Avatar

Milo Ship Fest

@miloshipfest / miloshipfest.tumblr.com

Bievenid@s al primer Milo Ship Fest. Se trata de diez hermosos días para celebrar al hermoso de Milo. ¿Amas que lo amen? Entonces este evento es para ti. Gracias a @nita-ss por las imágenes.
Avatar

Perfect Christmas

Ah, pues la verdad que se me olvidó publicar mi último fic del MiloShipFest 2021… pero lo que importa es que está acá. Sigue siendo KanonxMilo. Solo por el gusto de hacerlo. 😀 ff.net AO3

Cerramos con el MiloShipFest de este año! Muchas gracias a todos por sus aportes! Vamos a seguir al pendiente de los tags hasta el 31 de diciembre por si alguien quiere compartir más fanwork. ♥

-----------

This year’s MiloShipFest has come to an end. Thanks to everyone who participated! We’ll keep reblogging fanwork until december 31 in case you want to update something else.

Cheers! ♥

Avatar

Midnight Pomegranate

Ah… ¿qué puedo decir? Me encantan las granadas. Son una fruta genial que carga consigo muchos simbolismos. Milo, Kanon y las granadas se llevan muy bien. ff.net AO3
Avatar

Vampire Blood

¡Da comienzo el Milo Ship Fest 2021! Este año me puse a hacer drabbles. Y drabbles de puro KanonxMilo. Lo siento, Camus. Este no es tu año. Había dicho que subiría esto en AO3 hasta el fin de semana, pero ya vi que ff.net otra vez no está mandando los correos de notificación así que decidí siempre sí subirlo. ¡Espero disfruten esta primera entrada! ff.net AO3
Avatar

you're an asshole, but i love you.

