desnudado
y se han ido donde la muerte
enseña a vivir a los muertos

Señor
El aire me castiga el ser
Detrás del aire hay monstruos
que beben de mi sangre

Es el desastre
Es la hora del vacío no vacío
Es el instante de poner cerrojo a los labios
oír a los condenados gritar
contemplar a cada uno de mis nombres
ahorcados en la nada.

Señor
Tengo veinte años
También mis ojos tienen veinte años
y sin embargo no dicen nada

Señor
He consumado mi vida en un instante
La última inocencia estalló
Ahora es nunca o jamás
o simplemente fue

¿Cómo no me suicido frente a un espejo
y desaparezco para reaparecer en el mar
donde un gran barco me esperaría
con las luces encendidas?

¿Cómo no me extraigo las venas
y hago con ellas una escala
para huir al otro lado de la noche?

El principio ha dado a luz el final
Todo continuará igual
Las sonrisas gastadas
El interés interesado
Las preguntas de piedra en piedra
Las gesticulaciones que remedan amor
Todo continuará igual

Pero mis brazos insisten en abrazar al mundo
porque aún no les enseñaron
que ya es demasiado tarde

Señor
Arroja los féretros de mi sangre

Recuerdo mi niñez
cuando yo era una anciana
Las flores morían en mis manos
porque la danza salvaje de la alegría
les destruía el corazón

Recuerdo las negras mañanas de sol
cuando era niña
es decir ayer
es decir hace siglos

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
y ha devorado mis esperanzas

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
Qué haré con el miedo

¿Viajamos?

De un naúfrago común poco tengo, 
ya que no vivo en una isla, ni en una piedra, 
ni en una habitación

Tengo una pequeña balsa en la que
intencionalmente escapé y terminé
a la deriva contando esperanzas.

Solía contar las nubes, pintar el firmamento
con los dedos, saludar a los navíos extranjeros
de otros naúfragos que no soportaron la vida citadina.

Sin embargo entre mis delirios
pasaba minutos y años con la vista
en el horizonte, ese borde tan lejano
bajo mil atmósferas de duda.

Las noches se prolongaban por tiempos
etéreos donde predominaba la voz de uno 
mismo, platicando con las aguas quietas

Antes de que llegaras
las mañanas empapadas
de lluvia y cicatrices
se repetían al sol en el océano.

Mis bolsillos llenos de escombros
mis manos destrozadas en violencia
las miradas de resentimiento
y las horas de esperar
se hacían infinitas

Pero llegaste, una tarde sin bienvenida,
sin esperarte, sin merecerte
El futuro tan distante, se volvió a la vez
tan cercano en tus ojos

y sostuve tu mano cuando
la intangible noche cayó sobre nosotros
entre melodías de guitarra 
y ecos lejanos de alguna costa

Antes de que llegaras
cantaba para nadie 
bajo la luz ténue de mi fogata
Escribía versos sobre 
un amor inexistente

Ni el errático silencio
ni el cantar de algún ave
me daban calma
Ni la luz de alguna tarde, ni la
música que me regaló el poema

Me encontraba difuso y nublado
con tormentas bajo las pestañas
Detenido sobre distintas realidades
inmóvil frente al pasar del tiempo

Ahora regreso hacia la vorágine
en busca de algunos truenos
Al corazón relámpago le encanta 
Ámame en mi desastre…

Quédate en , no te alejes
Sé que tenemos muy poco, pero 
siento tus latidos, no sabes como me basta.
Abro mis costillas, escóndete en mi abrazo

Viajemos juntos, naufraguemos,
escapemos de las horas metálicas
y la tóxica sociedad

Serán meses incansables de tempestad
entre alegrías temerosas 
Pasaremos nuestros días
sonriéndole a una vida fugitiva 

Nadaremos en océanos puros 
de soledad cristalina
le cantaremos juntos al paisaje
y lloraremos alegría

Viviremos libre y locamente
con un piano en las mochilas
corriendo descalzos hacia el fin del mundo
eso creo…

Y por cada rayo del sol
en donde las sonrisas
se alumbrarán más,
dejando ver en esos ojos tuyos
un intenso amor tan profundo y cautivador
como las olas que pasarán
por nuestro cuerpo.

Y quizás en esas noches
donde ahora el silencio no sea tan malo,
en que la oscuridad parezca menos abrumante,
en donde percibas el aire,
y sientas tu piel achinarse junto a la mía
podrás entender que tu naufragio
valió toda la espera.

En que tus versos cobren vida
por un amor ahora existente,
donde las tormentas ahora sean compartidas
y tu música al igual sea mía.

Me quedare ahí entre tus costillas
sintiendo tus latidos
por favor,
hagamos de esto algo eterno.

Aún si los mares nos vienen encima
por más que tardemos en ver el sol
y con todo el desorden de ese llamado mundo
viajemos juntos,
aún si el cielo proclama que nos detengamos
tú solo sostén mi mano
que yo nos guiaré, aunque esto no tendrá un fin…

Quise hacer un esfuerzo por no caer a tu pies pero fallé.

“Si no estas dispuesto a todo…
no te acerques demasiado a mi.
Esas siempre fueron mis palabras antes de conocer a alguien.
Pero bastaron solamente sus ojitos fijarse en mi; que derrumbaron todo el muro que interponía mi corazón para volver a latir.

Nadie era suficiente- mente atractivo para poder llamar mi atención ni valiente de poder seguir la seducción.
Y no hablo de belleza sino de la misma fortaleza que tiene el ser humano.
La esencia misma lo que me cautivo…
A la hora de poner las cartas en la mesa yo quería salir ilesa.
Pero mis palabras me jugaron en contra…
Me encontré pronunciando tu nombre entre delirios de mis letras;
Por el cual hoy yo estoy dispuesta.

Cuando en verdad anhelas algo no hay obstáculos que no puedas atravesar, la felicidad me marea las mariposas del estómago esas que creía haber guardado hace tiempo pero las decidí volver a soltar;
para poder mirarte a los ojos antes de besarte y en una hermosa tarde poder abrazarte.
Te confieso algo ?
Mientras te veía
Mientras te pensaba
Quise hacer un esfuerzo por no caer a tu pies pero fallé.
Es complicado explicar la emoción que me generas y al mismo tiempo la confianza que me das.
Mi mente no se detiene, el sueño no llega… Y me encuentro aquí desvelada por esa hermosa sonrisa y sublime mirada.
Que se ha convertido en el café de mis mañanas…
En el insomnio de mis madrugadas.
Tú mi corazón…
Si, tú! Oye…
Me enamoraste y no me lo esperaba.”

Rosa ❤

‪Vienes y buscas‬
‪entre mis trazos tus curvas,‬
‪vienes y buscas‬
‪entre mis espacios tus abismos,‬
‪vienes y buscas‬
‪en mi pensamiento tus delirios,‬
‪vienes y buscas‬
‪en mi pecho tus latidos.‬

‪Ven y no busques más,‬
‪simplemente vuelve‬
‪y déjame entrar.‬

Corazón de Emperador