vicioso

Si ya te cortaste una vez es casi imposible no volver a hacerlo. te decís que no lo vas a volver a hacer pero lo haces devuelta y cada vez duele menos, entonces te cortas cada vez mas... y lo peor de todo es que no te alivia tanto el dolor porque cada vez que vez las cicatrices te acordas el motivo por el cual te cortaste y revivis el dolor de ese momento... es como un circulo vicioso que parece no acabar

— Amar es peligroso.
— Sé de eso —respondí—. Ya conocí el amor. Amar es como una droga. Al principio hay una sensación de euforia, de entrega total. Después, al día siguiente, quieres más. Todavía no te has enviciado, pero te ha gustado la sensación, y te parece que puedes mantenerla bajo control. Piensas en la persona amada durante dos minutos y la olvidas durante tres horas.
»Pero al poco tiempo te acostumbras a esa persona, y pasas a depender totalmente de ella. Entonces piensas en ella durante tres horas y la olvidas durante dos minutos. Si no está cerca, experimentas las mismas sensaciones que los viciosos cuando no consiguen droga. En ese momento, así como los viciosos roban y se humillan para conseguir lo que necesitan, tú estás dispuesto a hacer cualquier cosa por el amor.

Não é que ela seja uma cretina meu caro. Não, longe disso. Bom, talvez só um pouco, mas você sabe como é: cretinos não nascem sozinhos. Até a mulher pode ser uma cretina. Mas a cretinice dela vem de um fator que muitos tem, alguns ficam depressivos, outros fechados, ela ficou cretina. Ela tem medo de amar. O amor é perigoso, um caminho de obstáculos, alegrias, mas de arranhões, ela não sobreviveu e não quer tentar de novo. Não a culpe, por favor. Talvez ela seja um pouco cretina, mas antes dela, veio um cretino pior antes.
—  É um ciclo vicioso, né?
Un hombre de 32 años murió tras jugar videojuegos por 3 días seguidos

Un hombre de 32 años murió tras jugar videojuegos por 3 días seguidos

Un hombre de 32 años murió en un cibercafé de Kaohsiung, Taiwán, después de jugar videojuegos en red durante tres días consecutivos, sin descanso ni alimentación.

Tras la maratón, el hombre, identificado por su familia como Hsieh, fue hallado inconsciente en su silla, aunque los empleados y clientes del comercio, primero pensaban que solo estaba dormido, según el medio Taipei Times.

Desgracia…

View On WordPress