Era la clase de persona que cuando te dejaba de hablar, te dolía, te dolía mucho, porque empezabas a extrañar una parte de ti…
—  A mess
Siempre me gustaste mucho
siempre supuse que contigo valdría la pena
intentarlo una y otra vez hasta aprender a fluir
siempre me gustaste mucho
fue una especie de combustión espontánea
la que provocaste en mi horizonte visual
y a las partículas de carbono de mi imaginación
yo nunca he sido de enamorarme con el tiempo
a mí me bastan los instantes
porque estoy constantemente despierto
conversando con lo invisible y hablando
en mi soledad con la fantasía de un mundo bonito
siempre me gustaste mucho
y tal vez me sigas gustando aunque me olvides
aunque te vea con otro hombre
que no se entregaría con pasión de astronauta
y coraje de guerrero hacia tus sentimientos
creo que necesitas a alguien menos
sublimado por tu encanto
alguien a quien no le importes tanto
porque a mí siempre me gustaste demasiado
—  De las estrellas a Sofía, Quetzal Noah