4

Yaaaaas! It’s taken a lot of work and pain and crying, but finally “Nautilus” (our submission to the "Valor" Anthology) is complete!  How can a silent comic be “written” by Ash, you ask? I told her I wanted to do a story about a girl who was friends with a ghost, and she came up with the rest.  All in about 30 seconds. Ash is a genius, you guys.

Please check out the Valor Anthology to read the full story! Once the books are printed, we will be bringing some to conventions. =)

PS. Valor Anthology has a tumblr, follow it for more updates: valor-anthology

figma Sakura Kinomoto is finally painted! KYAAA I’M DYING OVER HOW ADORABLE AND FANTASTIC SHE IS!! Plus I also died and had to be revived by trained medical professionals when i heard this next piece of news…

MAX FACTORY IS MAKING A SCHOOL UNIFORM VERSION TOO!!!

-Mamitan <3

El hombre que quería perder peso y acabó arrepintiéndose

Un tío contacta con una empresa especializada en pérdida de peso y hace un pedido de su programa para perder 4,5kg en 5 días.

image

Al día siguiente, alguien llama a su puerta. Aparece delante de él una voluptuosa y atlética chica de 19 años. Llevaba solo unas deportivas Nike para correr y un cartel en el cuello. Se presentó como la representante de la empresa de pérdida de peso. En el cartel ponía: "Si me pillas soy tuya".

Sin pensárselo ni un segundo salió tras ella como alma que lleva al diablo. Pocos kilómetros después de jadear y resoplar, el se rindió. La misma chica apareció durante los 4 días siguientes y pasó lo mismo. Al quinto día, se pesó y estaba encantado al ver que había perdido 4,5kg como le habían prometido.

Llamó a la misma empresa y pidió el siguiente programa, diseñado para perder 9kg en 5 días.

image

Al día siguiente le llaman a la puerta y aparece una mujer más buenorra aún, casi perfecta, una mezcla de Scarlett Johansson y Kate Upton. No llevaba nada puesto, solo unas Reebok para correr y un cartel en el cuello en el que ponía: “si puedes pillarme, puedes hacerme lo que quieras por donde quieras”. Entonces, como no podía ser de otra manera, salió disparado detrás de ella como un cohete. La chica estaba en muy buena forma y él hacía lo que podía, pero no pudo pillarla. Así que los próximos 4 días siguió con la misma rutina mejorando gradualmente su forma.

Al quinto día se llevó otra alegría cuando se pesó, descubrió que había perdido otros 9 kg como le habían prometido. Entonces decidió ir a por todas, llamó a la empresa y pidió su programa para perder 22,6 kg en 7 días.

"¿Estás seguro?" le preguntó el representante por teléfono. "Es el programa más riguroso que tenemos".

"Totalmente", contestó, "No me he sentido tan bien en años".

Al día siguiente le llaman a la puerta; y cuando la abre se encuentra con un enorme y musculoso chico sin ropa, solo unas deportivas rosas y un cartel en el cuello en el que pone, “Si te cojo tu ojete es mío”.

Esa semana perdió 28 kg.

———————————

Enviado por Berto, original en inglés