1968-olympics-black-power-salute

The 1968 Olympics Black Power Salute: African American athletes Tommie Smith and John Carlos raise their fists in a gesture of solidarity at the 1968 Olympic games. Australian Silver medalist Peter Norman wore an Olympic Project for Human Rights badge in support of their protest. Both Americans were expelled from the games as a result

History Meme:
10/10 Moments » 1968 Olympics Black Power salute

The 1968 Olympics Black Power salute was an act of protest by the African-American athletes Tommie Smith and John Carlos during their medal ceremony at the 1968 Summer Olympics in the Olympic Stadium in Mexico City. As they turned to face their flags and hear the American national anthem (The Star-Spangled Banner), they each raised a black-gloved fist and kept them raised until the anthem had finished. Smith, Carlos and Australian silver medalist Peter Norman all wore human rights badges on their jackets. In his autobiography, Silent Gesture, Tommie Smith stated that the gesture was not a “Black Power” salute, but a “human rights salute”. The event is regarded as one of the most overtly political statements in the history of the modern Olympic Games. [X] [X]

2

The 1968 Olympics Black Power salute was a protest made by the African American athletes Tommie Smith and John Carlos during their medal ceremony at the 1968 Olympic Games in the Olympic StadiumMexico CityMexico. As they turned to face their flags and hear the American national anthem (The Star-Spangled Banner), they each raised a black-gloved fist and kept them raised until the anthem had finished.

http://en.wikipedia.org/wiki/1968_Olympics_Black_Power_salute

Un héroe blanco y ninguneado en el ‘Black Power’ de México 1968

El récord australiano en 200 metros lisos (que está en 20,06 segundos) sigue sin superarse desde hace cinco décadas, cuando el atleta Peter Norman realizó dicha marcar en una emocionante final disputada el 16 de octubre de 1968 en los Juegos Olímpicos que tenían lugar en México. El corredor ganó la medalla de plata al llegar segundo a la meta ente los estadounidenses Tommie Smith y John Carlos (oro y bronce respectivamente). Desde entonces ningún otro atleta de Australia ha conseguido correr, en una competición oficial, más rápido que su compatriota.

Pero, a pesar de ese histórico logro para el deporte australiano, el nombre de Peter Norman no pasó a la posteridad como uno de los grandes atletas de su país, quedando en el olvido y, sobre todo, en el más absoluto de los ninguneos por parte de los responsables políticos y deportivos de Australia ¿el motivo? encontrarse en el mismo podio en el que otros dos deportistas, en el momento de recibir la medalla, hicieron un gesto que quedó para la posteridad: el saludo del ‘Black Power’ que realizaron Tommie Smith y John Carlos (levantando el puño y descalzos sobre el podio) como acto de protesta y reivindicación por los derechos civiles de las personas negras.

[Te puede interesar leer: El acto que hizo cambiar las cosas en los derechos civiles de las personas negras]

Peter Norman se solidarizó totalmente con las demandas de sus compañeros de podio y aunque no levanto el puño sí que se colocó en la pechera de su chándal la insignia del ‘Olympic Project for Human Rights’ –OPHR- (Proyecto Olímpico para los Derechos Humanos). Provenía de un país en el que la segregación racial también se realizaba y el que las leyes de los ‘caucásicos’ oprimían a los aborígenes y quería de ese modo hacer pública su queja sobre la política racial en Australia.

Cuando en los momentos previos a recoger las medallas, los atletas afroamericanos Smith y Carlos estaban preparándose para realizar el simbólico gesto se dieron cuenta que solo tenían un par de guantes negros (el plan era llevar cada uno un par y levantar los dos puños al aire), pero fue Norman quien les dio la idea de que se pusieran un guante cada uno y que levantasen un solo puño.

Impresionados por la amabilidad mostrada por el atleta australiano le preguntaron sobre su interés en las demandas sociales contra la discriminación racial, contestándoles que las apoyaba totalmente. Fue en ese momento cuando le ofrecieron una de las insignias de la OPHR (que pertenecía a uno de los entrenadores del equipo de EEUU) y se la colocó en la pechera de su chándal para salir a recoger la medalla de plata que acababa de ganar.

El ‘saludo Black Power’ realizado por los deportistas estadounidenses en el momento en el que sonaba el himno nacional hizo enmudecer a todo el estadio y los fotógrafos de la prensa mundial que allí se encontraban dispararon sus cámaras, quedando inmortalizado aquel momento y convirtiéndose una de las fotografías en uno de los iconos más famosos de la Historia.

