Gemelas

“MÍA”

Me tomó mucho tiempo encontrarte y darme cuenta que existian las almas gemelas, no sabes las experiencias que tuve antes de que llegarás a mi vida, sean malas o buenas las veo como etapas y no me quejó porque aprendí mucho de ellas.

Creo que llegaste hasta mi, porque fui corrigiendo cada uno de mis errores en relaciones pasadas y al llegar tú ya estaba preparado para ti.

Eres como el apocalipsis de mi vida, mi último amor.

El secreto de las gemelas.

Tatiana y Ludmila son lituanas, gemelas y pelirrojas. En Vilnius, la capital de su país, todos las conocen.

Desde el primer instante en el que fueron engendradas, están juntas. Pero no es el amor mutuo lo que las une.

De pequeñas, jugaban siempre solas. Muchos trataron de presentarles a otros niños.

Tatiana y Ludmila estaban siempre susurrando secretos entre sí, hablaban de lugares mágicos a los que nadie, excepto ellas, podía acceder.

Cuevas, árboles, armarios.

Todos pensaban que al llegar la adolescencia, las jóvenes querrían diferenciarse entre ellas.

Pero la unión entre las hermanas se hacía cada vez más fuerte, y la preocupación de sus familiares aumentó.

“Hijas, ¿por qué no os ponéis guapas y salís a pasear? Seguro que hay chicos que quieren conoceros”, les dijo un día su madre.

“Sólo somos bellas mirándonos la una a la otra. Somos nuestro espejito”, contestó Tatiana.

Eran tan presumidas como para olvidar su propia individualidad?

Las gemelas habían enloquecido. Su madre lo comprendió el día en que encargaron la confección de un vestido en el que cupieran juntas.

“Mira, mamá, ¿qué hay más bello que dos gotas de zumo de zanahoria?”, rió Tatiana.

“¿Es que no lo ves, Tatiana? ¿Es que no te ves? ¡Estás sola! ¡Siempre lo has estado!”, lloró la madre.

Por primera vez en su vida la joven sintió que su hermana no estaba a su lado, que nadie llenaba la otra manga del vestido blanco: “Ludmila, ¿dónde estás?”.

Tatiana se quitó el vestido y deambuló desnuda por casa, buscando a su hermana.

Se sentía mareada, no oía a su madre, a nadie. De pronto, vio un papel que brillaba en la mesa del salón.

“Tatiana Brazauskas. Trastorno agudo del espectro autista y esquizofrenia paranoide”.

Había algo escrito a mano: “Cree que tiene una hermana gemela desde que nació”.

Imagina que una parte de ti es ficticia. Y que todos lo saben menos tú

Tu alma gemela no es alguien que entra en tu vida en paz, es alguien que viene a poner en duda las cosas, que cambia tu realidad, alguien que marca un antes y un después en tu vida. No es el ser humano, que todo el mundo ha idealizado, sino una persona común y corriente, que se las arregla para revolucionar tu mundo en un segundo.
Hay dos tipos de amor en el mundo...

El de las almas gemelas.

Las almas gemelas en sus relaciones están libres de sentimientos como la angustia, los celos, la dependencia, la posesión y una larga lista de sentimientos que vienen acompañados en muchas relaciones de pareja. Encontrar un alma gemela significa un amor incondicional tan grande que quien lo vive vibra en una frecuencia elevada, no manifiesta sentimientos erróneos sino más bien se alegra y emociona inmensamente al tener la posibilidad de encontrar a ese ser.

Son momentos de una felicidad tan grande que no importa el no tener “una relación de pareja” pudiendo ser sólo amistad, pero una que llena cada espacio del ser. He escuchado relatos de quienes aseguran haber reconocido a su alma gemela y todos coinciden en lo mismo: “es el amor en su máxima expresión” no genera odio, ni relaciones conflictivas, ni celos. Sólo genera amor, sentimiento que logran conocer quienes tienen un nivel de conciencia superior.

Las parejas que describen a la perfección:

  • Aries&Leo
  • Tauro&Acuario
  • Géminis&Sagitario
  • Cáncer&Piscis
  • Virgo&Capricornio
  • Libra&Escorpio

Y el de los polos opuestos.

El amor es un misterio, nunca sabemos de quien vamos a enamorarnos. Como dicen por ahí el amor es ciego. Una persona puede terminar enamorada de alguien completamente diferente a ella, ante el asombro de su entrono.

Algunos lo explican como la ley de la polaridad, esa que afirma que los polos opuestos se atraen y que puede ser ejemplificada por medio de un imán. ¿Has tratado de juntar dos imanes? Algunas veces se unen con mucha fuerza, pero cuando giras uno a 180 grados simplemente se repelen, no hay nada que pueda unirlos.

Y lo sorprendente es que los lados que se repelen son los del mismo polo, positivo-positivo o negativo-negativo. Y los polos que se unen fuertemente e incluso se buscan son los opuestos: positivo-negativo o viceversa.

Los ejemplos:

  • Aries&Cáncer
  • Tauro&Escorpio
  • Géminis&Virgo
  • Leo&Piscis
  • Libra& Sagitario
  • Capricornio&Acuario

Ellos no coincidían en mucho. De hecho, ellos estaban de acuerdo en algo muy rara vez. Ellos peleaban todo el tiempo, ellos se retaban el uno al otro todos los días. Pero, aún con sus diferencias, tienen una una cosa muy importante en común, ellos estaban locos el uno por el otro.

Galaxia-