ssg:de

Lo que nunca te dije.

Observarte se había convertido en mi hobbie favorito. Temía que cuando te acercaras escucharas los fuertes latidos de mi corazón que tú ocasionabas, los nervios que intentaba con fuerza disimular.
Estuve practicando diario enfrente del espejo para tener las palabras coherentes y no sonar como tonta, tenía pensado decirte que me enamore de ti desde el primer momento que te vi, sonara estúpido lo sé, porque en ese tiempo no te conocía pero cariño ¿crees en el amor a primera vista?, porque yo no hasta que te mire, tenía la necesidad de hablarte, de saber de ti, de tus demonios que por la noche te atormentaban. La primera ves que te vi llorar sentía como me partía en dos, sólo quería salir e ir a abrazarte y decirte al oído “Todo va estar bien, aquí estoy” pero no lo hice.
Hay tan tantas cosas que no te he dicho aún como cuando hablamos todos los días soy la persona más feliz del mundo.
No te lo he comentado pero la primera vez que fuimos al cine y puse mi cabeza en tu hombro y tu hiciste lo mismo haciendo que nuestras cabezas quedaran juntas parecía que estábamos en nuestra burbuja sólo tu y yo, quería tomarte de la mano aquella tarde estaba decidida a hacerlo pero tengo que admitir que el temor gano.
Tengo que admitir que la primera vez que me pediste un consejo para salir con alguien o cuando me hablaste de tu ex amor dolió, dolió ahí donde dicen que esta el corazón, pensé “Como las mejores personas no sedan cuenta que tienen enfrente de sus narices a alguien que ama bien”, pero hice lo que hice intente darte el mejor concejo, dejarte decidir por ti mismo si decidías continuar con ella estaba bien preferiría verte feliz a derramar una lágrima, aún que yo estuviera tan mal pero eso era lo menos importante.
Son tantas cosas que no te he dicho aún, que siguen aquí atoradas en mi pecho y son cosas que ahí seguirán para no perderte, preferiría tu amistad a quedarme sin nada, sin ti.