*mstuff

xanzs:

james is Ryans curiosity he is naive too the true evils of the world and is a super cutie patootie, he is also very smart and loves to invent new things. basically this is baby ryan.  he and vav would probably be instant friends.                                                                                                                    Vagabond Is Ryans psychotic tendencies cunning and distrustful of everyone except those he call family. He is very good at combat and weapon handling he has a snarky boastful attitude he and X-ray would probably fight a lot but have a little brother like relationshiop

v I r U s - Capítulo 3.

Agradecimientos especiales a mis amigas chilenas que me hicieron de betas para escribir al Xodiwi. <3

—-

Xoda

¿Y se creían que serían sólo ellas las que estuviesen en problema? Nah, lo bueno de esto es que muchos andarán metidos en un lío, pero ahora, nos encontraremos con los siguientes en la lista de los desafortunados. Uno de ellos, el que sugirió el juego, se encontraba monitoreando los programas de su ordenador, haciendo clic en un programa que activaba la cámara y moviéndola para que se viera su rostro total, nunca parcial, pues a veces solía sucederle y  era un coñazo cuando se lo ponían en los comentarios.

- “Xoda, arregla la cámara que no se ve bien culiao, esto antes no pasaba, ñañaña” –Imitó lo que sería los comentarios de alguno de sus suscriptores, con la voz aguda, formando muecas graciosas-  Váyanse a la cresta –Refunfuñó, dejando todo bien puesto para poder así iniciar sesión en skype y unirse a la llamada de los otros tres- ¿Ya estamos o…?

- ¡Sí! ¡Vaamooos que me está spameando esta gente! –La voz de Rubius se escuchaba media distorsionada, pero estaba claro que no era su culpa, todos sus programas y su conexión a internet estaba perfectos.

Suspiró, algo irritado- No sé si eri weón o te haci ¿Queri empezar un live con esa mierda de señal? –Dijo el chileno, soltando una risa pedante a la cual se unieron los demás. Sería un buen directo con él allí, por supuesto.

- Ñe ñe, déjalo así, después solito se arregla –Replicó, restándole total importancia al asunto.

- Dehpué’ dise’ hahta que lo’ suhcriptoreh te diga’ “Rubiiiuuuh que no ‘e te ehcushaaah” –A diferencia de Rubius, Mangel se escuchaba muy bien, y por la risa de Luzu se podía observar que el también.

- Comedme la polla –Simplemente eso.

- El aweonao fresco –Soltó una carcajada- No que estoy a dieta –Obviamente él no se iba a quedar callado.

- Mejor dejemos los chistes y bromas para el directo –Habló Luzu, aún se podía escuchar su respiración agitada por las risas de antes- ¿No deberíamos probar el juego?

- ¿Mm?

- Ya saben, para ver si va con los cuatro o no –Ah. Tiene sentido. Era mejor hacerlo porque luego el juego no servía y todos a la puta mierda.

- Bueno, ¿teni ya el juego? –Sin embargo, todos asintieron desde sus respectivas casas.  Xoda murmuró algo incomprensible y abrió la ventana de juego. Se sorprendió un poco al ver que el juego había reconocido por su cuenta a los otros jugadores- Whaaat…?

- Ufaaa –Se escuchó formular a Luzu, alargando la “a” como un niño pequeño. Todos soltaron pequeñas risas a la par que hacían clic en la pantalla de juego.

- El inicio fome weón –Comentó, viendo como la pantalla se volvía negra y centellas celestes cruzaban esta, como pasó igual con el cuarteto maravilla (o bizarro, como sea).

Y sucedió lo que tenía que pasar.

Sonidos ensordecedores, estáticas invadiendo el ambiente, colándose en los cuerpos de los contrarios como parásitos, logrando que sensaciones extrañas invadiesen sus cuerpos y los subyugaba, como si de alguna fuerza divina se tratara.

- ¡¿Qué coño está pasando?! –Rubius gritó, su voz se encontraba aún más distorsionada- ¡Man….! ¡Da…! ¡U…z!

Falló en la conexión fue lo último que vio en la pantalla de Skype, cuando está se puso negra, dejando ver extraños símbolos de energía.

- “¿¡Qué chucha!?” –Sus pensamientos estaban revueltos y salvajes, no podía concentrarse, sentía que algo lo mantenía pegado a esa silla y con su concentración total en el computador. Sudando frío, con las manos temblorosas, logró tocar la pantalla con toda la intención de cubrir lo que sus oscuros ojos veían, pero jamás logro su cometido, puesto que una mano tomo la suya, jalándolo.

Unos orbes celestes… No… No podían ser esos ojos de un color natural. Demasiado brillantes. Demasiado anormales. Era como si chispas de electricidad salieran de estos, sin pestañear, abiertos y alertas ante cualquier momento.

Frente a frente al enemigo, Xoda no podía sino estar callado. ¡Esto nunca había pasado antes! ¡Ni en sus sueños!