Nada, solo yo reviviendo mi cuenta de Tumblr cada que inicia EL MILO SHIP FEST WUUUUU @miloshipfest
Empezamos con algo easy, chill, con el prompt libre Y AJÁ, OJALÁ HACER MÁS DE DOS FICS ESTE AÑO JAJA
prompt: libre
pareja: milo x aioria COMO SIEMPRE
Aioria y Milo no eran amigos. Tenían sus diferencias, y sí, con bastante frecuencia las exponían en luchas verbales frente a toda la clase, lo cual los había llevado a la dirección en más de una ocasión, y quizás jamás había llegado a mayores ya que siempre había alguien capaz de contener físicamente a Aioria evitando que se lanzará sobre Milo. Pero solo Zeus sabrá lo que pudo haber pasado si los 200 kilos de puro músculo de Aldebaran no estuvieran allí, o si las palabras calmas de Shaka que simulaban ser un regaño no hubieran sido suficiente.
Milo era el más calmado de los dos; era un pedante, orgullos y un arrogante irremediable, justamente. Pero no era un adepto a las peleas físicas, no era un adepto a las peleas de cualquier tipo en realidad.
Mientras que Aioria, por el contrario, era un orgulloso con una adicción enfermiza a resolver todo golpeando a quien se le parara enfrente.
Milo y Aioria no eran amigos, pero había una regla no escrita: Solo ellos podían echarle bronca al contrario.
Por eso a Milo no le gustó nada, escuchar en los pasillos que terminando las clases, en el callejón junto al instituto, Aioria y Radamanthys tendrían una pelea. Cabe resaltar, que ese violentó desenlace, había sido enteramente culpa del griego que parecía vivir de provocar a sujetos más grandes que podían reventarlo de un golpe.
La última clase de Aioria era Artes, de la cual siempre salía cinco minutos después. Y afortunadamente para Milo, su profesor de Historia Universal siempre los dejaba salir quince minutos antes de que sonará la campana. Así que tendría tiempo de sobra para ir hasta el lugar designado y detener la pelea antes de que siquiera iniciará.
Se supone, que ese sería el plan.
Pero lamentablemente para el rubio, jamás había sido una persona que presumiera de buena suerte. A Afrodita le dio por perder su marcador rosa pastel punta pincel, y estaba dispuesto a quedarse encerrado en el salón con toda la clase hasta que el maldito marcador apareciera. Para no hacer el cuento largo, todo resultó con el sueco descubriendo que, de hecho, el dichoso marcador estuvo todo el tiempo al fondo de su estúpida mochila.
Así que todo termino con un final feliz para Afrodita, pero uno no tanto para Milo, y probablemente uno demasiado desafortunado para Aioria, que ahora mismo debía estar tirado boca abajo en ese callejón luego de ahogarse con su propia sangre.
Bien, eso era una exageración, apenas se había atrasado siete minutos luego de la hora de salida (estúpido Afrodita) por lo que Aioria debía de haber salido hace apenas dos, así que si era lo suficientemente rápido, llegaría cuando el cuerpo del ateniense no estuviera completamente descuartizado.
No sé detuvo a despedir a ninguna de las personas que se topo por el camino quienes amablemente le lanzaron un "Adiós Milo", podría disculparse con ellos más tarde, luego de salvar a su compañero de un asesinato seguro.
Para cuando llegó al callejón, ya había una buena cantidad de gente vitoreando al rededor, y rogó, realmente rogó, porque los animarán a iniciar y no estuvieran animando a Radamanthys a terminar con la vida del castaño.
Joder, maldita sea, mierda, mierda, mierda ¿Acaso Aioria no pensaba en su seguridad personal? ¿En lo peligroso que eso podía ser? ¿No había visto esos videos donde, de hecho, sí terminaban asesinando a alguien con un mal golpe en la cabeza? Y nadie se iba a acercar a ayudar cuando vieran a un maldito adolescente convulsionar por una lesión debido a una pelea que ellos mismos animaron, todos iban a alejarse de allí para no ser tomados como cómplices o algo.
Con el corazón latiendo a tope ocasionado por sus propios pensamientos, intento tranquilizarse con el hecho de que a pesar de los evidentes anger issues de Radamanthys, no era lo suficientemente descuidado para matar a alguien por accidente, tal vez a propósito sí, pero nunca por accidente.
Debió buscar a Pandora de camino allí, la facilidad de la alemana para controlar al perro rabioso de su novio era sin duda una habilidad envidiable, realmente desearía tenerla. Aunque por otro lado, fue Aioria quien se lo busco, así que era probable que la chica ya se encontrará allí, pero animando a Radamanthys a qué le parta la cabeza de una vez.
Mientras más tiempo se tardaba en atravesar a la muchedumbre, más tiempo tenía para pensar, y mientras más pensaba, más sentía que estaba a punto de vomitar la billis, aunque ni siquiera sabía qué carajos era la billis.
En su desesperación por llegar hasta Aioria, termino empujando a unas chicas fuera del camino, y después tuvo que regresar a revisar como estaban y disculparse, lo cual definitivamente lo atraso más.
Finalmente logró llegar hasta donde ya se encontraba el inglés arremetiendo sin descanso contra el abdomen y cara de Aioira, sin siquiera darle tiempo a este para cubrirse. Se apresuró justo a tiempo para sostener el puño de Radamanthys, el cual iba directamente hacia el ojo ya hinchado, el cual probablemente no soportaría otro golpe antes de reventar. La imagen le provocó náuseas.
Radamanthys soltó a Aioria, el cual se desplomó como muñeco contra el suelo, tosiendo un poco de sangre, mientras él no parecía tan lastimado como sería justo.
—¿Vienes a defender a tu novio?—preguntó Radamanthys enfrentando a Milo mientras soltaba el puño de su agarré.
Milo hizo una mueca apreciativa.
—No diría que vengo a defender a nadie, más bien estoy impidiendo un asesinato.
Radamanthys río sin gracia.
—Mejor que no te metas, ya casi termino con él—y con esas palabras paso de Milo directamente hasta Aioria de nuevo.
Y demonios, si había algo que Milo odiaba era el hecho de ser ignorado. Se apresuró a tomar el hombro del inglés, y sin darle tiempo a reaccionar, le asestó un buen golpe en la nariz y otro en la mandíbula. Debió haberlo escuchado la primera vez.
Sin embargo Radamanthys no se tardó mucho en recomponerse antes de lanzarse contra Milo. Genial, el muerto sería él ahora, debió a abandonar a Aioria a su suerte.
Cerro los ojos mientras veía su vida pasar frente a sus ojos y el puño del mayor apresurarse en un fuerte golpe contra su cara.
—¡Radamanthys!
El golpe nunca llegó, y por Dios, bendita sea Pandora.
Abrió los ojos justo cuando Radamanthys soltó el cuello de su camisa. La muchacha estaba parada a solo un metro de distancia de ellos, con los brazos cruzados, y dejando callado a cualquier que la insultara por interrumpir la pelea con una sola mirada.
No tuvo que decir nada más, solo comenzó a caminar entre la gente la cuál se abría para ella sin que tuviera que hacer nada, y Radamanthys la siguió como un perrito con la cola entre las patas.
Ja, dominado.
Cuando la gente comenzó a dispersarse, Milo se apresuró a arrodillarse al lado de Aioria.
—Dioses, maldito idiota, mira como te dejaron.
—No puedo ver, Milo—señaló Aioria con obviedad—. Ni siquiera soy capaz de abrir el ojo.
—Realmente nunca aprendes ¿no? No es castigo pasar un día sin pelearse con alguien, imbécil.
Aioria no respondió, simplemente dejó caer su cabeza contra el hombro de Milo mientras se aferraba a la camisa de este.
—¿Puedo ir a tu casa, por favor? Aioros va a venir a quejarse con la escuela por dejar que esto pasara si me ve así, y luego va a matarme cuando el director y todos los testigos le digan que de hecho fue culpa mía.
Milo sonrió mientras acariciaba los rizos castaños de la cabeza de Aioria.
—Bien, solo déjame ayudarte a levantarte de aquí y llamaré a Kardia para que venga por nosotros.
—Gracias—la voz de Aioria sonó pequeña.
—Mierda Aioria, te juro que si te duermes ahora sin haber comprobado antes que no tengas una maldita contusión voy a traer a Aioros aquí y vas a estar castigado hasta que seas un anciano.
Las palabras del melo fueron un incentivo suficiente para que el sueño y cansancio desaparecieran por completo.
—No me estoy durmiendo solo estoy lastimado.
Milo maldijo por lo bajo antes de besar la frente de Aioria, para después sujetarlo por la cintura y ayudarlo a alejarse de allí.
No, definitivamente no eran amigos.
Avatar

"Love&Game" and "Just one Bed" English

“Love&Game” and “Just one Bed” English

This year I was very inspired to do the closure fic for the MiloShipFest 2020. As if that wasn’t enough, this time I bring you 2 stories. The Love & Game fic goes to Minerva Bird (ff.net) for having made the most contributions in the least amount of time. Just one Bed drabble goes to Stardustrevolution777 (tumblr) for taking 2nd place. I hope you don’t hate them! Title: Love&Game Ship:…

The closing fic for last year’s MiloShipFest is here! 

