Enfoque

2

Las cuatro caras de la depresión 

Para comprender los distintos enfoques que la psicología, la psiquiatría y la filosofía adoptan ante una misma cosa, y el efecto que de ello se deriva en los tratamientos, vamos a familiarizamos con cuatro formas distintas de entender la depresión. Cada una de las lentes empleadas proporciona una visión clara en algunos casos, pero en otros distorsiona lo que se está contemplando. 

Si siempre utilizáramos la lente adecuada del modo adecuado en el momento adecuado, estaríamos en las mejores condiciones imaginables para ayudar a cualquiera a lidiar con un problema de la forma más diestra, eficaz y duradera como sea posible. Sin embargo, con demasiada frecuencia los consejeros utilizan una sola lente, o se olvidan de cambiarla o de remitir a sus pacientes a un colega que disponga de la lente que el caso reclama.

Una causa posible de depresión es que algo funcione mal en el cerebro,una alteración genética que provoca la producción y la liberación de transmisores neuroquímicos de tal manera que interfieren con las funciones habituales del cerebro. Este tipo de depresión constituye una enfermedad mental, y acarrea toda clase de consecuencias.

Otro tipo de depresión es la debida a un estado cerebral inducido, de modo que sigue siendo biológica pero no genética. Podría ser resultado del abuso de sustancias, a saber, un efecto secundario de las anfetaminas o de un depresivo como el alcohol. Esta clase de depresión indica una dependencia física o psicológica. La tercera causa típica de depresión es un trauma infantil sin resolver o algún otro problema del pasado, lo cual constituye un punto de vista claramente freudiano (y de aceptación generalizada) y es un problema psicológico, no médico. 

La cuarta clase de depresión es fruto de algo grave que ocurre en la vida presente de alguien. Ese algo puede ser una crisis profesional, la inminencia de un problema personal o económico como un divorcio o la ruina, o un dilema de orden ético o moral. En este caso, el origen de la depresión no es de naturaleza física o psicológica; la química cerebral, el abuso de sustancias y los traumas infantiles no son los culpables.

En los dos primeros casos, las personas necesitan atención médica. La psiquiatría es lo más indicado, ya que la medicación sin duda controlará los síntomas. No obstante, las medicinas no pueden curar el problema subyacente (aunque tal vez la ingeniería genética lo logre algún día), de modo que una terapia hablada sigue siendo recomendable. En el tercer y el cuarto casos, la terapia hablada sería la receta más indicada. 

Ante los problemas del pasado sin resolver, la psicología tiene mucho que ofrecer,aunque el asesoramiento filosófico también resultaría provechoso, tanto en sustitución o como complemento del asesoramiento psicológico. Ahora bien,en el cuarto marco hipotético (con diferencia, el que más a menudo se presenta a los consejeros de toda clase) la filosofía sería el camino más rápido hacia la curación. 

Hay personas que no se consideran especialmente filosóficas, por lo que harán bien en buscar otro tipo de asesoramiento. La mayor parte de la gente saca provecho de la psicología, pero la comprensión de las cosas no termina ahí. ¿Cómo sabrá lo que debe hacer si no se conoce a sí mismo? Por supuesto,conocerse a sí mismo tiene una vertiente psicológica, así como otra física,pero, a la larga, descubrir la esencia más íntima de su ser es una tarea filosófica.

Si padece una depresión crónica debido a un trauma sin resolver del pasado, la medicación quizá le haga sentirse capaz de hablar de ello y, por consiguiente, resultará provechosa a corto plazo. En algunos pocos casos lo mismo puede aplicarse ante una crisis más inmediata. A pesar de todo, si toma medicación en estas circunstancias no hará más que posponer lo inevitable, y al sentirse mejor debido a la pastilla correrá el riesgo de no llevar a cabo el trabajo necesario para hacer frente a los retos que le estén aguardando y superarlos. 

Las medicinas no afectan al mundo exterior; incluso con el humor suavizado por el Prozac, seguirá teniendo que tratar con un jefe despiadado o con un cónyuge infiel o con la burocracia bancaria.Las respuestas no están (y nunca lo estarán) dentro de un frasco de pastillas. Lo mejor que encontrará ahí es un paliativo temporal.

Más Platón y menos Prozac / Lou Marinoff

LO VIERON…
En la PRIMERA FOTO vemos…
*habitación de Willy(ya se que es obvio xd) con la cama tendida y la sábana plana sin BULTOS.

En la SEGUNDA FOTO vemos…
*mismo cuarto, pero OJO hay un BULTO NO ENCIMA SINO DEBAJO y es mas Willy TIENE LA CÁMARA MAS CERCA , para que lo enfoque mas a el y no como en la primera donde se ve mas la cama…
CONCLUSIÓN :
DURMIERON JUNTOS 💜💚… Z4
Sacar conclusiones FANDOM WIGETTA

Y no ES UNA ALMOHADA 😉
La influencia positiva de Libra en otros signos

Estrenamos una nueva serie. Esta vez, con Libra. Con un (o una) Libra que es buena gente y puede influirnos de manera positiva si nos hacemos amigos suyos.

Tanteemos dónde podría notarse una convivencia estrecha con el signo del equilibrio y la armonía.

ARIES: Las horas compartidas al lado de Libra sirvieron para que fuese aprendiendo a valorar los aportes de otras personas y para colaborar con ellas en los proyectos comunes (dejó de imponer su enfoque tan brusca y rápidamente).

TAURO: Su terquedad fue ablandándose poco a poco. Ahora, parece más dispuesto a escuchar ideas opuestas y a considerarlas.

GÉMINIS: Sigue siendo el rey/reina transmitiendo información. Pero, gracias al amigo Libra, ahora escucha mucho mejor que antes.

CÁNCER: Ha comenzado a reírse de minucias que antes le alteraban. Poco a poco, aprendió a no dejarse afectar por ellas.

LEO: La nobleza y la honestidad son compatibles con decir las cosas con un poco de tacto. Compensa hacerlo y, gracias a Libra, ahora lo practica más.

VIRGO: Se descubrió admirando y disfrutando la belleza de las cosas, independientemente de que fueran útiles… o no tanto.

LIBRA: Comprobó que la inacción que provoca la indecisión puede conllevar la pérdida de valiosas oportunidades.

ESCORPIO: Fue moderando su visión blanco/negro y sus reacciones emocionales intensas ante situaciones que no requerían tal despliegue de energía.

SAGITARIO: Gracias a Libra, hace más paradas en el camino. Se detiene para deleitarse con calma con la belleza de los rincones que visita.

CAPRICORNIO: Maestro/a en cómo conseguir lo que quiere, incluyendo cosas materiales, ahora está ganando tablas en disfrutar lo que ha conseguido.

ACUARIO: Sus principios siguen siendo firmes. Los sigue teniendo claros. Pero, ahora, es más hábil buscando puntos de encuentro con los adversarios y, si surge la posibilidad de adaptarse o negociar, la tomaría.

PISCIS: Aprendió a disfrutar de su amistad con Libra sin que hubiese misiones salvíficas de por medio y ninguno de los dos tuviera que resolverle la existencia al otro. Simplemente, destaca el gusto de estar juntos.

Originally posted by sentimientos-en-el-aire

Pablo.-