לילית

לילית

La primera vez que probé el fruto de los Árboles, sentí a las semillas de la Vida y el Conocimiento quemar dentro de mí. Juré ese día que no volvería atrás.

La primera vez que probé la Carne de la Muerte, sentí el sabor de la sangre y el crujir de los huesos. Juré ese día que no moriría.

La primera vez que probé mi propia Sangre, sentí la urgencia y la agitación de mi propia vida en mis labios. Juré ese día amarme a mí misma sobre todas las cosas.

La primera vez que probé la Luz de la Luna, sentí su brillo en mi vientre y su salvaje ternura. Juré ese día que caminaría de noche.

La primera vez que probé el Amor de un Dios, sentí el degradador alzarse de canción y fuego. Juré ese día que acariciaría la carne.

La primera vez que probé la Sal del Mar, sentí mi sangre convertirse en agua mientras el cielo caía tras de mí. Juré ese día que descendería y regresaría con maravillas.

La primera vez que probé el Amor de un Niño, grité con la alegría de una nueva vida y lloré por lo que había perdido y ganado. Juré ese día nutrir la vida como antes, abrazara la muerte.

Juro por tres veces, tres veces, tres!

Que estos siete momentos, serán míos y que nada que transpire.. Ni dios, ni hombre, ni bestia, me los quitará!
Lo juro por mi misma y por mi inmortalidad.~