We hope you enjoy it! Thank you very much for all your hard work!

Avatar

"Love &Game" y "Solo una Cama" Español

“Love &Game” y “Solo una Cama” Español

Este año me vi muy inspirada y me apuré a hacer el fic de cierre para el MiloShipFest 2020. Como si eso no fuera suficiente, esta vez les traigo 2 historias. El fic Love&Game es para Minerva Bird (ff.net) por haber hecho la mayor cantidad de aportes en la menor cantidad de tiempo. El drabble Solo una Cama es para Stardustrevolution777 (tumblr) por haber obtenido el 2do lugar. ¡Espero los…

¡Ya está listo el fic conmemorativo del MiloShipFest 2020!

Esperamos lo disfruten y que hayan disfrutado el evento. ¡Muchas gracias por todos sus aportes!

@stardustrevolution777​

La nueva aventura de Milo

Autor: Stardust777

Pareja: MiloxMu

Prompt: Crossover

Titulo: La nueva aventura de Milo.

Resumen:  Milo esta cansado de su vida en el santuario y decide probar algo nuevo. 

//este podría ser el primer capitulo de un fic mas largo si es que les gusta.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Después de que Athena reviviera a los caballeros dorados, les dio la oportunidad de decidir si querían seguir en el santuario o probar algo nuevo. Por lo que Milo decidió que quería probar algo nuevo, se volvería Maestro Pokémon.

— ¡Milo pero como se te ocurre! — gritaba Aioria mientras Milo empacaba su ropa y lo necesario para poder emprender su viaje.

— Qué hay de malo con querer probar algo nuevo, Camus se fue con su amigo Surt, porque yo no podría hacer algo diferente a estar aquí encerrado, quiero salir, conocer el mundo, probar que puedo hacer algo más que esto —

— Como quieras, pero nunca pensé que tu fueras a ser uno de los primeros en abandonar a Athena —

— Aioria, yo porque he de quedarme, para eso tiene a sus caballeros de bronce, sus favoritos —

Milo termino de guardar lo necesario en su mochila y comenzó el descenso.

— Milo estas seguro de hacer esto, si te vas del santuario no vas a poder volver— Le recordó Mu antes de dejarlo salir de su casa.

— Ya lo sé pero quiero salir de aquí, en mi vida no he conocido más que esto, y el inframundo, ahora quiero conocer lugares más agradables, Mu déjame iniciar mi viaje —

— Es que, no quiero que te vallas, el santuario no será lo mismo sin ti—

— Mu, podrías venir conmigo si quieres, no estás cansado de estar reparando armaduras, podrías dejar a Kiki en tu lugar él ya tiene los conocimientos suficientes para ser caballero de Aries y tú podrías salir a conocer el mundo, en lugar de estar aquí encerrado—

— ¿De verdad me llevarías contigo?—

— Por supuesto, porque no lo haría además según se me darán a escoger entre 3 Pokémon así que tú también podrías iniciar tu viaje Pokémon—

Mu se quedó en silencio por un momento, era cierto que estaba cansado de pasar su vida reparando armaduras.

— ¿Podríamos iniciar el viaje mañana?, tengo que despedirme de Kiki—

— Está bien, pero entonces ¿Podría quedarme en tu casa?— pregunto Milo dejando en el suelo su pesada mochila.

— Claro que si — Mu sonrió y le indico en qué habitación podía quedarse, enseguida fue a su habitación y comenzó a preparar su mochila con todo lo necesario para su viaje. Se sentía algo nostálgico, pues todo lo que conocía por el momento era su natal Jamir y el Santuario. Aunque también sentía una repentina emoción por conocer y recorrer lugares desconocidos.

— Maestro Mu ¿dónde está? — Kiki había llegado después de terminar sus deberes.

—Kiki estoy en mi habitación, ven tengo que hablar contigo ahora—

El pequeño aprendiz fue hacia donde estaba su maestro y al entrar lo encontró empacando su ropa y demás pertenencias en una mochila.

— ¿Va a alguna misión maestro?—

— No Kiki, no voy a ninguna misión es solo que quiero vivir de una forma diferente, iniciare mi viaje para convertirme en maestro Pokémon, por eso tú serás el nuevo caballero de Aries—

— Pero maestro, yo aún no estoy listo, me falta mucho por aprender—

— Nunca dejamos de aprender Kiki, pero yo ya no tengo nada más que enseñarte, tú has sido el mejor aprendiz que hubiese podido tener y sé que serás un excelente guardián de la primera casa—

Mu dejo su mochila de lado y abrazo al pequeño aprendiz, enseguida le entrego la Pandora box con la armadura de Aries.

— Ahora es tuya — dijo sonriente.

— Gracias maestro Mu…—

— Kiki, ya no es necesario que me digas maestro —

Mu tomo de nuevo su mochila y continúo empacando ayudado por Kiki.

Al día siguiente Milo y Mu salieron del santuario, ninguno de sus compañeros fue a despedirlos pues todos estaban molestos por su decisión de abandonar el santuario. Solo Kiki les deseo buen viaje.

Así el viaje de Milo y Mu inició. Su primer destino fue llegar a la región de Kanto donde el profesor Oak les dio a elegir su primer Pokémon.

