9x8

Un giorno un professore scrisse sulla lavagna:
9x1 =17
9x2 = 18
9x3 = 27
9x4 = 36
9x5 = 45
9x6 = 54
9x7 = 63
9x8 = 72
9x9 = 81
9x10 = 90
Quando ebbe finito di scrivere e si girò verso la classe tutti gli alunni stavano ridendo per l'errore fatto nella prima operazione. A questo punto il professore disse: “Ho scritto la prima operazione sbagliata di proposito perché volevo che imparaste  una lezione molto importante. Era solo per spiegarvi come il mondo la fuori vi tratterà. Vedete che ho scritto giusto 9 volte ma nessuno mi ha detto che sono stato bravo; tutti voi però avete riso e mi avete criticato per l'unica cosa sbagliata che ho fatto”. Quindi questa è la lezione:
“Il mondo non apprezzerà le milioni di cose giuste che farete ma sarà pronto a criticare l'unica sbagliata”

9x1 = 9
9x2 = 18 (1+8 = 9)
9x3 = 27 (7+2 = 9)
9x4 = 36 (3+6 = 9)
9x5 = 45 (4+5 = 9)
9x6 = 54 (5+4 = 9)
9x7 = 63 (6+3 = 9)
9x8 = 72 (7+2 = 9)
9x9 = 81 (8+1 = 9)
9x10 = 90 (9+0=9)
9x11 = 99 (9+9=18, 1+8=9)
9x12 = 108 (1+0+8 = 9)
9x13 = 117 (1+1+7 = 9)
9x14 = 126 (1+2+6 = 9)
9x15 = 135 (1+3+5 = 9)
9x16 = 144 (1+4+4 = 9)
9x17 = 153 (1+5+3 = 9)
9x18 = 162 (1+6+2 = 9)
9x19 = 171 (1+7+1 = 9)
9x20 = 180 (1+8+0 = 9)
9x21 = 189 (1+8+9 = 18, 1+8=9)
9x22 = 198 (1+9+8 = 18, 1+8=9)
9x23 = 207 (2+0+7 = 9)
9x24 = 216 (2+1+6 = 9)
9x25 = 225 (2+2+5 = 9)
9x26 = 234 (2+3+4 = 9)
9x27 = 243 (2+4+3 = 9)

En la escuela te enseñan cómo multiplicar 9x8 te hacen leer Hamlet y memorizar los primeros 10 artículos de la constitución. Pero no te enseñan cómo dejar de amar a alguien que ha dejado de amarte, o cómo lidiar con derrotas cuando un amigo se va sin decir adiós, o cuando un pariente muere porque el cáncer se comió  su cerebro. En casa he aprendido que el alcohol puede hacer tantos problemas  como los que resuelve. Y se siente tan bien dejar que mi garganta se queme en lugar de mi corazón y no prestarle atención a los problemas en mi cabeza que yo no podía resolver. Porque la vida no es 9x8  y no es la forma en que los autores describen a sus personajes en una historia. Son esas noches que permaneces despierto por extrañar mucho a alguien. Deseando que las cosas sean diferentes  y al día siguiente te das cuenta de que no se puede y entonces es cuando te levantas después de estar abajo por tanto tiempo. Porque de eso se trata la vida, pero nadie puede enseñarte eso, nadie puede ayudarte cuando estas en duelo. Porque todos dicen que necesitas apoyo, pero la verdad es que del único que depende estar bien es de uno mismo.
En la escuela te enseñan cómo multiplicar 9x8 te hacen leer Hamlet y memorizar los primeros 10 artículos de la constitución. Pero no te enseñan cómo dejar de amar a alguien que ha dejado de amarte, o cómo lidiar con derrotas cuando un amigo se va sin decir adiós, o cuando un pariente muere porque el cáncer se comió su cerebro. En casa he aprendido que el alcohol puede hacer tantos problemas como los que resuelve. Y se siente tan bien dejar que mi garganta se queme en lugar de mi corazón y no prestarle atención a los problemas en mi cabeza que yo no podía resolver. Porque la vida no es 9x8 y no es la forma en que los autores describen a sus personajes en una historia. Son esas noches que permaneces despierto por extrañar mucho a alguien. Deseando que las cosas sean diferentes y al día siguiente te das cuenta de que no se puede y entonces es cuando te levantas después de estar abajo por tanto tiempo. Porque de eso se trata la vida, pero nadie puede enseñarte eso, nadie puede ayudarte cuando estas en duelo. Porque todos dicen que necesitas apoyo, pero la verdad es que del único que depende estar bien es de uno mismo.
En la escuela te enseñan cómo multiplicar 9x8, te hacen leer Hamlet y memorizar los primeros 10 artículos de la constitución. Pero no te enseñan cómo dejar de amar a alguien que ha dejado de amarte, o cómo lidiar con derrotas cuando un amigo se va sin decir adiós, o cuando un pariente muere porque el cáncer se comió su cerebro. En casa he aprendido que el alcohol puede hacer tantos problemas como los que resuelve. Y se siente tan bien dejar que mi garganta se queme en lugar de mi corazón y no prestarle atención a los problemas en mi cabeza que yo no podía resolver. Porque la vida no es 9x8 y no es la forma en que los autores describen a sus personajes en una historia. Son esas noches que permaneces despierto por extrañar mucho a alguien. Deseando que las cosas sean diferentes y al día siguiente te das cuenta de que no se puede y entonces es cuando te levantas después de estar abajo por tanto tiempo. Porque de eso se trata la vida, pero nadie puede enseñarte eso, nadie puede ayudarte cuando estas en duelo. Porque todos dicen que necesitas apoyo, pero la verdad es que del único que depende estar bien es de uno mismo.