viacota

  • Veo cada día como creces, pero me doy cuenta que pequeño te has quedado, te quiero claro, pero aún así debo cortar tus cabezas para que no oscurezcas y poder así sentirme feliz, mas pronto volverás y esperaré siempre con ansias que crezcas un poco más, pero no ocurrirá. Decepcionado arrancaré nuevamente tu cuerpo y mi mirada cambiará, una vez más el mundo mirará a un joven rostro que buscaba un poco más.
  • Barba
youtube

el programa 1

En el mito de prometeo, un águila atacaba y le comía un pedazo de hígado a Prometeo cada día hasta la eternidad, para así causarle un tormentoso dolor y ya que el hígado puede regenerarse esta tortura era factible. Ahora bien, ¿cómo en aquellos tiempos los griegos sabían que el hígado podía regenerarse?