Pero ellos no eligieron entre los clásicos Pokémon iniciales, pues el profesor ya no contaba con ellos, entonces les dio a elegir entre los Pokémon que le quedaban, así Milo eligió un Skorupi y Mu un Mareep.

Y así Milo y Mu iniciaron su viaje Pokémon, una travesía llena de emocionantes aventuras y desafíos en el mágico mundo de Pokémon.

Como dije terminare todos los  Prompt  de aqui a finales de Diciembre este One Shot es uno de los que mas me ha gustado. espero que tambien les guste 

Autor: Stardust777

Pareja: MiloxCamus

Prompt: Piratas

Titulo: La última aventura del capitán Milo. 

Resumen:  Milo es un temido capitan que decide aceptar una mision con la cual obtendra mas tesoros de los que se habia imaginado.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

La última aventura del capitán Milo.

— Cuanto tiempo tardaras en traerme a mi amado Camus— preguntaba preocupado Saga, quien era el Rey de unas pequeñas islas repletas de diamantes y piedras preciosas.

—No le puedo decir con exactitud, ya que no sé cuánto tiempo me lleve en encontrar su barco, pero tenga por seguro que en cuanto lo localice no tardaré más de 3 días en traerle de regreso a su amado— Respondió Milo, el mejor capitán pirata que navegaba los mares en ese entonces.

—Eso espero, ya sabes que entre más rápido traigas a mi amado, más grande será tu recompensa— Saga le ordeno a algunos de sus sirvientes que le mostraran los cofres con joyas y oro que le entregaría a cambio de Camus.

Los ojos de Milo casi se salen de sus órbitas al ver la enorme cantidad que recibiría a cambio de realizar aquel rescate, mientras que internamente se preguntaba, por qué ese Rey estaba dispuesto a dar tanto por un simple chico.

—Ya veo mi Rey— dijo mientras se imaginaba todo lo que haría con esa gran suma de dinero.

Enseguida Milo hizo una reverencia y abandono el castillo del Rey. Subió a su barco donde su tripulación ya lo esperaba un tanto preocupados por la misión.

— Capitán, creo que no debió de haber tomado esa misión, en las tabernas cuentan que Camus fue raptado por Shura, él cuenta con más de 7 barcos bajo su mando y nosotros solo tenemos 3. ¿No cree que sería mejor seguir saqueando barcos mercantes?— dijo uno de los tripulantes algo temeroso.

— Así que no confías en las decisiones de tu capitán — Milo desenvaino ágilmente su espada y con ella corto el cuello del infortunado marinero. — Alguien más desconfía de su capitán— pregunto blandiendo su espada.

Ningún otro tripulante se atrevió a cuestionar a su capitán, a pesar de que la mayoría no se sentían seguros de realizar aquel rescate.

La tripulación se apresuró a quitar las amarras y la aventura comenzó, Milo conocía bien las aguas y aunque no parecía, sabía bien donde se escondía Shura, pues desde hace muchos años Milo quería enfrentarse a él, pues era su única competencia en el dominio de los mares.

Así los días pasaron lentos, su búsqueda no rendía frutos, y Milo comenzaba a desesperarse, sabía que día con día su recompensa se reducía. Hasta que por fin una tarde alcanzaron a ver el barco principal amarrado a las orillas de una isla deshabitada.

—Ahí está el barco de Shura, hay que rodear la isla y amarrar nuestros barcos del lado contrario, así podremos atacarlos por la espalda— ordeno el capitán Milo a su tripulación mientras guardaba su catalejo.

Los barcos de Milo rodearon la isla, desembarcaron lo más silenciosamente posible y esperaron a la orilla a que se hiciera de noche, pues les sería más fácil atacar ayudados por la obscuridad.

Cuando el sol se ocultó Milo y su tripulación avanzaron silenciosamente ayudados por la luz de la luna llena hacia donde se encontraba el campamento de Shura, no les fue difícil de encontrar el campamento pues las altas y refulgentes antorchas señalaban a la perfección su ubicación.

Al encontrarse ya lo suficientemente cerca del campamento, Milo de nuevo extendió su catalejo, intentando ver donde se encontraba Camus para así tener el mínimo enfrentamiento con Shura, ya que acababa de comprobar que su tripulación era más numerosa que la de él, por lo que no era buena idea tener un enfrentamiento demasiado largo, aunque una vez cobrado el rescate de Camus no dudaría en aumentar sus barcos y tripulación para hacerle frente.

Así logró ver que el joven raptado se encontraba encadenado a una palmera pero contrario a lo que él pensaba no tenía las ropas sucias ni se veía desmejorado físicamente, por el contrario estaba vestido con finas telas y de no ser por los grilletes y cadenas que tenía no se pensaría que fuera un prisionero.

Milo sonrió de lado al ver con su catalejo más a detalle al joven pues le pareció sumamente atractivo, incluso entendió por qué era tan valioso para el Rey.

—Ya lo vi, esta encadenado a una palmera, esperaremos a que todos se vallan a dormir e iniciaremos el rescate, así solo tendremos que silenciar al guardia, llevarnos a su prisionero y salir de esta isla — susurro a su tripulación

Así vieron como la tripulación cenaba y se divertía frente a una fogata, hasta que el capitán salió, abrió las cadenas que ataban a Camus a la palmera, tiro de las cadenas hasta llevarlo a su tienda mientras el preso se resistía con todas sus fuerzas y entre su forcejeo pudo ver su rostro, era tan hermoso que enseguida Milo quedo cautivado por su belleza.

