La Preciosa

2

Adele

Van Houten:
Soy una buena persona, pero una mierda de escritor. Usted es una mierda de persona, pero un buen escritor. Formaríamos un buen equipo. No quiero pedirle ningún favor, pero si tiene tiempo —y, por lo que sé, tiene mucho—, me preguntaba si podría escribir un discurso fúnebre para Hazel. He tomado notas, pero quizá usted podría darles forma coherente o algo así. O simplemente decirme qué debería decir de otra manera.

Lo más importante sobre Hazel: a casi todo el mundo le obsesiona dejar huella en el mundo. Dejar un legado. Sobrevivir a la muerte. Todos queremos que nos recuerden. Yo también. Lo que más me preocupa es ser una olvidada víctima más de la antigua y poca gloriosa guerra contra la enfermedad.

Quiero dejar huella.

Pero Van Houten: las huellas que dejamos los hombres suelen ser cicatrices. Construyes un espantoso centro comercial, das un golpe o intentas llegar a ser una estrella del rock, y piensas: «Ahora me recordarán», pero: a) no te recuerdan, y b) lo único que dejas tras de ti son más cicatrices. Tu golpe se convierte en una dictadura. Tu centro comercial se convierte en una herida. (De acuerdo, quizá no soy tan mierda como escritor. Pero no puedo enlazar mis ideas, Van Houten. Mis pensamientos son estrellas con las que no puedo formar constelaciones.)
Somos como una manada de perros meando en bocas de incendio. Envenenamos las aguas subterráneas con nuestras meadas, nos apoderamos de todo en un ridículo intento de sobrevivir a la muerte. Yo no puedo dejar de mear en bocas de incendios. Sé que es idiota e inútil —en mi actual estado, épicamente inútil—, pero soy un animal como cualquier otro.

Hazel es diferente. Camina ligera, Van Houten. Camina ligera sin tocar el suelo. Hazel sabe la verdad: es tan probable que hagamos daño al universo como que lo ayudemos, y seguramente no haremos ninguna de las dos cosas.
La gente dirá que es triste que deje una cicatriz menor, que menos personas la recordarán, que la querían mucho, pero no muchos. Pero no es triste, Van Houten. Es un triunfo. Es heroico. ¿No es eso el verdadero heroísmo? Como dicen los médicos: «Ante todo, no hagas daño». En cualquier caso, los verdaderos héroes no son los que hacen cosas. Los verdaderos héroes son los que OBSERVAN las cosas, los que les prestan atención. El tipo que inventó la vacuna de la viruela en realidad no inventó nada. Simplemente observó que las personas que tenían viruela bovina no cogían la viruela.

Después de recoger los resultados de mi escáner, me colé en la UCI cuando ella estaba inconsciente. Entré detrás de una enfermera que llevaba una placa y conseguí estar a su lado unos diez minutos, hasta que me pillaron. De verdad creía que iba a morirse antes de que pudiera decirle que también yo iba a morirme. La incesante arenga mecanizada de los cuidados intensivos era atroz. Le sacaban del pecho, gota a gota, aquel líquido oscuro. Los ojos cerrados. Intubada. Pero su mano seguía siendo su mano, todavía tibia, las uñas pintadas de un azul oscuro casi negro, y yo la cogía de la mano e intentaba imaginar el mundo sin nosotros, y por un segundo fui lo bastante buena persona para esperar que se muriera y así nunca llegara a enterarse de que yo me moría también. Pero después quise más tiempo para que pudiéramos enamorarnos. He conseguido mi deseo, supongo, y he dejado mi cicatriz.
Llegó un enfermero y me dijo que tenía que marcharme, que sólo podía entrar la familia. Le pregunté si iba bien, y el tipo me contestó: «Sigue entrándole líquido». Bendito sea el desierto, y maldito sea el mar.

¿Qué más? Es preciosa. No te cansas de mirarla. No tienes que preocuparte de si es más inteligente que tú, porque sabes que lo es. Es divertida sin pretenderlo siquiera. La quiero. Tengo la inmensa suerte de quererla, Van Houten.
No puedes elegir si van a hacerte daño en este mundo, pero sí eliges quién te lo hace. Me gustan mis elecciones. Y espero que a ella le gusten las suyas.

—  Carta de Augustus Waters, Bajo la misma estrella, John Green.
Me emociona saber que te tengo.
Y que nos tenemos. Al mirarte puedo ver un millón de constelaciones brillando en tus ojos y es hermoso. Puedo sentir tu amor, y hasta lo puedo palpar con mis propias manos al estar cerca de ti, te lo prometo, puedo anhelar el despertar más glorioso y sé que será siempre a tu lado… se que a veces tenemos días negros.. Pero que va, la vida es así, no todo es color de rosa, y algun dia siempre abra un tono gris, pero gracias a Dios que tengo a la persona correcta a mi lado, osea tú, que me entiendes y apoyas, me respetas, me soportas, me aguantas y por sobre todo me amas… y eso me encanta… Y dejame decirte que tú eres mi persona favorita, sin ti, no habría canciones, ni poemas, ni versos, ni películas, ni cafes, ni momentos, ni frases, ni nada, no habría nada si no te tengo. Pero sí, te tengo, y tú me tienes a mí. Y espero, de verdad, que siempre nos tengamos, Porque te espero en esta vida, y en las próximas si es necesario… y te amo, de verdad que te amo con todo el corazón…
—  Carisma (cartas a mi novia)
Rose Quartz Witch by maggiehemlock featuring a twig basket

Odd Molly lace maxi dress, $405 / Kelly & Katie socks / Laced booties / Boho jewelry / La Preciosa rose quartz jewelry / Urban Decay matte eye shadow, $35 / L Occitane l occitane perfume / Too Faced Cosmetics lip treatment / Twig basket / Floral home decor / Pier 1 Imports handmade candle / Brooklyn Herborium Sow Your Wild Oats
Made with Polyvore
youtube

Melendi - La promesa

Yo te prometo que yo 
Seré quien cuide tus sueños 
Y cuando tu estés despierta 
El que te ayude a tenerlos 

Yo te prometo una luna desnuda 
Que sea testigo de nuestra locura 
Que al final de nuestros días 
Nos va a sombrar una sombra 
Que no cortare mas flores solo por adornar otras 
Que confundirás tus manos con las mías 
Yo te prometo amor que eres lo mas bonito 
Que he visto en mi vida 

Yo podría prometerte el mundo 
Tu prométeme una madrugada 
Pa’ cantarte por Compa y Segundo 
Mientras tu me bailas como Lady Gaga 

Te prometo amor que solamente 
Yo tengo en mi mente pedirte una noche 
Porque no necesitaré más que un muelle de San Blas 
Sonando en nuestro coche 

Si me das la oportunidad corazón 
De que nos besemos a solas 
Tu vida será una canción “When a man loves a woman" 

Yo te prometo que yo 
Jamás te haré una promesa 
Que no pretenda cumplir 
Jamas me iré a la francesa 

Porque cuando un hombre ama a una mujer 
Lo sabe desde el momento en que la ve 
Y no importa si algo falla 
De la mano de quien vaya 
Si se ríe o si se calla… 

Porque cuando un hombre ama a una mujer 
Es cómo si le empezara a parecer 
Que lleva tiempo dormido 
Pensando que estaba vivo 
Yo te prometo contigo envejecer…

Malia Inspired Outfit with Lug Sole Shoes by veterization featuring sterling silver earrings

Topshop top, $22 / Floral legging / Ash ankle boots / Rachael Ruddick white purse / La Preciosa sterling silver earrings / Aviator sunglasses
Made with Polyvore