sentarme

A veces extraño quedarme dormida en tus brazos, sentarme en tus piernas, tus besitos en la frente y esos te quiero de la nada, tu olor impregnado en mi piel y que me digas: me encantas, reírnos a carcajadas y cocinarte en las madrugadas, a veces mi vida, a veces te extraño.
—  SS

anonymous asked:

Y usted no conoce los preservativos señorita o las pastillas? Soy mina igual que tu y bastante mas chica y se como cuidarme

Deja sentarme para putiarte😌… Ya ahora si, no te deseo mal pero ojala se te rompa un condón y te salgan octavillizos ctm😊 seguro a ti te hicieron dibujando💁 aparte que tan chica? Puta tengo 17 y eso me da a pensar que eri una pendeja bastante mas chica ñ_ñ que anda culiando por culiar😘 y puta amiga que sabe usted si me cuide o no?… Y Si!. conozco todas las formas de cuidarse y puta a cualquiera le puede pasar, no soy ni la primera ni la ultima wn que tanto me webiai? Lo que importa aquí que uno es bastante mujercita pa afrontar las consecuencias de sus actos..y aquí estoy, esperando feliz la llegada de mi pequeña y no lamentando un aborto preguntandome tooooda mi vida porque lo hice y como hubiese sido ser mamá.. Si, soy joven, soy una mamá adolescente y puta me siento orgullosaaaaaa de salir adelante sola ctm👊

Sentarme a tu lado, así,
juntito a ti;
hablarte al oído,
decirte únicamente lo que deseas oír.
Tomarte de la mano y detener el tiempo,
y que con ellas escribas por todo mi cuerpo.
Mirarte a los ojos, perderme en ellos,
y que con un sólo gesto me digas “te quiero”.
—  “Gaycsa” en Cartas a una musa. Joel Estrada. 

Y extraño estar de camping. Extraño las estrellas. Extraño sentarme adelante del fuego para cocinar. Extraño el silencio.

Esta mañana, con él, tomando matcha

Me gusta escribir aquí porque a nadie le importa. Creo que lo haré más seguido. Será como sentarme en la banca de un parque junto a un extraño y decirle lo que siento o pienso, para luego escabullirme.

He estado pensando mucho en mi futuro. Bueno, eso siempre, pero últimamente lo he hecho de una manera más realista. Ya no tengo tanto miedo. Creo que probablemente no tendré la vida extraordinaria que soñaba, ni crearé nada brillante, pero pase lo que pase seguiré haciendo lo que me gusta.

Trataré de dar lo mejor de mí aunque eso no sirva para nada. Quiero dejar de compararme con las personas súper talentosas, hermosas y existosas, y no porque aspire a la mediocridad o el conformismo, sino porque yo soy yo, y voy a mi ritmo y a mi manera, y merezco mi lugar en el mundo tanto como todos los demás.

Tal vez el paraíso, como dijo Johnny Cash, es tomar café con esa persona especial. Esa persona especial y yo no tomamos café, así que en nuestro paraíso tomaremos matcha y comeremos pizza. Y veremos las estrellas. Y nos haremos cosquillas. El chiste es disfrutar los pequeños placeres de la vida, encontrar el cielo en esas experiencias cotidianas que no saldrán en los periódicos ni en los libros de historia, y qué bueno.