El comité organizador de los JJOO llamó la atención a los tres atletas y los expulsó de la competición por haber transgredido una de las normas del espíritu olímpico que era la de no utilizar los juegos con una finalidad política. Cabe destacar que no fueron los únicos deportistas que realizaron el saludo o hicieron algún tipo de reivindicación en los Juegos olímpicos de México 1968. Los tres medallistas de la prueba de los 400 metros lisos que también eran afroamericanos y representaban a Estados Unidos, (Lee Evans, Larry James y Ronald Freeman) y los saltadores Bob Beamon -oro- y Ralph Boston -bronce- (el primero con el puño en alto y el segundo subiendo descalzo al podio) se solidarizaron con la reivindicación del Black Power, pero éstos cinco deportistas no fueron expulsados de los juegos.

Tommie Smith y John Carlos volvieron a EEUU donde fueron recibidos como héroes por una importante parte de la población, aunque fueron apartados oficialmente de las competiciones atléticas, dejaron de representar a su país en cualquier otro evento deportivo y perdieron sus empleos. Durante largo tiempo sufrieron todo tipo de persecuciones que afectaron a sus vidas personales y familiares, pero con los años les comenzó a llegar los homenajes y reconocimientos por aquel icónico gesto.

[Te puede interesar leer: Jesse Owens, el héroe norteamericano de los JJOO de Berlín al que su presidente se negó a recibir por ser negro]

La suerte de Peter Norman fue mucho peor. Fue menospreciado por gran parte de sus conciudadanos que no entendían por qué el atleta se había sumado a tal protesta en ‘algo que no iba con él’. Se le pidió una disculpa pública (algo que no realizó) y poco a poco se le fue relegando de las competiciones importantes a otras menores, hasta que llegó el momento de no ir convocado a ningún evento deportivo. Tres décadas después, cuando el país organizó los Juegos de Sídney 2000 no fue invitado a participar activamente en ninguno de los actos importantes del encuentro olímpico.

Norman cayó en una fuerte depresión y aunque siguió vinculado al deporte (jugando a fútbol y entrenando un equipo juvenil) nunca más volvió a la competición profesional en atletismo. La mala suerte hizo que en 1985 sufriera una grave lesión en el tendón de Aquiles que le provocó una gangrena y por la que estuvo a punto de perder la pierna.

Tan sólo tuvo un momento de gloria cuando fue invitado a viajar a los EEUU y reunirse con Tommie Smith y John Carlos en 2003, con motivo de la inauguración de un monumento conmemorativo del saludo Black Power de México 68 que protagonizaron. Le instaron a decir unas palabras en público, pero dentro de la pequeña alegría que había recibido al viajar hasta allí también se encontraba la decepción… El monumento era un podio y en él había dos figuras que representaban a Smith y Carlos quedando vacío el escalón en el que la imagen de Norman tendría que estar.

Algunas fuentes indican que en los últimos años de su vida Peter Norman cayó en el alcoholismo. Falleció a causa de un infarto a la edad de 64 años, el 3 de octubre de 2006. Tommie Smith y John Carlos acudieron al entierro y portaron el féretro.

Lo lamentable del asunto es que todos los homenajes a Peter Norman llegaron demasiado tarde. En marzo de 2006 fue invitado a llevar la antorcha en los Commonwealth Games celebrados en Melbourne; 2008 su sobrino, Matt Norman, dirigió un documental titulado ‘Salute’; y en 2012 el Parlamento Australiano pidió públicamente disculpas por el trato que se dispensó en vida.

Cabe destacar que el Comité Olímpico Australiano se ha defendido una y otra vez de las acusaciones por haber ninguneado y llevado al ostracismo a Peter Norman.

Hoy en día ya son miles las referencias y publicaciones que existen y que hablan de ‘el héroe blanco’ que formó parte de la protesta del Black Power en los JJOO de México 1968 y que pagó muy caro su participación.

Fuentes de consulta e imágenes: CNN / movimientopoliticoderesistencia / riccardogazzaniga / couriermail / spartacus-educational / marca / elpais / telegraph / wingmanpictures

[Te puede interesar leer: Los disturbios raciales que dieron origen al carnaval más famoso del Reino Unido]