El Bicho

My Island, my beautiful Island, how you’ve been mistreated.

They’ve taken everything from us yet they expect us to be grateful.

Well we say no more. No more corruption. No more stealing. No more injustice.

We will not sit on our hands. We will not be silenced. We are workers. We are students. We are people.

Where is our respect? Where are our rights?

We fight for our country. We fight for our future.THE EDUCATION OF OUR FUTURE GENERATIONS DEPEND ON THIS. ON OUR ACTIONS.

WE WILL BE HEARD. 

HOY NOS LEVANTAMOS, PUERTO RICO.

 HOY VOLVIMOS A SER UN PUEBLO.

NOS QUITARON TANTO QUE TERMINARON QUITANDONOS EL MIEDO.

#PUÑETA

10
 sweet like apple pie // enjoy this moment // dance with me //
 my tragedy // put your hands up // playlist bonus (+30 songs)

Well, since I didn’t finish the 2016 faves project, I decided to make these playlists with my favorite songs ^^ There are 70 songs divided into 5 playlists + a bonus playlist with 30 more songs, anyway, forgive me any mistakes, but it’s the first time I work with 8tracks :s

Esto es así
de pronto estás agotado, fatigado, con menos fuerza,
y te preguntas ¿qué pasa en mi cuerpo?
te sugestionas, te haces exámenes médicos, piensas
que tienes una enfermedad porque cogiste sin cuidarte
porque has estado bebiendo últimamente
porque te dio un dolor intenso en la cabeza o el culo
y crees que tienes cáncer. De pronto te volviste
menos soñador y muchos de tus ideales no parecen
tener ánimos sentado viendo cómo sigues
el ejemplo de esta caravana de rostros tristes.
Y luego comienzas a creer en el vacío, el sinsentido,
la monotonía, las cuentas, el poder llegar a fin de mes
al menos con algo de dinero para ahorrar
para unos tenis.  Tus amigos y los médicos te dicen
que no tienes nada, que estás pensando demasiado,
que es estrés, ansiedad y luego comienzas a pensar
en que esto es una realidad simulada, que tal vez
no te diste cuenta y fuiste secuestrado por una
especie alienígena. ¿Y dónde quedé yo? ¿Qué me hicieron?
¿a dónde fue mi alma aventurera? ¿por qué ahora
que me preocupo más por cuidarme me duele
más todo que antes? ¿por qué ya no sé
lo que es la fe y la esperanza o las razones para tenerlas?
Pero la alegría es un roadtrip, parte del viaje
es también quedarte sin combustible, sin billete de regreso,
sin monedas para el bus, sin los que confiaron en ti,
sin el alboroto de tus bichos voladores, sin un aire,
sin agua, sin techo, sin una religión, sin una cama,
sin instrumentos, sin trabajo, sin ciudad,
sin cerveza, sin ángel, sin versos, sólo frente
a lo que parece un camino desértico que no sabes
a dónde te llevará…
la alegría es un roadtrip
sal, respira, desaprende, atrapa un rayo,
cáete, rómpele la madre a las dudas,
ahoga los celos, no respondas a las envidias,
no contestes a los incrédulos,
no demuestres nada a los vanidosos
sal
mira
qué linda te ves luchando por tus sueños,
haciendo lo que te apasiona
seduciendo con tu brillo renacentista
a la gracia de las musas
con tu cavidad boreal
a las moléculas volcánicas,
enciende tu oído
y deja que la incertidumbre
te saque a bailar
tal vez sólo se trata
de tomarle bien por la cintura
o de olvidar
que tienes dos pies izquierdos
¿qué hacer en estos tiempos
donde no luchamos por nada?
donde vamos perdiendo
la batalla interna
¿qué hacer en medio de estas voces que
incomprendidas se tiran al piso
a arruinar sus talentosos cerebros
con el temor a la grandeza?
¿qué hacer cuando el egoísmo
tampoco te deja aceptar que mereces una vida
decente y digna de tranquilidad y hermosos
placeres envueltos en hormigas?
he leído de música, historia del rock, la poesía
de los pueblos prehispánicos, viajes en el tiempo,
física cuántica, etimologías latinas y viajes hippies,
mas no tengo todas las respuestas
aún me falta conocer
de nanotecnología, de cultivos, de alimentarme bien,
de dibujar, de hacer una canción que pueda
conversar con el beat de los latidos,
de encuentros con seres de otras dimensiones
¿qué hacer con la felicidad
que le invertimos a los planes
cuando nos fueron infieles o se
nos adelantaron en el camino?
No lo sé, si lo sabes, házmelo saber, o vete lejos y escribe tu aprendizaje,
háblame de tus lecciones, de cómo sobrevives, de cada cuando meditas,
de si has dejado de ser tan egoísta para poder ayudar al menos
un poco a alguien a salvarse, si es que te tiraste a la arena a ver pasar
las estrellas y escuchar el mar porque sigues sin encontrar
la razón que alce tu ciencia o tu espíritu. Te espero en la próxima estación, el siguiente barco, pueblo, gasolinera o avión, espero que hablemos de cómo llegaste
hasta aquí para decirme que la alegría es un roadtrip.
—  La alegría es un roadtrip, Quetzal Noah
¿Sabes por qué las personas de ahora ocultan su dolor dentro de sonrisas rotas? Porque esta sociedad es muy superficial y discriminadora. Ya casi nadie dice lo que piensa por miedo. ¿Miedo a qué? Por miedo a ser avergonzado o considerado como un bicho raro o enfermo mental.
¿Por qué no estamos juntos?... || Wigetta One Shot