Milo supuso lo que Shura le haría al pobre chico y sintió la ira invadir su cuerpo pero sabía que no podría hacer nada en esos momentos pues la tripulación de Shura aún no se encontraba lo suficientemente ebria. Pero no podía evitar sentir el enorme deseo de salir de su escondite, enfrentar a Shura, tomar en brazos a Camus y huir con el hacia los mares.

Pero entonces, Milo sacudió fuertemente su cabeza en un vano intento por sacar aquellos pensamientos, pues Camus no podría quedarse con él, su deber solo era rescatarlo para devolverlo al Rey, además que clase de vida le esperaba con un pirata como él.

Así Milo aguardo en silencio observando sin parpadear las sombras que se proyectaban en la carpa de Shura, sintiendo como la sangre hervía en sus venas y una ira incontrolable se apoderaba de él. Después de un rato Shura salió a dejar a su prisionero de vuelta a la palmera, le coloco las cadenas y se aseguró de apretarlas lo suficiente para que el prisionero no tuviera la más mínima oportunidad de escapar.

Entonces, después de lo que a Milo le pareció una eternidad, el momento para realizar el rescate llego, pues ya toda la tripulación incluyendo a Shura se encontraban dormidos y el vigía estaba tan ebrio que ni siquiera se dio cuenta de que Milo junto con su tripulación pasaron frente a él.

Milo fue directo a liberar a Camus junto con varios de sus hombres.

— ¿Quién eres?— pregunto Camus en voz baja, desconcertado porque un extraño estaba cortando sus cadenas.

—Soy Milo, Capitán Milo y he venido aquí a salvarte de tus captores— Respondió besando la mano del sorprendido prisionero.

En unos instantes el prisionero había sido liberado de sus cadenas, Milo lo había tomado en brazos y huido con el hacia su barco.

Camus se sentía en un sueño pues había perdido la esperanza de ser rescatado, pero ahora no podía quitar la mirada de aquel apuesto aunque desaliñado capitán que lo había rescatado de sus captores.

Milo llego exhausto al barco ya que el correr de regreso entre la vegetación y el agreste suelo con Camus en brazos lo había cansado bastante, pero a pesar del cansancio había mantenido a Camus junto a él en todo momento, pues aunque su tripulación le era leal sabía que el dejar a Camus entre ellos no sería buena idea. Espero hasta que se alejaron lo suficiente de aquella isla y enseguida llevo a Camus a su camarote para que descansaran.

Al entrar Camus se quedó de pie observando el lugar, admirado por la rica decoración.

—No seas tímido, sé que estás acostumbrado al lujo no veo por qué mi sencillo camarote te impresione tanto— dijo Milo quitándose el cinturón y el pesado pero elegante saco para quedarse solo con la camisola.

—Es que nunca había estado en un barco — respondió tímidamente, observando fijamente el suelo del camarote pues temía que si levantaba la mirada y observaba a aquel apuesto capitán no podría ya regresar al lado de Saga.

—Ponte cómodo, será un viaje largo, ya que no podemos tomar las rutas rápidas convencionales pues es donde Shura nos buscaría primero— Continuo Milo mientras llenaba una bandeja con agua, se quitó la camisa, sumergió un lienzo de tela en la bandeja y con este comenzó a limpiar su rostro para enseguida continuar con su cuerpo.

Camus por más que quiso no pudo evitar el observar como Milo pasaba aquella tela por su fuerte pecho y sus marcadas abdominales. Cerró los ojos en un esfuerzo por borrar pensamientos impuros de su mente, pero fue en vano pues instantes después Milo estaba frente a él tendiéndole un lienzo limpio y seco mientras que su voz le hizo abrir los ojos de golpe.

— Supongo que querrás refrescarte —

— Gracias — Respondió tomando el lienzo

— Vamos, el agua de la bandeja está limpia — lo animo Milo.

— Es que yo… nunca… siempre me han bañado — dijo rápidamente y en voz baja apenas audible.

— Debí suponerlo — Respondió Milo tomando de la mano de Camus el lienzo y sumergiéndolo en agua, enseguida quito la parte superior del traje de Camus dejándolo en camisola, la cual no tardó mucho en ser retirada de su cuerpo.

—Estas muy herido— susurro Milo notando los moretones, cortadas y hasta mordidas que tenía. Acaricio levemente sus heridas provocando que Camus hiciera muecas de dolor. —Tranquilo, te pondrás bien y en poco tiempo no tendrás marca alguna, tal vez cuando te devuelva a Saga ya ni siquiera recuerdes lo que te pasó—

— Dudo que lo olvide, aunque, nunca logro tomar mi cuerpo, eso me costó más de una golpiza — respondió mientras veía como Milo había tomado un frasco con un ungüento extraño que ponía en sus heridas, le sorprendía como unos brazos tan fuertes y unas manos que parecían no ser delicadas, estaban ahora limpiando y curando sus heridas de una forma tan gentil.

— Será mejor que te acuestes en mi cama, así será más fácil atender tus heridas — Camus obedeció sin decir nada, ya acostado Milo continuo con su labor hasta dejar todas las heridas limpias y vendadas.

— Ten bebe un poco te ayudara con el dolor, tal vez no sea tan refinado como lo que acostumbras beber pero es todo lo que te puedo ofrecer en mi barco— Milo ofreció a Camus una copa de vino y este la bebió rápidamente, enseguida lo arropo con las mantas y lo dejo dormir. Mientras él se había sentado frente a su escritorio a trazar la ruta que seguirían para poder llevar a Camus de regreso.

