21cc

Makita ZMAK-RST210 21cc 2 Stroke Petrol Line Strimmer by Makita

Makita ZMAK-RST210 21cc 2 Stroke Petrol Line Strimmer by Makita

Makita ZMAK-RST210 21cc 2 Stroke Petrol Line Strimmer by Makita

  • Engine: 2-stroke, Cubic Capacity: 21cc, Horsepower: 0.83hp (DIN), Tank Capacity: 0.41 litre, Ignition: electronic

Engine: 2-stroke, Cubic Capacity: 21cc, Horsepower: 0.83hp (DIN), Tank Capacity: 0.41 litre, Ignition: electronic

Price: [wpramaprice asin=”B00Y3P1N9A”]

[wpramareviews asin=”B00Y3P1N9A”]

View On WordPress

Samsung Techwin presenta su nueva gama de videgrabadores de red con PoE+ integrado

MADRID, 29 (Portaltic/EP)

Samsung Techwin ha presentado tres nuevos modelos de videograbadores de red (NVR) a precios competitivos y equipados con un switch integrado PoE+.

La nueva gama de videograbadores de red consta de los modelos SRN-473S, de 4 canales con 4 puertos PoE+, grabación a 32 Mb/s de ancho de banda, un disco duro interno y compatibilidad con e-SATA; SRN-873S, de 8 canales con 8 puertos PoE+, grabación a 64 Mb/s de ancho de banda, hasta dos discos duros internos y compatibilidad con e-SATA; y SRN-1673S, de 16 canales con 16 puertos PoE+, grabación a 80 Mb/s de ancho de banda, hasta cuatro discos duros internos y compatibilidad con e-SATA.

Los videograbadores de red de 4, 8 y 16 canales reducen considerablemente los costes de instalación ya que no es necesario contar con fuentes de alimentación y switches individuales, como ha explicado la compañía en un comunicado.

Gracias a la funcionalidad PoE+ integrada, los tres nuevos NVR ofrecen energía suficiente para cualquier cámara PoE+ que cumpla con el estándar ONVIF, incluidos los domos PTZ para exterior.

“Nuestros nuevos videograbadores de red con switches PoE+ integrados suministran energía de forma segura a las cámaras y otros dispositivos mediante cables de datos Ethernet estándar, con la ventaja añadida de que se puede usar PoE en cualquier lugar sin necesidad de tener en cuenta las posibles variaciones en los estándares de suministro local”, ha afirmado el Product Manager para Samsung Techwin Europe, Ltd, Tim Biddulph.

El principal beneficio de usar la alimentación por Ethernet, como ha explicado Biddulph, es que “los sistemas basados en redes IP se pueden ampliar en cualquier momento sin cortar el suministro eléctrico y sin necesidad de instalar más cables”.

Asimismo, los tres nuevos videograbadores de red son compatibles con las cámaras de 8 megapíxeles y, por tanto, graban imágenes de una altísima calidad, como las imágenes que capturan las cámaras 4K.

SIN INSTALACIONES NI PUESTAS A PUNTO

Los nuevos modelos permiten optimizar costes a un precio asequible. Están equipados con una interfaz gráfica de usuario en pantalla, muy fácil de usar y disponible en múltiples idiomas. Además, se pueden configurar y controlar localmente con solo conectar un ratón o un controlador tipo ‘joystick’, lo que hace que las cámaras de Samsung Techwin se pueden configurar fácilmente mediante la interfaz de los videograbadores sin necesidad de disponer de un ordenador.

Los operadores pueden elegir entre dos tipos de salida para los videograbadores de red: HDMI o VGA. Los tres modelos son compatibles con los métodos de compresión H.264 y MJPEG y permiten reproducir flujos múltiples de datos a distintas resoluciones en 'smartphones’ y tabletas, y también en cualquier ordenador de la red.

Gracias a la ayuda de la prestación de búsqueda Smart Search, que permite usar criterios de búsqueda por metadatos, es posible recuperar el vídeo de cualquier incidencia fácilmente.

Los tres videograbadores se presentan poco después del lanzamiento de la gama de cámaras WiseNet Lite. La combinación de las nuevas cámaras y los nuevos videograbadores ofrece a los diseñadores de sistemas un amplio abanico de opciones que se ajustan a todo tipo de presupuestos y requisitos de funcionalidad en proyectos de videovigilancia.

Legisladores brasileños aprueban aumento del gasto en pensiones y dan golpe a Rousseff

BRASILIA (Reuters) - La Cámara baja del Congreso de Brasil aprobó el miércoles una medida que aumentaría el gasto en el sistema de pensiones en los próximos años, en otra sorpresiva derrota de la presidenta Dilma Rousseff, quien está luchando por ordenar las finanzas del Gobierno.
En una reñida votación, los legisladores aprobaron una enmienda para reajustar las pensiones anualmente con una fórmula que actualmente se usa para elevar el salario mínimo, lo que potencialmente incrementaría el ya elevado desembolso en seguridad social. La medida aún debe ser votada por el Senado.
Anteriormente el martes, los legisladores aprobaron un decreto para mantener la fórmula de reajuste del salario mínimo hasta el 2019. Bajo esa fórmula, el salario mínimo aumenta en un monto equivalente a la inflación del año previo más el nivel del producto interno bruto de dos años antes.
Los beneficios de pensiones se ajustan cada año de acuerdo a la inflación.
El Gobierno se había opuesto a usar el esquema del salario mínimo para las pensiones, diciendo que costaría a las arcas del Estado unos 2.000 millones de reales (646,6 millones de dólares) adicionales por cada punto porcentual de alza de las pensiones.
El palacio presidencial y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios.
“Este es un proyecto de ley que el Gobierno no puede pagar”, dijo Mansueto Almedia, especialista en cuentas públicas basado en Brasilia. “Esto aumenta el riesgo de una rebaja de la calificación crediticia”, agregó.
Almeida dijo que el Gobierno podría verse obligado a subir más los impuestos y su endeudamiento para pagar el gasto adicional.
Rousseff ya ha aumentado los impuestos y recortado el gasto en pensiones y otros beneficios sociales para equilibrar las cuentas públicas y no perder el codiciado grado de inversión de Brasil.
Muchos legisladores de partidos aliados, incluidos algunos del propio Partido de los Trabajadores de Rousseff, votaron a favor de la enmienda, subrayando la fuerte resistencia a la impopular campaña de austeridad liderada por el ministro de Hacienda, Joaquim Levy.
El mes pasado, el Congreso sorprendió al Gobierno con la aprobación de una enmienda para flexibilizar la edad de jubilación.
A pesar de las críticas de líderes sindicales y legisladores aliados, Rousseff terminó vetando la enmienda y ofreciendo un esquema alternativo de pensiones para reducir las pérdidas potenciales en 50.000 millones de reales hasta el 2026.

(Reporte de Alonso Soto; Editado en Español por Ricardo Figueroa)