!tes*

Me asustas.

Es aterrador tener a alguien nuevo por quien siento tantas cosas.

Me horroriza el hecho de sonreír siempre involuntariamente ante tu presencia.

Estoy tan indefensa ante ti que me invade el miedo de que no sea real.

Te perdono por romperme el corazón, por darme ilusiones de más, ya no importa que me hayas dejado peor que como me encontraste.

Está bien, me enseñaste muchísimas cosas y lo agradezco. Me quedo con lo bueno que significó tenerte por un instante en mi vida.