La ruta era larga y eso a Milo no parecía desagradarle, le gustaba la compañía de Camus, además de que el ya no estaba tan seguro de querer regresar con Saga, pues se había enamorado de aquel apuesto Capitán pirata que lo había rescatado, pero no encontraba la manera de confesarle sus sentimientos, además le aterraba la idea de que Milo lo rechazara.

— Camus en menos de 3 días estarás de regreso en tu hogar — le informo una mañana Milo.

— Me alegro — respondió Camus.

Ese día ambos estuvieron muy distantes, Milo también había comenzado a enamorarse del hermoso chico que rescato, pero no se atrevía a confesarle sus sentimientos pues un chico tan hermoso, acostumbrado a una vida cómoda y llena de lujos no querría vivir con un pirata todo el tiempo en el mar rodeado de la escoria de la sociedad.

Camus solo miraba con tristeza al atractivo capitán que le había rescatado y una lagrima escapo de sus ojos al darse cuenta que el solo lo veía como la llave para obtener un gran tesoro.

Así la noche llego y Milo se vio obligado por el cansancio a ir a su camarote, el cual había estado evitando todo el día para no tener que estar cerca de Camus.

Al entrar lo vio acostado en su cama cubierto con las mantas dejando solo su hermoso rostro al descubierto, se acercó lentamente a él, intentando grabar en su mente la imagen de su amado descansando cómodamente en su cama, imaginaba que Camus seguía durmiendo después de una noche de extrema pasión mientras él se había levantado a revisar el rumbo y dirigir a la tripulación, ese pensamiento lo hizo sonreír por un instante, pero su sonrisa se borró al notar que Camus despertaba.

— ¿Ya llegamos? — pregunto Camus bostezando.

— No, aun no, pero sé que si no hago esto me voy a arrepentir después— respondió Milo.

Camus se sentó en la cama y para Milo no se podía ver más hermoso que en esos momentos, con su cabello rojo revuelto y sus mejillas ruborizadas producto del calor de las mantas.

— Camus la verdad es que el tesoro que anhela mi corazón no se encuentra en las riquezas de Saga sino en ti — Milo tomo entre sus manos las de Camus quien deseaba expresarse pero las palabras no le salían, era como si se hubiera quedado sin voz, hasta que después de muchos intentos por fin pudo hablar.

— Milo… yo… no sé qué decir… también me enamore de ti desde esa noche en la que me salvaste, al principio pensé que todo era producto de las circunstancias en que nos conocimos, una especie de retorcida gratitud hacia el hombre que me había salvado, pero con el tiempo me di cuenta que mis sentimientos hacia ti iban más allá de la gratitud, realmente me había enamorado de ti.

Pero tu tripulación, ellos solo desean regresarme a casa por el dinero que represento, y no estarán muy felices si decides no devolverme.

— Es cierto — desvió la mirada de Camus — Pero también es cierto que no seré un buen capitán si mi corazón está roto por tu ausencia—

— No podemos estar juntos — respondió Camus con profunda tristeza.

— Aún podemos amor mío — Milo tenía un plan, no era uno muy correcto, pero estaba dispuesto a hacer lo que fuera por mantener a Camus a su lado.

Milo beso a Camus apasionadamente, este le correspondió, enseguida se acomodaron para dormir y sin darse cuenta ambos durmieron abrasándose.

A la mañana siguiente, Milo le pidió a Camus que no saliera del camarote hasta que el regresara, así puso en marcha su plan, informo a toda su tripulación que desembarcarían en la cueva donde tenían guardados sus tesoros, antes de ir a cobrar el rescate por Camus pues después de un viaje tan largo merecían un festejo con comida y bebida sin límites, ya que apenas cobraran el rescate comprarían más barcos, reclutarían más tripulación e irían a enfrentarse a Shura para tener el dominio completo de los mares. Pero ellos como la tripulación que hizo capaz tal hazaña merecían una recompensa.

Los barcos no tardaron en llegar a la cueva y toda la tripulación bajo apresurada, enseguida se dedicaron a subir a su mejor barco todos los tesoros, pues echarían mano de todo para proveerse de una buena flota y derrotar a Shura, después se concentraron en preparar todo lo necesario para el gran festejo y Milo saco varios barriles de vino de su reserva personal. Así el festejo dio inicio con un brindis por su valiente Capitán quien no bebió ni una sola gota de vino y solo fingía beber. Las horas fueron pasando y lentamente cada uno de los tripulantes se fue quedando tirado en la cueva a causa del veneno que Milo puso en el vino, pero para la fortuna del su tripulación bebía tanto que ninguno tuvo la más mínima sospecha, pues cuando uno de ellos caía al suelo completamente muerto sus compañeros suponían que solo estaba ebrio, incluso se burlaban de ellos haciendo comentarios sobre el poco aguante que tenían al vino.

Ya por la tarde Milo observo como el último elemento de su tripulación caía frente a sus inexpresivos ojos. Enseguida, dejo su sombrero sobre una roca y regreso a su barco, caminando a paso lento pero decidido, pasando sobre los cadáveres de su tripulación.

