El Primer Amor

Soy el típico chico al que le gustan las chicas de grandes pechos y lindos cuerpos. Me fijo en lo físico. Un día un compañero del curso me dijo, “una amiga mía gusta de vos”, me lo dijo por facebook y me pasó el de ella. La agregué. Para mi sorpresa era una chica de mi escuela que siempre me la encontraba. Siempre pensé que estaba loca. No era de mi gusto, era gordita y no era muy atractiva. Si lo era, yo no lo veía. Comenzamos a hablar, era divertida y graciosa. Hablábamos mucho por chat. Un día me la cruce de frente y solo nos saludamos. A la semana me atreví a preguntarle si yo le gustaba. Ella me respondió que si, pero como a mi no me gustaba, decidí mentirle diciéndole “te daré una oportunidad”. Ese mismo día una chica muy hermosa y delgada me dijo que le gustaba y estuvimos juntos. Al poco tiempo empezamos a salir, mientras que a la chica de mi escuela aún le mantenía la ilusión. Un día ella me vió con “mi novia” (la chica hermosa) y yo le dije que de verdad no la quería lastimar, pero que ya estaba saliendo con otra persona. Ella entristeció y se marcho. No hablamos por semanas. Un día viernes encontré a mi novia con otro chico y se me vino el mundo abajo, fue horrible, entonces volví a casa y ví a la chica de mi escuela conectada, le hablé con 0 esperanzas de que me respondiera, pero para mi sorpresa, respondió, “hola bonito, ¿Cómo estas?”. Estaba con la misma alegría de siempre. Los días pasaban y no había día en que no le hablara, aunque solo fuera por tonteras, igual ella siempre respondía paciente y tierna. Pasaron varias semanas y un día le pregunté “¿Aún me quieres?”, ella respondió, “¿De qué forma?”, “¿Aún te gusto?”, pregunté insistiendo. Ella se demoró en responder. En su muro había publicaciones seguidas de un chico, hasta que ella me lo confirmó, “estoy saliendo con alguien”, en ese momento sentí un vacío muy grande, no entendía mucho por qué, pero dolía, “ah…” respondí, no pude escribir nada más. En ese momento pensé que esto habrá sentido ella cuando yo la rechacé. Solo nos saludábamos, nunca hablámos en persona. Hasta que un día me atreví a acercarme a ella, estuvimos conversando un rato largo. Cuando nos íbamos iba ella, un amigo mio y yo, tomé su mano. El roce de su mano con la mía me causó una extraña sensación. Sentí ganas de no volver a soltarla nunca más. Ella llevaba 5 meses de relación, se veía feliz, mientras yo solo quería abrazarla, por lo que decidí hacerlo. En ese instante sentía deseos incontrolables de no querer soltarla nunca más. Quedamos de acuerdo en salir otro día y así fue, tome su mano de nuevo. Había más cercanía. Ella sonreía y bajaba la vista, entonces entendí, me enamoré de ella. No me importaba su físico, solo no quería separarme de ella nunca más. Ella ahora lleva 9 meses de relación y yo he estado con muchas chicas, pero sigo enamorado de ella. De vez en cuando, solo cuando ella me lo permite, la visito. Ella no sabe lo que siento y jamás lo sabrá. Se casará dentro de poco pero no puedo evitar eso, quiero su felicidad, aunque sea lejos mío. Esta enamorada de otro, pero no de mí. Perdí la posibilidad de que ese amor sea mío. He besado muchos labios, imaginando como sería rozar los de ella, he dormido con muchas mujeres, imaginando su cálido cuerpo al lado mío, pero lamentablemente, ya no será nunca. Ella no me pertenece, ella no me quiere a mí. Si leíste hasta el final no pierdas a la persona que está a tu lado, menos por su físico. Amála por lo que es, su inteligencia, su ternura, su valentía, sus defectos y virtudes. Amála todos los días, y si se acaba, demuéstrale que peleaste hasta el final. Yo perdí a esa mujer, yo perdí a mi primer amor... NO LO PIERDAS TU

-Una historia que me encontre por ahi.

