Ensayo

Escribir es una maldición que salva. Es una maldición porque obliga y arrastra, como un vicio penoso del cual es imposible librarse. Y es una salvación porque salva el día que se vive y que nunca se entiende a menos que se escriba. ¿El proceso de escribir es difícil? Es como llamar difícil al modo extremadamente prolijo y natural con que es hecha una flor. No puedo escribir mientras estoy ansiosa, porque hago todo lo posible para que las horas pasen. Escribir es prolongar el tiempo, dividirlo en partículas de segundos, dando a cada una de ellas una vida insustituible. Escribir es usar la palabra como carnada, para pescar lo que no es palabra. Cuando esa no-palabra, la entrelínea, muerde la carnada, algo se escribió. Una vez que se pescó la entrelínea, con alivio se puede echar afuera la palabra.
—  Clarice Lispector
Limitar cada vez más el lenguaje conducirá a limitar el pensamiento y la forma en la que comprendemos el mundo que nos rodea, mientras más pequeño sea nuestra percepción del mundo más fácil les será a nuestros dirigentes ponernos la soga al cuello, o peor aún… que nosotros mismos la coloquemos
—  Jean Baptiste Matlec
El adolescente se asombra de ser. Y al pasmo sucede la reflexión: inclinado sobre el río de su conciencia se pregunta si ese rostro que aflora lentamente del fondo, deformado por el agua, es el suyo. La singularidad de ser -pura sensación en el niño- se transforma en problema y pregunta, en conciencia interrogante.
—  El pachuco y otros extremos, Octavio Paz
Conversaciones conmigo mismo

- ¿QUÉ ES “ARTE”?

Existen diversos tipos de lenguaje: está el leng…

- ¡Espera, espera, espera!

- ¿Qué pasa, por qué me interrumpes?

- Estamos hablando sobre “arte”, no sobre lenguaje, no te confundas.

- Ya lo sé, pero quiero hacer una introducción si tú me dejas.

- Vale, pero no te vayas por las ramas, que nos conocemos.

- Fíjate, ahora mismo por tu culpa ya me estoy yendo por las ramas.

- Tienes razón. Continúa.

- No puedo continuar, ni siquiera he empezado algo para poder continuarlo.

- Pues empieza.

- Vale.

Keep reading

Poema Sin Título

“Mándame un poema para el viernes”

No… No sé como hacerlo.
No recuerdo cómo se hace…
Es, como escuchar una canción
Una de estas, que te abrazan el alma,
Que suenan a eco de tus propios pensamientos…
Pero no saber la letra,
Haberla olvidado sin darte cuenta,
Sin saber cuando pasó.
Quizás… Me sequé.
Derramé mi alma, mi cuerpo y mi mente en algo enorme
Y cuando se acabó…
Me quedé ahí.
Un fantasma recostado en el carajo de un naufragio
Esperando sentir el golpe del viento
Una última vez.
Quizás di demasiado
Y terminé seca, estéril, gris, inmóvil, congelada…
No sé como cambiar esto,
Me desespera, me sofoca,
Presa en la blancura de mi mente silenciosa.
Casi he olvidado lo maravilloso que se siente crear…
Me sacudí el polvo,
Me pinté espirales de colores en la piel,
En las manos, en la frente, en el pecho…
Desenterré mi pasión esquiva,
Aquella que nace y muere en mi melancolía.
 Me reencontré con mi musa,
Aquella que me ama como nadie,
Y me odia como cualquiera.
Le di la espalda,
Y le permití gritar todo aquello que he callado.
Que me siento sofocada en estática en blanco y negro,
Que odio la tranquilidad de lo común,
Que aborrezco la estética clásica,
Que la perfección me hace infeliz,
Que no me importa morirme de hambre,
A cambio de morir con mi individualidad,
De que me entierren con mi arte.
Me sacudo la cáscara plástica de las expectativas ajenas…
Y renazco.

Dan y Phil, almas gemelas

Para comenzar, quiero que piensen cuántas son las posibilidades de que un chico súper inseguro y perdido en la vida pueda encontrar a alguien en internet, más precisamente en la plataforma de Youtube, por el cual desarrolle tanta admiracion que busque todas las maneras de llamar la atención de ese hombre mayor que él, y que encima, la consiga. No es tan imposible, ¿no? Pero ahora imagínense que esa amistad incipiente desencadena una serie de hechos como mudarse a Londres, vivir más de seis años juntos y conocer la personalidad de cada uno perfectamente.