Milo subió a su barco, desenvaino su espada, corto la cuerda del ancla la cual se sumergió rápidamente en el mar, enseguida tomo rumbo hacia tierras lejanas, y una vez en curso fue a su camarote donde Camus lo esperaba impaciente, incluso había pasado la mayor parte del día pidiendo a Poseidón que protegiera a su amado Milo. Llamo a la puerta y enseguida Camus se lanzó a sus brazos, pues aunque Milo no había dicho palabra alguna Camus había sentido en lo más profundo de su corazón que se trataba de Milo.

— Todo esta listo cariño, ya puedes salir de aquí — Milo tomo de la mano a Camus y lo llevo a recorrer el barco.

Así los días pasaron, hasta que finalmente llegaron a su nuevo destino, donde Milo compro una hermosa casa con una pequeña parte de su tesoro y con el resto se dedicó a vivir una vida tranquila y feliz al lado de su amado Camus dejando atrás su vida de pirata.

Mientras que Saga, se cansó de esperar el regreso de su amado y lo dio por muerto, al igual que al pirata que había contratado para recuperarlo, pues Shura había corrido el rumor de que lo había perseguido hasta aquella cueva donde habían tenido su enfrentamiento final, en el que Shura por fin había acabado con su única competencia por el dominio de los mares y su tripulación había masacrado brutalmente a la de Milo.

Aunque en realidad Shura encontró la cueva por mera casualidad cuando buscaba refugio en medio de una tormenta. Fue entonces, cuando se encontró con los cadáveres medio descompuestos de la tripulación de Milo y el sombrero de este sobre una roca.

Cierre MiloShipFest 2020

¡Buenos días a todos!

Una disculpa por la demora, pero ya se publicó el master post para el evento de este año. Si ven algún error, no duden en decirnos.

Las dos personas que tuvieron más aportes fueron AguilaRoja y @stardustrevolution777​, que empataron con 6 historias c/u. Sin embargo, debido a que publicó los 6 fics primero, AguilaRoja recibirá el fic conmemorativo. No obstante, por todo el esfuerzo de Stardust, también recibirá un drabble a su elección.

Datos curiosos del evento de este año:

  • Se recibieron 39 fanworks en total
  • La pareja más popular fue nuevamente el MiloxCamus
  • La segunda pareja más popular fue MiloxAioria
  • El prompt más popular fue “cumpleaños”

Gracias a todos por su gran esfuerzo. ¡Cuídense mucho y esperamos verlos nuevamente el próximo año!

Seguiremos recibiendo fanwork hasta el 31 de diciembre.

--------------------

MiloShipFest 2020 Closure

Good day everybody!

We apologise for the delay, but we finally published this year’s master post. Please let us know if you find any mistake.

The people who uploaded most fanwork were AguilaRoja and @stardustrevolution777, with 6 fics each. Since AguilaRoja published hers first, she will receive the commemorative fic. For all their hard work, Stardust will receive a drabble.

Curious facts:

  • We received 39 fanworks
  • The most popular couple was once again MiloxCamus
  • The second most popular couple was MiloxAioria
  • The most popular prompt was “Birthday”

Thank you all for your hard work. Please take care and we hope to see you again next time.

We’ll keep accepting works until December 31st.

MiloShipFest 2020 Master Post

Alcohol

Alcol e altri vizi por ÁguilaRoja Boys Don't Cry por @de-gochy Popping Pills for the Pain por @yamsyeon

Antigüedad

Así como el César Hace por Gemini in Tauro Sine Missione por @aledono

Arte

Escuela de Artes por ÁguilaRoja Arte por @stardustrevolution777 El Retrato por @Wiengirl Fanart por @yunashiroisparda

Comida

CrackShip

Crossover

Cumpleaños

Escuela

Espacio Exterior

Un Nuevo Amanecer por Asahi111

Halloween

Hospital

Kidfic

A Cada Quien lo que le Va por Gemini in Tauro

Libre

Du Sang por AguilaRoja Bromance por AguilaRoja Dialogue por @de-gochy

Mafia

Música

Omegaverse

Destino: Ilusión por @dasaron

Vecinos

Avatar

boys like boys

Prompt: Cumpleaños
Pareja: Milo x Aioria
Motivo: @miloshipfest
NO SÉ SI ALCANZO A JUGAR :(( voy a seguir subiendo igual porque tengo muchos empezados pero los exámenes no me permitían hacer nada, maldigo a todos y cada uno de los maestros.

No creyó que fuera mala idea una fiesta de cumpleaños, era algo divertido, y aunque no tuviera muchos amigos a los cuáles invitar, Kanon le aseguro que él se encargaría de llevar a todo los invitados, así que después de mucha insistencia terminó por aceptar.

El día designado se había vestido como cualquier otro día, Afrodita había suspirado cuando lo vió, y con un gesto de su mano y una mueca de desagrado dejo claros sus pensamientos antes de que Milo tuviera la oportunidad de preguntarle siquiera cómo se veía.

—Ay por Dios, eres un desastre. Cumples 20 años por favor, te ves como de 40.

—Gracias por tus alentadoras palabras.

El sueco se alzó de hombros para decir un "Es la verdad".

Después de varias —muchas— horas que Afrodita se tardó eligiendo un outfit "digno" para la ocasión, estuvo listo para encontrarse con Kanon y Deathmask, los cuales se compadecieron del infortunio de Milo, y como los mejores amigos que eran, se encargaron de decorar la espaciosa cochera. Y cerca de las ocho de la noche los invitados comenzaron a llegar.

