MI

Solía pensar que era muy pretenciosa, pero merezco a alguien que quiera saber sobre mi. No quiero dedicarle mi tiempo a gente que no sabe cual es mi color favorito o si ni siquiera pregunta si comí hoy. Merezco a alguien que quiera oír de mis sueños tanto como yo quiero escucharlo los suyos. Merezco la misma energía y esfuerzo que doy.

Mi diario