La Culpa

anonymous asked:

Termine con mi novio , hace poco . Le termine por que ya no veía él interés , trataba a su mejor amiga como me trataba a mi , siempre que peleábamos así él tuviera la culpa yo era la que terminaba disculpándose y quizás era una relación tóxica pero también pasamos hermosos momentos quiero volver con él , pero no se si él quiera hacerlo ... Nunca me dio explicaciones por su distanciamiento ni nada... ¿ Me das un consejo ? 🌹

Yo lo trataria de olvidar

anonymous asked:

No puedes juzgar a un movimiento por su general, el movimiento se juzga por lo que es, el mensaje que lleva, que la gente sea una mierda extremista no es culpa de la esencia, así que si te desagrada el "feminismo" has de estar equivocado, te desagrada la gente que le da una mala imagen, no la búsqueda de igualdad.

Eso dicelo a todo el mundo, todos juzgamos todo el tiempo, por ejemplo, ves a un chico en la calle vestido de Cholo y todos le temen, sin saber que es un honesto padre de familia que se la gana en forma honrada, que todos lo hagan no me da derecho a juzgar pero lo hago porque yolo, si nadie controla sus palabras, por qué yo no? Ok ya, suena demasiado mamón de mi parte

Lo que menos quiero es amargarte la vida con mis estupideces, independiente de si me duelen o no, no quiero que tengas nada que ver con mi tristeza
—  Dolor
20 Reflexiones que las personas con ansiedad quieren compartir contigo

1. “No te rindas y alejes de mí cuando me aíslo”.

2. “A veces realmente ayuda tener a alguien que amas y confías para que te recuerde que sólo debes respirar”

3.“Incluso cuando las cosas son increíbles, siempre estoy esperando que algo horrible suceda”.

4. “Cuando estoy tranquila; no estoy triste, aburrida, cansada o lo que sea que quieran catalogarme. Sólo que hay muchas cosas que están pasando por mi cabeza y a veces no puedo seguir el ritmo de lo que está pasando a mi alrededor”.

5. “En serio. No eres tú, soy yo. La ansiedad en general se siente como un ahogamiento todo el tiempo. La mayoría de las veces la vida intensifica ese sentimiento. Si se me hace difícil hacer planes, no lo tomes como algo personal”.

6. “Cuando me preguntas ‘¿estás bien?’, puedes pensar que no confío en ti cuando te digo ‘sí, estoy bien’. Pero en mi mente, creo que vas a dejar de verme como una persona amable, divertida y calmada si supieras la verdad”.

7. “Necesito que te acerques a mí, incluso cuando estoy tan ansiosa que he dejado de salir de casa. Necesito saber que alguien todavía se preocupa por mí y quiere verme”.

8. “Lo siento. Perdón por cada invitación que he declinado, por todas esas veces que he parecido irracional o desagradable porque me sentí abrumada o asustada. Lo siento por cada vez que he dicho que me gustaría hacer algo, pero luego me retracto. Lo siento también si mi ansiedad te hace daño”.

9. “Analizo constantemente las cosas por culpa de mi ansiedad. No puedo detener a mi cerebro y eso puede ser agotador”.

10. “La ansiedad no tiene un ‘look‘. No tengo que estar temblando o hiperventilada para estar ansiosa”.

11. “Si no estoy cómoda haciendo algo, sólo déjalo ir. No trates de convencerme, lo pone peor”.

12. “No soy un cubo de hielo. A veces la ansiedad me impide hacer cosas sociales. Puede que cancele a último minuto, pero nunca es por hostilidad o pereza. Sé que si me necesitas estaré ahí con todo lo que pueda”.

13. “No es tu trabajo ‘arreglarme’. Por favor ámame de la manera que soy”.

14. “La mayoría del tiempo tampoco sé qué está pasando por mi cabeza. Entiendo que no lo comprendas, pero tus esfuerzos significan el mundo para mí”.

15. “Sigue invitándome a planes en grupo aunque usualmente los decline. Algunos días me siento más fuerte que otros, así que mi respuesta puede sorprenderte. Sé paciente”.

16. “No lo tomes como algo personal cuando no quiero salir. Mi zona de comodidad es mi casa. Es mi espacio seguro”.

17. “Cada vez que hablo contigo, pienso en cada palabra de esa conversación. Si digo algo, siento que no lo debería haber dicho. Incluso si es tan algo tan simple como un error gramático, me obsesionaré con eso por años”.

18. “A veces sólo necesito estar sola. No es personal. No estoy enojada. No tengo un problema. Es sólo que no quiero hacer algo divertido. Sólo necesito estar sola para poder restablecerme y respirar un poco”.

19. “Cuando digo que no puedo asumir incluso una cosa, necesito que me entiendas que realmente no puedo”.

20. “Cuando no puedo hacer algo, nadie está más decepcionado que yo. Por favor intenta entender eso”.

Uno puede echarle la culpa de todo a su infancia, culpar indefinidamente a sus padres de todos los males que padece de las pruebas a las que lo somete la vida, de sus debilidades, de sus cobardías , pero a fin de cuentas es responsable de su propia existencia; uno se convierte en quien decide ser.
—  Las cosas que no nos dijimos - Marc Levy
Recuerdo que de pequeña, vi sufrir a mi hermano mayor por una traición en el amor. En ese tiempo, recuerdo, me preguntaba cómo alguien podría sufrir tanto por la culpa de otra persona, y más aún si no era algún pariente suyo. Me preguntaba si algún día me pasaría, y me dije a mí misma que yo no dejaría que alguien tenga tanto poder sobre mí como para dañarme. Me parecía absurdo. Hoy en día, entiendo ese sentimiento. Tú no decides a quién entregarle tu alma, tu corazón. Solo pasa, y sientes que encontraste ese balance que tanto deseabas, pero nunca buscaste. No sabes si esa persona te hará pedazos, o si terminará de completarte. Tan solo confías, y te dejas llevar por ese sentimiento que te hace sentir tan bien. Confías en que esa persona te querrá y se entregará tanto como tú lo haces. Que siente lo mismo o más que tú. Nadie nunca se imagina que la persona en quien más confías te traicionaría alguna vez. Que, después de todos sus secretos, termine rompiéndote más de lo que ya estabas. Pero, ¿saben?. Hay una moraleja después de todo este dolor. Y no es la típica frase: “Sé muy desconfiada y ciérrate con todo el mundo”. No. Entender ese dolor nos permite ser amable con los demás. Ser empáticos. Te das cuenta que todo el mundo está un poco roto por dentro, y nadie es perfecto. Es una de las cosas que nos hace un poco más humanos. No todos logran entender eso a tiempo.

Lyn.