///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

- ¡Vegetta! ¡Que llegamos tarde a la función!

- Ya Willy, tranquilo que ya estoy, vámonos

Era bueno salir de casa de vez en cuando, después de grabar todo el día, una película en el cine no sonaba mal

- ¿Qué vas a pedir Willy? - pregunté a mi compañero mientras estábamos en la fila

- Hombre, pues palomitas, casi que solo vengo por eso al cine

- Sólo no pidas las más grandes porque al final soy yo el que tiene que comérselas y se enferma de la tripa

- Bueno, porque quieres, yo no te pido que las comas

- ¿Y que más quieres que haga si me las das? Pareces un niño pequeño, si es que me iré al cielo con la paciencia que te tengo

Ahí estábamos, Willy compartiendo su foto de las palomitas que acababa de comprarse y yo mirándole como siempre, era como un niño pequeño, recordaba la primera vez que lo conocí, su voz no coincidía con el chico que tenía frente a mí, sus ojos castaños que se achinaban cuando sonreía, su evidente inocencia a tantas cosas, sin embargo eso no aminoraba la madurez que llevaba consigo, aún a su corta edad, y esos mofletes que se teñían de un leve carmín con cada una de sus acciones…

Yo le admiraba, admiraba su valentía al ponerse frente a una cámara y que miles de personas lo vieran, yo mismo fui un subscriptor suyo… Jamás creí conocerlo, ni que sería mi compañero de trabajo, mucho menos que algún día dejaría la comodidad de la casa de mis padres en Madrid para irme a vivir con él a Los Ángeles… Jamás creí enamorarme de él…

- Ya está… no puedo creer que me convencieras de ver esta película

Salí de mis pensamientos para volver al presente, Willy miraba al frente mientras comía un puñado de palomitas

- Qué dices Willy, si ni siquiera es de miedo

- No, pero seguro un susto me saca, el bicho da miedo

- Un poco sí, pero da igual Willy que aquí estoy yo si quieres abrazar a alguien - dije con un tono coqueto a mi compañero

- ¡Uy si! No veas, primero vamos, salgo corriendo

- Qué mala gente eres chaval

- Shhhhhh que ya empieza

Las luces se apagaron anunciando el inicio de la película, pasé hábilmente mi mano frente a Willy y le robé un puñado de palomitas para disfrutar de la función

—————————————————————————————————-

- Ostras tío, pues si me gustó la película

- Pues, no estuvo mal, pero tampoco fue la leche

Salimos del cine y nos dirigíamos al estacionamiento de la plaza, estaba ya algo vacío, además de que habíamos aparcado un poco lejos de la entrada principal

Caminábamos en dirección al coche, miré a Willy, su cabello oscuro estaba despeinado ya que antes de salir se dio una ducha rápida y no se molestó en arreglárselo, se veía muy bien así, se me antojaba pasar mi mano por sus cabellos que seguirían húmedos en algunas partes… Lo miré de arriba a abajo, llevaba una sudadera nueva, últimamente había cambiado su vestimenta, era extraño verlo así, no era que no se viera bien, simplemente que me costaba creer que ese era el Willy que había conocido, solo bastaba que hablara con él para saber que detrás de esa nueva imagen, aún estaba el Willy de siempre.

Mis ojos se detuvieron en la mano que llevaba a un costado, estaba tan cerca de la mía… con un movimiento ágil tome su mano, él me miró con una ligera sonrisa en sus labios y correspondió el gesto, entrelazando sus dedos con los míos, ambos dirigimos la vista al frente y sin soltarnos, seguimos caminando hacia el coche.

Llegamos a casa, Willy dejo las llaves sobre la mesilla de la entrada y se dirigió al sofá, se dejó caer en este y tomó el control de la televisión, me acerqué al sofá y le rodee con mis brazos por encima del respaldo.

