MAGO DE ÖZ

Y en el supuesto de que pienses que ya te olvide, pues sí.
Ya me olvide de ti y tus ocho lunares en el rostro, y ese en tus labios que me encantaba besar, me he olvidado de tu oreja sexy y la fea, en tu forma de andar, en la suavidad de tu piel, en tu aroma, me he olvidado hasta de tu mirada tan de niño y luna, de tu voz y cuando decías “me gustas”, también ya ni recuerdo tu cabello y cuando parecías a Clark Kent por las mañanas, la forma en como nos burlabamos del tiempo y los años, ni cuando decías ser flash pero siempre llegabas tarde. He olvidado incluso donde vives, esa que queda a tres cuadras, aquella de rejas negras donde tu perro koda corre y tu mamá sale por mañanas a barrer, lo he olvidado. Ya no sé tu numero telefónico, lo he borrado. Y casi puedo jurar que no sé como te llamas, Aunque lleve un letra muda, al mago de öz y al mar, todo junto. 
Ya por ultimo, me he olvidado de lo que siento por ti y qué es lo que hago en tu ausencia, y es que no sé si te quiero o eres un capricho, de si te espero o solo no tengo nada más que hacer. 
pero ya no interesa, Te he “olvidado” por si te lo preguntas.
—  Brenda Ramírez. tú