Pase todo esté tiempo culpandote a ti por abandonarlo todo, por qué habías decidido ponerle punto final en nuestra historia. No te lo niego me rompió en pedazos qué pensarás qué no era la mujer para ti, qué creyeras qué no era la indicada qué no era suficiente, cuando me habías dicho antes qué era todo lo qué tú habías soñado en una mujer, qué era el amor de tu vida, qué querías pasar el resto de tú vida conmigo, qué querías qué solo fuera tuya para siempre. Me dolió no te imaginas cuánto, porqué más qué yo luchaste mil veces por nosotros, contra todo problema, contra todos los qué no querían que fuéramos felices y estuviéramos juntos, incluso tú familia pero nuestro amor era indistructible, todo conmocionaba cuando estábamos juntos a centímetros del otro no existía nadie más, eramos solo tú y yo. Estába locamente enamorada jamás lo creí, porqué al principio no creí enamorarme así de ti, porqué te veía tan loco por mi, tan enamorado qué a veces me hacía la difícil pero cuando menos me lo imagine me solté, me deje ir y me entregue completamente a ti. Sé que cometí errores amor, te falle tanto, hay cosas qué tú nunca supiste y probablemente nunca las sabrás, sé qué no lo leerás qué nunca podré decírtelo pero espero que me perdones, aguantaste tanto por mi amor, hiciste demásiadas cosas por mi qué se qué nadie más haría, estába en una situación muy difícil de mi vida, no entendía demásiadas cosas, era algo caprichosa, difícil, complicada pero me amabas cómo era y aúnque no te encantará tratabas de ayudarme, se qué te cansaste de tantas discusiones, tantas peleas, de qué hiciera todo más difícil. Lo lamento tanto, estába tan segura de ti jamás pensé qué algúna vez decidieras alejarte. Tantas veces fui yo la qué me aleje pero jamás dejaste qué lo hiciera, Dios mio, ¿cómo pude? ¿Cómo pude pensar qué jamás te cansarias, qué me amabas tanto qué soportarias cualquier cosa? Mi peor error fue pensar qué te tenía seguro, no valore tantas cosas amor, solo pude vislumbrar cuánto te amaba la madrugada qué me dejaste, cuando me sentí tan rota, cuando mis lágrimas no paraban, cuando me ahogaba en dolor y sentía mi corazón romperse en mil pedazos, tenía la necesidad de que se detuviera mi mundo para entenderlo, creí qué solo era un sueño, qué volveríamos a estár juntos de nuevo, qué te darías cuenta de tú error y correrías a recuperar lo nuestro, pero no, desde ese día nada ha sido igual.
—  Cartas de olvido para él.
Tengamos conversaciones tontas, hablemos sobre cosas que a nadie le importa. Hablemos hasta altas horas de la madrugada, hagamos que las ojeras valgan la pena y el insomnio no sea un problema, hagamos que los desvelos sean divertidos, porque nos tenemos a las 2:00 pm, pero también a las 2:00 am. Cuéntame tus problemas, cuéntame que te hace reír y que te hace llorar, cuéntame esos chistes malos que no hacen reír a nadie, pero a mí me causan carcajadas. Sé mía, entrégame todo de ti cada día, hazme saber que te tengo, yo te haré saber que me tienes, desde el primer día, me tienes.

Jamas me dijeron como seria esto, jamas me dijeron como amar a alguien, como hablar de lo que sientes, como hacérselo saber, tampoco me dijeron cuando debía decirlo, cual sería el momento indicando, tampoco me dijeron todo lo que yo podía amar, si había un límite o si estaba bien amar y que se saliera hasta por los poros.

Pero estuvo bien, porque ninguno me diría que si, que esta bien amar con esa intensidad, que estuvo bien decirtelo después de todo en ese tiempo, porque en ese año me di cuenta del valor tan grande que tiene el querer a una persona contigo y no solo como amigos, que no necesitaba hablarte para sentir que movias cada parte de mi. Que no necesite saber y ser experta en el amor para sentirlo, incluso cuando me daba miedo.


Nadie me dijo que habría alguien amándote de la misma manera, sin importar tus errores, sin importar tus defectos, nadie me dijo que alguien se preocuparia por ti, sin ser familia.

Pero tampoco me dijeron que llegaría un punto donde te darías cuenta el porque antes no funciono con otras personas, porque el destino, la vida, el universo, te la puso exactamente en esta etapa, y que pasaria a ser el amor de tu vida, que te vieras junto a el cada día, cada hora y cada minuto amándolo


Tampoco me dijeron que habrían miedo, perdón por lo que diré, pero putos miedos, los odio con todas mis entrañas y me odio a mi, por dejarlos estar ahí, pero hay unos que se fueron, y que les agradezco por haber estado y haberse ido, porque me hicieron crecer junto contigo, les doy las gracias por mostrarme por lo que lucho.


He estado aquí 10 meses, de echo he estado aquí 2 años y medio. Me arrepiento? No.

Te amo como para despertar cada día y decir “el es mi razón para seguir”

Te amo como para decir “arriesgo esto por él”

Te amo como para decir “el es el amor de mi vida”

Te amo como para decir “no quiero nada que no seas tu”

Te amo como para hacer todo incluso si hay personas que no estan de acuerdo

Te amo para lograr cada meta, cada sueño, tuyo, mio y nuestro

Te amo como para formar una familia y amarla como te amo

Te amo como para arriesgar todo, porque mi felicidad se encuentra contigo


Estoy segura de amarte con cuerpo y alma, con mis defectos, con mis miedos, con mis sueños, con mi ganas de seguir aquí

El primer amor no es la primera persona que te gustó, sino por la que hiciste cosas que nunca imaginaste y nunca olvidarás.