Bueno, eso el lo que ocurrió con Dan y Phil, dos chicos comunes que uno se podría encontrar en cualquier parte, pero que aún así comparten una historia única. Tienen una conexión del otro mundo. Se nota en sus ojos cuánto se aman. Puede ser de manera romántica o platónica, como una pareja o simplemente amigos pero es, creo yo, como todo el mundo querría que fuera su relación con su pareja. Se hacen reir el uno al otro, se entienden, saben lo que el otro está pensando sin siquiera decir una palabra. Estoy casi segura que no conocen a ninguna pareja de amigos que sea así.

Por las razones anteriormente mencionadas, creo que Dan y Phil van a envejecer juntos, construyendo una historia digna de un libro. Es uno de esos casos donde la realidad supera a la ficción. Dan y Phil son, ciertamente, almas gemelas…

Ensayo Sobre Amor Platónico.

Amor Platónico. “El que no arriesga no gana”

En diversas ocasiones hemos escuchado acerca de un amor “platónico”, y en verdad es algo mágico, algo que no pasa con frecuencia, incluso alguna vez nos ha sucedido. La pregunta es: ¿nos expresamos correctamente? o ¿se ha distorsionado con el tiempo el significado de esto?
La mayoría de la gente se expresa de este amor como algo imposible, algo lejano, lo que sentimos por alguien que casi casi consideramos un ídolo.
Y esto nos puede llevar desde el actor del momento, una estrella de Hollywood, una cantante, un futbolista, médico, psicólogo, instructor, maestro, el chico o la chica mas codiciada de la escuela, el trabajo, o simplemente, de alguien que vemos esporádicamente, un ejemplo de esto, es la persona que vemos cuando vamos a correr, o en algún café, en la biblioteca, o simplemente en un parque.
¿Por qué caemos en este enamoramiento, si sabemos que no puede ser?
¿Por qué crear ilusiones o castillos en el aire como se dice comúnmente?
Quizá sea por eso, porque vivimos de las ilusiones, “soñar no cuesta nada”.
El hecho de imaginar ir caminando a lado de ese Ser, tomados de la mano, o un momento viendo una película, sentados, comiendo palomitas mientras su cabeza se recarga en nuestro hombro, son ideas lejanas que quisiéramos, que pasaran.
A veces es tanta nuestra idolatría por ese ser, que nos conformamos con verlo tan sólo por un instante, unos segundos, y es tan bueno para nosotros, que nos alegra el día, saber que esta bien, nos dibuja una sonrisa en la cara.
La mayoría de veces, no sabemos que hacer con esa sensación tan grande, que no podemos ni acercarnos un poco, para que nos vea, para que se de cuenta que existimos. Es difícil cruzar esta barrera, se siente una energía extraña recorriendo por todo el cuerpo, y es aun más difícil hablarle tener contacto con esa persona, pero en este momento es cuando debemos de decir: “nada podemos perder, al contrario, podemos ganar mucho”
¿Qué podemos ganar si sabemos que es imposible?
Creo que el hecho de formar una pequeña parte de su vida, aportar algo, dejar huella, ¿para qué? Pues para que algún día nos recuerde, a lo mejor cuando pasen los años y en algún momento, por alguna palabra, una plática, un lugar, un color, un olor, una imagen, cierta canción, o simplemente por una flor. Esto es lo que podemos ganar y la satisfacción de no haberte quedado con las ganas de haberle hablado, mirarla de frente, haber tocado su mejilla alguna vez, oler su perfume, caminar a su lado, son cosas, recuerdos que quedaran guardados en lo profundo de ese Ser, y así cuando nos busque en sus pensamientos, nos dará su aliento, y así podemos volver a su interior.
Es por eso que vale la pena acercarnos, poder conversar con ella, reír, abrazar y ser una persona que forme parte de su vida, aunque sea por un instante.

“Y no se tu ni que dirás, pero no hay nada mucho que pensar…
Nada que pueda perder… nada que no pueda ser” (canción: Nada. interprete: Zoé)

“Quien ama “platónicamente” no se aproxima, pero tampoco huye del objeto amado, se mantiene a distancia y se abstiene, realmente de llegar a conocerlo,
Aun cuando su afán por acercarse llegue a ser extremo. Le basta saber que el Ser quien ama también lo sabe contemplativamente” (Platón)

La crisis de EUA se debe a que utilizaron su dinero para prepararse en armamento, estas personas no merecen ser humanos, porque lo que nos distingue de los animales es que utilizamos nuestra razón y tenemos libertad para elegir lo que nos convenga, pero a este ritmo que vamos, estamos destruyendo todo a nuestro alrededor, los animales por instinto actúan mejor que nosotros.
—  Ensayo