Me he planteado una idea sobre la vida. Creo que es algo parecido a una ecuación matemática. Por ejemplo el orden de los factores que en este caso son las circunstancias, no alteran el producto, el producto representa nuestro aprendizaje, nuestro momento. Es decir que no importa en que manera se hayan presentado las circunstancias, el resultado de estas es inmutable hasta cierto punto. No es de gran trasecendencia como ni cuando ocurrieron los hechos. El resultado ya sea positivo o negativo es como debería ser, tal vez hayas sufrido un desamor, perdido una gran oportunidad o descrubriste que estás relativamente solo. Pero estos problemas no son de un sólo individuo, a todos nos ocurren, donde te encuentras ahora es el lugar indicado que habrá de enseñarte una gran lección si estás atento. Date cuenta que lo que ocurre sirve para tu crecimiento, no importa si estás en un lugar haciendo algo que no amas ó tu vida pierde sentido por expectativas frustradas, todos los sitios por donde has pasado te han traído a este momento, a este mensaje, a estas letras, sonreirás por encontrar un respuesta. Mantenete al asecho de las señales del universo, todo el tiempo una energía nos sintoniza en la misma frecuencia, pero hay que andar despiertos.
—  Quetzal Noah
La verdad que he tenido malas experiencias con los policías chilangos, una vez intentaron llevarme nomas porque me estaba chingando una gordita en la estación Cuauhtémoc, alcancé a correr pero la gordita se quedó atrás y a ella si se la llevaron.
—  Recuerdos viajeros by Quetzal Noah
Hay veces que te observo
y en esa contemplación
me rio silenciosamente
al darme cuenta de lo sorprendente que eres
dibujo mi destino con un pincel
sostenido por unos dedos imaginarios
en un cuadro donde me vuelvo
indispensable parte de tu horario
te dejo una leyenda de lo que sido
para que no te sorprendas y te marches
me he vuelto incapaz de merecer
el delirio nocturno de un milagro
parecido al que baila en tus ojos claros
me es tan difícil ser parte de las cosas de siempre
acostumbrarme a morir
mis deseos de irme
son visitas diarias en la soledad
mi cariño es tuyo
pero lo desecharás
y yo me iré
sintiendo la derrota
de un hombre que quiso ser
sin complicaciones
tal y como es
—  A la vuelta de la casa by Quetzal Noah