Auch

Si yo fuera un ave,
volaría temprano
hasta un cable
cerquita a tu casa…
Y cantaría bonito
y te despertaría
Y tú, despabilado,
saldrías a ver de dónde
tanto alboroto.
Entonces verías
un pequeño pajarito amarillo
con una ala atrofiada,
pero que parece que sonríe
desde el cable de luz
de enfrente,
feliz de que estés despierto
y vivas en el mundo donde
la gente se vuelve ave
nada más para verte…
—  Clara Ajc
Perdón, lo intenté… pero al parecer no pude contra tu indiferencia, me voy de ti. ¿Que si me duele? Claro, me duele como la puta madre, pero voy a tomar las pocas fuerzas que me quedan para salir de esta. Ya veré cómo te olvido.