surreal-drama

365 days. 365 films.

Film 343: L’ecume des jours (2013)

Nota: 7/10.

La espuma de los días es un festival visual desenfrenado que nos describe un mundo en el que si dos personas se sincronizan al bailar consiguen el efecto “bizquéame” -extremidades alargadas y tremendamente elásticas fruto de ese acompasamiento de movimientos oscilatorios-, en el que existe el “pianocóctel” -un instrumento que prepara bebidas en función de las notas que toque el artista- y en el que un nenúfar puede crecer dentro de un pulmón.

Michel Gondry adapta la novela homónima de Boris Vian (que me muero por leer una vez admirado semejante imaginario) y consigue mantenerte alucinado a un nivel que pocas veces había visto en los primeros 45 minutos, en los que todo es extravagante, delirante, luminoso y sorprendente. Cuando la película llega al nudo, se hace palpable una identificación entre los estados emocionales de los protagonistas y los estados emocionales de los objetos y paisajes que les rodean. Así, cuando todo es felicidad, amor y novedad, el mundo se tiñe de múltiples colores, los actores flotan y la imaginación no se detiene ni un sólo instante; en cambio, cuando la tristeza y la enfermedad caen pesadamente sobre ellos, el sol brilla con menos fuerza, las calles son grises y apagadas y hasta los edificios empequeñecen.

Si bien es verdad que el entusiasta comienzo puede llegar a atolondrar con tanto estímulo visual insólito viniendo de todas partes, precisamente es esa sobreestimulación lo que me gustó, y si ese hipnótico ritmo inicial se hubiera mantenido a lo largo de sus dos horas de duración, la película sería una obra maestra. Únicamente tengo esa diminuta queja, porque juzgando todo lo demás, Michael Gondry -amante de lo caótico- vuelve a sorprender. Ahora a leer la novela de Boris Vian, poeta, novelista, músico de jazz y periodista (entre muchas otras cosas). Y a fascinarse con ella.

365 days. 365 films.

Film 288: Sedmikrásky (a.k.a. Las margaritas) (1966)

Nota: 6/10.

Si todo el mundo está corrompido, ¡corrompámonos también nosotras!" Con este grito de guerra subversivo comienza "Sedmikrásky", una especie de collage visual de escenas inconexas en las que dos chicas -Marie I y Marie II- se dedican a dejarse invitar por hombres mayores, a cometer pequeños hurtos y maldades y, sobre todo, a comer infinito. De ahí mi recomendación: NO veáis esta película sin tener dulces cerca, es una tortura para cualquier buen amante del comer.

Su directora, Věra Chytilová, fue prohibida en su país hasta 1975, pues parece que su mensaje nihilista, rebelde y transgresor no sentó muy bien en la Checoslovaquia de la época. Esta película es la más internacional de su filmografía, que por su libertad creativa (para muestra el gif de la reseña) podría emparentarse con la Nouvelle Vague francesa. Un experimento original, caótico y considerado de culto que termina con esta dedicatoria: “Dedicamos esta película a todos los que se indignan por unas ensaladas pisoteadas”. Una ración de surrealismo coronada por este mensaje: “Hay que probarlo todo”. Bastante recomendable.

10

Unknown movies worth checking out part 69

Trzecia część nocy (The Third Part of the Night) dir.Andrzej Żuławski

German soldiers slaughter Michal’s wife, son and mother. Michal and his father avoid death by remaining in the forest. Michal decides to join the resistance but before his first meeting, the Gestapo kill his go-between and chase him. During his escape he gets into an apartment of a pregnant woman and helps her with the childbirth. The woman appears to be a doppelganger of his murdered wife.

My rating 10/10

I don’t want realism. I want magic! Yes, yes, magic! I try to give that to people. I misrepresent things to them. I don’t tell the truth, I tell what ought to be the truth. And it that’s sinful, then let me be damned for it!
—   Tennessee Williams, A Streetcar Named Desire

Films watched in 2014.

Film 143: Un homme qui dort (a.k.a. The Man Who Sleeps) (a.k.a. Un hombre que duerme) (Bernard Queysanne, 1974)

Nota: 9/10

Te queda todo por aprender, todo lo que no se aprende: la soledad, la indiferencia, la paciencia, el silencio.

Deambular por París. Seis pares de calcetines. Magritte se observa a sí mismo. Recorres, visitas, enumeras. Grietas. Una estrategia solitaria y muda se convierte en tu razón de ser. Te crees invisible, límpido, intocable, neutral. Sin sueño, sin hambre. Un hombre gris para quien el gris no evoca gris alguno. Buscas el vacío, huyes de él. Vives sin sorpresas, olvidado en un laberinto. Te crees el dueño anónimo del mundo, inaccesible como un árbol, como una ostra, como una rata. El infortunio ha impregnado minuciosamente tu vida. Eres un hombre sin memoria. Un hombre de gestos mutilados. Monstruos decrépitos y automatizados te acompañan. Una muchedumbre monstruosa surca la ciudad fósil. Al final, el tiempo, que conoce la respuesta, ha seguido pasando.

PD: La película (basada en una novela de Georges Perec) podéis verla online subtitulada aquí.

Persona (1966)

 

It took me way too long to see this, but I’m glad I did.

As a technical masterpiece, Ingmar Bergman creates another cinematic genius, among many others. I’ve only seen The Seventh Seal before this, but it was emotionally wonderful.

Here’s the basic story: Bergman wrote and directed, where a young nurse named Alama is assigned to take care of an actress, Elisabet, who has suddenly become mute, even though she is seemingly healthy. Only one of them slowly unravels…

And it’s an Ingmar Bergman film. Can’t wait to watch The Hour of the Wolf, Wild Strawberries, The Passion of Anna, Through a Glass Darkly, etc. 

Really, really excellent. Spam on it’s way.

i guess im still holding onto the hope that it could be fixed? like i said that because i wasnt right in the head. i still am not. i said that because i had been being hurt by you all day. but if it were brought at a time when i wasnt so hurt, wasnt so desperate. i probably would have had a different response. 

Films watched in 2015.

Film 77: Teorema (Pier Paolo Pasolini, 1968)

Nota: 6/10

La destrucción que has causado en mí no podría ser más completa. Simplemente has destruido la imagen que siempre he tenido de mí mismo. Y ahora no encuentro nada que pueda reconstruir mi identidad.