- Compañero ¿Que cariñoso estás el día de hoy no? - dijo mientras pasaba sus manos sobre las mías  

No me consideraba una persona demasiado melosa, en realidad creía que en cualquier relación era necesario darse su espacio, sin embargo, disfrutaba mucho de la compañía de Willy, había algo que me atraía siempre hacia él…

- Me gusta estar contigo chiqui

- Y a mí también

Se giró en mi dirección y nos miramos fijamente, todo era mejor cuando estábamos juntos… dolía saber que no podíamos estarlo más

- Willy… ¿Qué estamos haciendo mal?

- ¿A que te refieres? - me miró extrañado

- ¿Por qué no estamos juntos?

- ¿Qué dices? Estamos juntos justo ahora ¿No es así?

- Sabes de lo que hablo ¿Por qué no estamos juntos… en plan pareja?

Willy se inclinó al frente, soltándose de mi abrazo

- Ya hemos hablado de esto vegetta…

- Ya lo sé Willy, es solo que, si dos personas se quieren, deberían estar juntas

- Ya no somos unos adolescentes Vegetta…

- Yo tenía tu edad cuando te conocí Willy… ¿Acaso la edad es un problema para ti?

Mi compañero se removió incomodo en su asiento, no me miraba, tenía una expresión seria, pero sus ojos delataban tristeza. Nunca creí que a Willy le importase que fuera mayor que él, en realidad sólo en número, ya que nunca me sentí conforme a la edad que tenía, inclusive en muchas ocasiones, Willy demostraba ser mucho más maduro que yo, seguramente eso estaba intentando justo ahora.

- No es por la edad Vegetta – se levantó del sofá y caminó frente a mi – ¿Es que no ves que no podemos permitirnos estar juntos?

- ¿Por qué no? Yo te quiero… ¿Tú no me quieres? – pregunté dudoso

- ¡Sabes que sí! Por eso es que he aceptado estar contigo a pesar de todo, ¿Crees que no es difícil para mí también?

- ¿Y entonces? Por qué nos hacemos los tontos con el tema

- Veg… Samuel, no podemos… Nuestra vida y nuestro trabajo no lo permiten

- Al demonio lo que piensen Willy, a mí no me importa perder seguidores si voy a ganar una vida libre contigo

Me acerqué a él, tomé su brazo para darle apoyo, se giró y se soltó una vez mas de mi agarre, pasó sus manos sobre su rostro en señal de desesperación y me miró suplicante

- ¿Acaso no quieres una familia? ¿No es lo que siempre has deseado?  Yo no puedo dártela, tienes que estar con alguien que si pueda

- Eso no es problema Willy, hay otras formas, eso no es un impedimento

- Es que eres terco… - levantó los brazos para después dejarlos caer a sus costados, al parecer no tenía más excusas que decir

- Y tú eres tonto… Willy, yo te quiero – pasé mi mano por su cintura, el consintió el gesto y me abrazó – ¿A qué le temes?

- A todo… ¡Las cosas no son así de sencillas Samuel! ¿Qué pasa si después ya no funciona? ¿Que pasa si todo sale mal?

- ¿Y prefieres huir? ¿Aparentar que nada pasa?… ¿Crees que no me duele verte con ella? – Le dije al tiempo que lo tomaba de los hombros y le separaba un poco de mi para mirarle

- ¿Y crees que a mi no me dan celos cuando te escapas a saber donde con ella también?

- ¿Y que puedo hacer Willy? ¿Quedarme aquí solo? Al menos yo sé que no voy a quedarme con ella, porque al que quiero es a ti… ¿Tú que puedes decirme?

Sus ojos delataban tanto, sabia que él me quería, me lo había dicho y me lo demostraba muchas veces a su manera, a pesar de que había cambiado mucho en todos estos años, en el fondo seguía siendo aquel chico inseguro de sus acciones.

- No lo se Samuel, no podemos… No puedo

El sonido de un tono de llamada inundó el salón, era el móvil de Willy, seguramente ella lo estaría llamando, me miró con cierta decepción y pena.

- Anda ve, sé que tienes que responderle – le solté

- Samuel… Lo siento

Willy tomó su móvil de la mesa y se dirigió a su habitación, yo me quedé en el salón, di un leve golpe a la pared que tenía enfrente y cerré mis ojos…

- Yo también lo siento Willy, mucho más de lo que tú crees

///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

He vuelto!!! dejo esto y me voy corriendo, no me odien mucho, a mi me duele también T_T por eso tengo que sacarlo, tengo ya varias cosas pensadas para escribir así que espero vernos pronto por aquí. 

Si dais like se agradece :3 un saludo muy grande a tod@s