- ¡Suéltame conchesumare! –Se armó de valor, lo cual era totalmente una sorpresa, porque en el interior su nena gritaba con el dolor en su periodo.

- E̛ṇ̴̜͉̜͙ç͚̤͔ͅu̗͇̖̳̻̯é̙n̦̞̙͎̜̦̝ț͟r̬̪̘̻̥a̮̪͈͚͇̭l͚͖̭̀ǫ̱̮̗̲͉.̺͇̳͖ -Aquella voz de inframundo sí que lo tomó por sorpresa, soltando así un gritillo desgarrador, siendo arrastrado hasta el próximo infierno. O por lo menos, lo más cercano a este.

Han conocido un terrible destino, ¿no es así?

Pewdiepie

- Marzia! It’s Edgar with you? –Un chico, ¿qué será? ¿Sus veinticuatro, veintitrés años? Sí, algo así. Bueno, eso, que era un hombre de sus veinte tantos vestido de Elsa de Frozen, o al menos el cabello que el vestido era una mezcolanza extraña de muchas gamas de colores- Man I look fabulous as fuck –Dijo, riéndose a la vez que su figura se apoderaba de todo el espejo, dejándose ver. Su novia apareció por detrás con el carlino negro, que se volvía prácticamente loco en sus brazos- Edgar, Deutschland! –Y el perro se detuvo. ¡Las palabras mágicas!

- You need him? –La castaña dijo, acariciando la pancita del pequeño diablillo que se hacía llamar perro.

- Actually, can you have him in our bedroom for like an hour o something? I need to end this crap –Bufó, refiriéndose al video que tenía que grabar hace como ya dos horas atrás, pero que la vida no quería que lo hiciera porque justo hoy todo le fallaba. ¡Genial! ¡Chachi! ¡Uno de los mejores ordenadores del mundo, lleno de virus! ¡Wiii!

- Okay, baby –Marzia usó aquel tono meloso que tanto le gustaba, pero no lo demostró en esa situación, al contrario, hizo un gesto, sacándole la lengua a su preciosa novia (preciosa le queda corto seamos sinceros) y retirándose a su estudio de grabación.

- Javla fitta –De inglés pasó a sueco en menos de unos segundos, al ver como su jodido ordenador no reaccionaba a sus comandos- C’mon! Ugh –Aunque tenía enormes ganas satánicas de patearlo, sabía que esa no era la respuesta. Trató de revisarlo, pero es que simplemente se negaba a hacerle caso, el puntero ni señalaba, estaba inhibido- Helvete javla fitta dra at helvete! –Los insultos salían como misiles de su boca, no paraban, estaba visiblemente disgustado y como un plus, bien trajeado a modo de una Princesa, ¡todo para nada!- I’m quitting! That’s it! I’m so fuckin’…

“̸̦̣̝̺̩C̨̫̰̟̝͍o̞͔̮͉m̡e͏͇̪̦̦ͅ ̗͈̦̝̣̳̯t͓o̙ ̱̰͓͙͍̱́ù͍̥͍̞s̳̮͟.̖͉̤̀.̪.̤̮"̘


Aquella voz de ultratumba bramó en sus oídos, silenciándolo en seguida de su rabieta incontrolable. Por su cabeza, sopesó la posibilidad de preguntarle a su novia si había sido ella para gastarle una broma pesada como siempre hacía, pero Marzia no estaba en su estudio y esas palabras, graves pero claras, se habían escuchado en su oído, como si no hubiese distancia alguna entre ese ente intangible y él.

- Okay, who the fuck is there?! –Atinó a decir, porque es que no se le ocurría nada más la verdad. Estaba cagado hasta las patas.

Su vista se dirigió al ordenador, notando como la pantalla había cambiado, revelando así el juego rpg que había descargado hace unos momentos, cubriendo toda la screen del CPU- What?

En este decía: “Cuatro jugadores”, pero él estaba sólo, ¿quiénes eran los otros jugadores? A lo mejor el juego encontraba más personas y las ponía con él. A lo mejor fue EL JUEGO que le pegó ese susto del averno.

- So… Four players, right? But whom I don’t know these pe –Sus largos dedos simplemente rozaron el teclado con la intención de quitarlo, pero una carga eléctrica considerada lo sacudió, logrando asustarlo visiblemente- M-Marzia! –Chilló, desesperado, temblando, decidido a correr hacia la puerta y coger el primer vuelo a Suecia. En el momento en el que pegó la carrera como alma que lleva al diablo, se tropezó con el largo vestido, rasgándolo y como era de esperarse, se desplomó al suelo. Sus largas y velludas piernas estuvieron a la vista, la realidad golpeándolo notablemente al ver que iba a morir desnudo, pues sólo llevaba su ropa interior debajo. Maldito vestido- Marzia! Run! Call the police! Call someOHSHIT! –Rugió, suficientemente alto como para que todo el país lo escuchase, sin embargo, nadie vino, y aquel ser que parecía ser intangible, se materializó frente a él, llevándoselo como a los otros.