—¿Quién es él?—preguntó Milo, acercándose a Kanon. No sé quejaba de que el 75% de invitados fueran desconocidos, sinceramente había un buen ambiente en el lugar, y la mayoría le había llevado aunque fuera un pequeño detalle, pero tenía el derecho de preguntar quienes eran los desconocidos en su propia fiesta.

—Es Aioria, el hermano menor de Aioros, novio de Saga—explicó el gemelo menor rápidamente.

Milo asintió varias veces en entendimiento y siguio adelante por los demás invitados. Había unas chicas de la escuela que reconocía de la clase de literatura, algunos amigos de Kanon, y unos cuantos chicos que no sabían cómo habían llegado allí.

El rubio regreso la atención a Aioria después de un rato, seguía igual de solo que la primera vez que noto su presencia, pero está vez tenía una rebanada de pastel en la mano.

—¿Aioria?—preguntó Milo cuando se acercó, solo como para asegurarse.

El ateniense levantó la vista rápidamente para luego sonreír.

—¿El cumpleañero?—cuestiono ahora él.

Milo soltó un pequeño ruidito parecido a una carcajada y se decidió a sentarse junto a él.

--------

Kanon no es que fuera malo con la bebida, pero tenía derecho a sentirse desorientado unas pocas veces, hace rato que intentaba encontrar el baño en la cochera que casi resultaba un terreno independiente de la casa por lo grande que era. Abrió unas cuantas puertas sin suerte, y si bien no encontró el baño, tuvo función en primer fila de los busqueos de Milo y Aioria, que estaban tan metidos en lo suyo que ni siquiera fueron concientes de la presencia del gemelo menor, quien, la verdad sea dicha, no era nada sutil en sus movimientos.

------

Milo se acercó con una enorme sonrisa a su grupo de amigos, los cuales le lanzaron distintos tipos de miradas.

—Entonces—comenzó Kanon alargando innecesariamente las sílabas—. Tú y Aioria.

La sonrisa se cayó de su rostro inmediatamente.

—¿Nos vieron?

Afrodita suspiró mientras dibujaba varias expresiones que denotaban debate mental.

—En realidad, fue Kanon quien te vió y luego vino a contarnos.

Milo hizo un puchero.

—Apenas venía a platicarles—murmuró con decepción.

Los otros tres rieron, antes de que Deathmask fuera el siguiente en hablar.

—¿Entonces dónde está él?

—Me dijo que disfrutará de mi fiesta, que iba a esperar hasta que solo quedemos pocos—se apresuró a explicar Milo.

—Pues a mí me parece que se está llendo ya—señaló Afrodita, y Milo se giro justo a tiempo para verlo salir del lugar.

Deathmask soltó una risa la cuál acalló rápidamente cuando la palma de Afrodita conecto con su nuca.

—Callaté Death—susurró el sueco con molestia.

Milo comenzó a caminar hasta la entrada pero se detuvo a la mitad ¿Qué se suponía que iba a hacer? ¿Debería detenerlo? Terminó por suspirar y regresar hasta donde estaban sus amigos.

La fiesta siguió, pero Milo no tenía los mismos ánimos que cuando había iniciado. Y Kanon juraba que iba a golpear a Aioria por haberle arruinado el cumpleaños a su mejor amigo.

Cerca de las tres de la madrugada ya no quedaban muchas personas, quizás cerca de ocho, las únicas que Milo conocía personalmente, seguían comiendo frituras con rock noventero sonando a bajo volumen en el estéreo mientras hablaban de todo y nada. Hasta que el ruido sordo de la puerta siendo golpeada los interrumpió.

Creyendo que podía ser uno de los vecinos quejándose del ruido, Milo se levantó de su lugar en el sillón, debatiéndose si debía decir "Lo sé, lo sé, lo siento voy a bajar la música, disculpé" o "Es improbable que se escuché hasta su casa, váyase a la mierda" Pero no había ningun vecino molesto de brazos cruzados, en cambio Aioria estaba allí sonriendo.

—Sorpresa—dijo en voz baja con una sonrisa mientras extendía una caja forrada con un moño.

—Creí que te habías ido—respondió Milo mirándolo fijamente.

—Bueno, técnicamente sí me fui, pero ya volví, hola, toma tu regalo, y ten cuidado, es frajil—Milo aceptó la cajita por fin y sonrió.

—Gracias por esto, pero no era necesario.

—Me hubieras dicho eso antes de invertir dos horas de mi tiempo buscando algo para ti, resulta que las tiendas de regalos ya están cerradas a las dos de la madrugada.

Milo sonrió sosteniendo la caja frente a él.

—¿Esto es alcohol?

—No, es un conejito, claro que es alcohol—respondió Aioria con obviedad mientras rodaba los ojos.

—Gracias—respondió Milo con una sonrisa—. Ven, adentro.

El ateniense asintió, siguiendo a Milo hasta donde se encontraban los demás.

Todos vitorearon cuando los vieron volver juntos, Milo hizo una señal de triunfo detrás de Aioria que se ganó una risa por parte de los demás, y finalmente se acomodaron juntos en el sillón. La noche era joven, y tenían mucho tiempo para disfrutar, bueno, al menos hasta que la mamá de Milo apareciera y de forma muy amable (pasivo agresiva) mandara a todos a sus amigo a dormir a sus propias casas.

Only a couple of hours left of this year’s MiloShipFest

Thank you everyone for your hard work!

We’ll publish the master post and the winner of the commemorative fic in November 22nd.

Don’t forget you can share your fanwork until December 31st.