Hoy comprendí que los sueños son nuestras alas. ¿Han visto algún ave que al pretender cortarle sus alas permanezca serena, esperando que lo hagan? No; siempre luchan hasta el final. Nosotros no, esperamos que nos arranquen pluma a pluma, o peor; nos cortamos las alas nosotros mismos, nos decimos que no podemos, le creemos al miedo, desistimos de lo que amamos ¿por qué lo hacemos?. Recordé esa canción de Los Beatles que dice "coge esas alas rotas y aprende a volar". Pensé -Haz como el ave; resiste hasta el final porque, cariño; tu lugar está en las nubes-.

3 de agosto del 2017

I’m EMA