- Let’s play a game, shall we? –Musitó aquel ser que su rostro ocultaba. Lo último que vio de este, fue un resplandeciente centelleo celeste y unos zapatos azules que sentía, había visto antes, luego  de esto fue noqueado y arrastrado pero, ¿a dónde?

Momo

La caída fue dura. Bastante. No era como si ella estuviese físicamente preparada para eso. Es más, nadie en su sano juicio está preparado para ser abducido por un bicho raro que sale de tu ordenador y te tira de Dios sabrá cuantos metros al suelo. Y sigues vivo claro, eso ya es una proeza. La pelinegra se estiró en el suelo, logrando que su cadera tronara y un gemido de dolor se escapará de sus labios- Auch –Se quejó, dándose pequeños golpecitos en el lugar afectado. No fue sino hasta que vio donde estaba, que la realidad la golpeó fuerte- ¿…Qué?

Eso definitivamente no era su casa. Eso DEFINITIVAMENTE no era Argentina.

- Esto definitivamente no me gusta –Inhaló rápidamente, tratando de acaparar aire y calmar un poco las ansias que se habían apoderado de su cuerpo, pero cuando estuvo a punto de pensar que soñaba y tenía que darse algunas bofetadas para despertar, un grito la volvió a ansiar. Un grito masculino- Las pelotas. Yo me voy. Adiós. Nope.

Y se fue, se fue en dirección al grito sin querer queriendo (en realidad no es que tenía curiosidad y si moría pues bueno, es un sueño al fin y al cabo… ¿no?)

- ¿Holi…? –Se escondió detrás de una edificación rota, ni siquiera se pregunto qué coño hacía eso allí, sólo fue detrás de ella, viendo como una persona se erguía del suelo, ropas rotas y desaliñadas cayendo al suelo. Ahora esa persona se encontraba, en los mejores términos posibles- ¿Está en bolas? –Exacto.

- Shit, that hurt like a motherfucker! –Su voz rasposa fue reconocida al instante. No podia ser, es que no. Debía estar soñando en serio- Where am I? –Ahora se escuchaba asustado y se le estaba partiendo el kokoro (corazón, vamos…)

Que ganas tenía ella de acercarse pero, si esto no era un sueño y decía alguna barbaridad que le hinchase las pelotas al tipo, entonces se iba a arrepentir el resto de su vida, por otra parte, oportunidades como estás pasan cada ciclo lunar so…

- ¿Uhmmm? –Sonidos raros salieron de su boca antes de acercarse al susodicho encuerado, estaba pensando en que decir y como traducirlo al inglés y posiblemente entablar una bonita conversación de ensueño, ignorando el hecho de que están en sabrán donde.

Sin querer piso una ramita, logrando sobresaltar por sobre nueve mil al rubio, haciendo que sus cuerdas vocales agudizaran y un grito bastante femenino abandonara su cavidad bucal. Se cubrió los oídos en seguida, mascullando unos insultos por su reciente perdida de tímpanos.

- Who are you?! –Ladró el rubio, temblando en su sitio, dando pasos, o más bien trompiscones hacia atrás. Quizás ella también era como él, como quizás también era uno de esos seres malignos asesinos que lo trajeron aquí- Stay away! I swear to God I’ll fucking stab you… somehow! –Bien, habían empezado bien, queriendo asesinarse. Y con cuchillos. ¡Genial!

No vayamos al hecho de que Pewds habló lo bastante rápido como para no entender un coño y Momo ahora se encontraba circunstanceada y con ganas de llorar porque señor Pewdiepie hable más lento. Gracias tkm.

- I’m Momo –Dijo, aún seguía a la defensiva- And I’m a human –Por su cabeza pasó la canción de “Only Human” y las ganas de cantar no le faltaban, pero eso ya sería muy akward. Pero era un sueño solamente, no es como sí…

- ¡… o!

… ¿Acaso alguien la había llamado…? Nah, imposible.

- ¡Es Momo! -… O no.

- ¡Momo! ¡MOMO, ESTÁS VIVA, MOMO!

Oh.

OH.

- Please don’t kill me I didn’t do anything I don’t deserve this –Esuchó de fondo al Youtuber, casi lloriqueando, pero es que en este momento le valía mierda lo que decía, ahora estaba concentrada en las dos personas que venían corriendo frenéticamente hacia ella.

Esto no era un sueño.

Era una pesadilla.

theload asked:

Gem!Mad King Heacanon. He's a fusion between two gems who each represent the different sides of Ryan. One is the dorky PC guy who was a theatre nerd and so on and other side is The Mad King/Mad Mercenary side, the side that's a villain in all the fanfiction. Together they're The Mad King that X-Ray and Vav know. And his gems are his eyebrows.

YES.

HIS GEMS ARE HIS EYEBROWS