13defebrero

Lo miraras un dia.

No se si algún día llegues a leer esto, e incluso no estoy segura de que si lo lees, sepas que es para ti. 

Puede que me complique la vida un poco y que no se cumpla del todo el propósito con el que te estoy escribiendo esto, sin embargo me es importante poder sacar todas estas palabras de mi.

Quiero que sepas que después de tanto tiempo, de ir y venir, de maldecirte noche y día, de odiarte, de extrañarte, de sentirme herida, traicionada e incapaz de superar esto… Finalmente te puedo decir que lo he dejado pasar.

Quiero que sepas que estoy en paz contigo, que puede ser que ahora hasta te sonría en la calle, quizá no del todo en un principio, pero espero lograrlo algún día.

También quiero que sepas que te ame, que te ame mas que a nada en esta tierra, y que me me tomo un millón de pensamientos y horas de desesperación poder dejar ese sentimiento atrás. Quiero que sepas que me hiciste feliz, me hiciste reír y me diste en que creer cuando no tenia propósitos en mi existencia, debes de saber esto, porque a pesar de todo lo que llegue a pensar de nuestro paso por la vida, no todo fue tan trágico como comente.

Tuvimos días buenos, tuvimos días muy buenos, momentos en los cuales deseaba pasar el resto de mi vida a tu lado, y no te miento, algunas veces aun me cuestiono de que me habré perdido junto a ti. Pero ya no lo anhelo querido, ya no lo anhelo.

Espero que poco a poco el tiempo me muestre el camino que dejaste vació, y me de la serenidad que ahora tengo para seguir eternamente sin ti en mi vida. que no es algo malo, y tampoco es algo bueno, es algo que tuvo que pasar, algo que fue necesario…

Nos hicimos mucho daño, querido, nos dañamos con toda el alma, con todo el cuerpo, con toda la palabra, y aun así ni tu ni yo quedamos conformes después de la separación. No importo cuanto destruimos, jamas estuvimos satisfechos, por ello nos heríamos una, y otra y otra vez. Que puedo decir, ambos eramos tan inmaduros, tan tontos, tan vengativos.

Quiero que sepas que te perdono, te perdono por esos días que me hiciste llorar, por esas palabras que no puedo olvidar, te perdono por esas faltas que jamas pensé cometerías, pero jamas te podre perdonar por no haber intentado hacerme feliz en la ultima caída.

Sin embargo ya no te culpo de todo, yo también fui un ser humano despreciable a tu lado, no te supe amar, de la manera adecuada, no te supe dar lo que tu ansiabas, y ahora, ahora que estamos tan lejos de ser lo que un día quisimos ser, ahora se que yo jamas fui lo que necesitabas. Jamas…

Ahora que si algún día lo te topas con esto, me arias muy feliz, y si no de igual manera seguiré siendo feliz, porque ya no me afectas, ya no me haces falta, ya no me dañas, ya no te odio, por eso querido se que te perdono….