represores

2

iba tranquilamente caminando, cuando pasa el fucking zorrillo al lado de una señora con una guaguita en brazos, sueltan su gas de mierda en pleno rostro de la señora y de la bebé … les reclamé y amenazaron con encerrarme. Pasaron unos minutos y hacen lo mismo con un perro que ningún daño estaba causando … luego ellos intentan quedar como víctimas … PÚDRANSE PACOS CULIAOS, AL DEL ZORRILLO QUE VA COMO WEÓN ATRÁS, IGUAL LE TIRÉ UN PIEDRAZO EN LA CABEZA, ANDABA CON CASCO, PERO BUENO, YA CAERÁN …

QUIEREN QUE CREAS QUE LA POLICÍA TE PROTEGE, CUANDO EN VERDAD SON EL HALCÓN VIGÍA DE BURGUESES …

PORTAVOZ - TE QUIEREN

13.Septiembre

Este mi México… esta mi gente que lucha, estos mis policías que reprimen y se olvidan que también son pueblo, estos degenerados que te ven con lujuria, que sabrosean a mujer que se les cruza, que se burlan de la gente que les grita sus verdades. “Represores” “Vende Patrias” “Son tus hijos, es tu pueblo”. 

Esta mi gente que no da un paso atrás, que se acerca a tomar fotos y grabar vídeos, este mi pueblo que se acerca a preguntar y que opina.

Esta soy yo, orgullosa de mi gente mexicana, la que no es agachona, la que lucha por sus derechos, la que escucha, la que grita, la que sienta, la que llora, la que le duele ver lo que hacen los políticos con nuestro hermoso país.

Esta soy yo, también queriendoles compartir mis fotos. Lamentablemente no me deja subirlas. Prometo despertarme temprano y compartirlas con ustedes.

Por lo mientras me queda la experiencia, los sentimientos encontrados, el dolor y las lágrimas, la repugnancia que siento por los policías federales. Las ganas que tengo de gritar que no tenemos nada que celebrar.

Clase política sólo defiende sus privilegios

Esta es una situación totalmente intolerable. Los condenados por violaciones a los ddhh debiesen cumplir sus penas en cárceles comunes sin ningún tipo de privilegio, como en Argentina. Pero también, como en Argentina, los funcionarios y militares asociados a la dictadura debiesen haber sido excluidos a perpetuidad del servicio público y de las ffaa, incluyendo a sus familiares. Nada justifica que se prolongue esta situación. También debiera excluirse del poder judicial a los jueces que colaboraron con la dictadura y a los que hoy en día continúan negando el derecho internacional y los tratados de ddhh suscritos por Chile (como Segura, Ballesteros y otros) y dictan penas ridículamente leves. Nada de esto es probable que ocurra. La clase política aceptó un sistema político aberrante, una absurda farsa de democracia, que sólo sirve sus propios intereses y sólo se mueve para proteger sus propios privilegios. De ellos no tenemos nada que esperar.

Comentario sobre una nota en La Nación.

El rey de la prevaricación

El juez Herrera Piedrabuena es quizás el ejemplo más extraordinario de cómo interpreta la ley un fascista. Acaba de sobreseer a un grupo de represores de La Rioja (Argentina), procesados por secuestros y torturas en la cárcel secreta del Instituto de Rehabilitación Social de la provincia durante la última dictadura. Según opina, sólo el jefe, Luciano Menéndez, es responsable de esos delitos. Los interrogadores y torturadores bajo su mando, y el juez Roberto Catalán, que tomaba declaración a detenidos vendados, o el médico Carlos Leónidas Moliné, que determinaba hasta dónde torturar a los secuestrados, no son responsables.
Su interpretación de las leyes es increíblemente aberrante. En su fallo desestima la acusación de tortura argumentando que es un delito de mano propia, por lo que no se puede procesar a quienes dieron las órdenes, sino solamente a quienes efectivamente cometieron torturas. Seguidamente argumenta que los detenidos habían sido habidos legítimamente, y no secuestrados, en virtud de una ley antisubversiva de tiempos de la dictadura. La violación de domicilio tampoco fue ilegítima, alega, porque se hizo con el consentimiento de las víctimas. Tampoco se puede acusar a los represores de asociación ilícita, porque si se cometieron delitos, fueron actos aislados cometidos en desconocimiento de sus superiores.
Esta aberrante interpretación, que niega que se trata de delitos de lesa humanidad e ignora el plan sistemático de exterminio de los opositores políticos, ya fue apelada y será vista por la Cámara Federal de Córdoba.
Este fascista experto en prevaricación, tan parecido a los jueces pinochetistas chilenos Nibaldo Segura y Rubén Ballesteros, que rechazan igualmente el derecho humanitario internacional, debiese ser, como mínimo, expulsado del poder judicial. Como mínimo.

Comentario sobre una nota en Página 12.

Vía Regeneración

El gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle ha encarcelado durante su gobierno a más de 80 dirigentes sociales. Los más recientes son el encarcelamiento ilegal de opositores en Cholula a su plan de hacer un parque temático en la zona arqueológica y del líder de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes 28 de Octubre, Rubén […]

El post El gobernador Moreno Valle represor de movimientos sociales apareció primero en Regeneración.

Tor se prepara para un posible ataque *Javier Fernandez Auditor*

Se anunció en el blog oficial de la plataforma Tor que se prevé un ataque contra esta plataforma en estos días con el propósito de incapacitarla con el corte de diversos servidores especializados.

Como en muchos de sus posts, se subraya la visión loable de Tor para mantener en anonimato a personas que son perseguidas por gobiernos y autoridades represores:

Estamos tomando medidas ahora para garantizar la seguridad de nuestros usuarios, y nuestro sistema ya está construido para ser redundante con el fin de que los usuarios mantengan el anonimato, incluso si se ataca la red. Tor seguirá siendo seguro.

La red Tor ofrece un refugio seguro contra vigilancia, censura, y la explotación de redes informáticas para millones de personas que viven en regímenes represivos, incluyendo activistas de derechos humanos en países como Irán, Siria y Rusia. La gente usa la red Tor todos los días para llevar a cabo sus actividades diarias sin temor a que sus acciones en línea y lo que dicen (mensajes de Facebook, correo electrónico, feeds de Twitter) sean detectados y utilizado contra ellos más tarde. Millones más también utilizan la red Tor en su cafetería local para mantenerse a salvo en navegación web ordinaria.

Este posible ataque no sería el primero que sufre esta plataforma. En agosto de este año, se supo que el FBI logró vulnerar la seguridad de esta red.

Se asegura que la red en esta ocasión está preparada para enfrentar cualquier eventualidad y proteger la identidad de los usuarios que día con día confían en su plataforma.





Javier Fernandez
http://ift.tt/16Lg0I6
http://ift.tt/1CrCeBD
Ramiro, el represor

Por Pedro Corzo

Durante los meses finales de 1960 y hasta 1975, Ramiro Valdés dispuso el desplazamiento forzoso de miles de campesinos de diferentes zonas rurales de Cuba, particularmente de la región montañosa del Escambray.

Estas personas fueron trasladadas contra su voluntad a cientos de kilómetros de sus lugares de nacimiento, separadas de la mayor parte de sus familiares, generándose así los tristemente célebres “pueblos cautivos”.

La Seguridad del Estado o G-2 que dirigió Valdés, tenía licencia para arrestar y matar, condenar sin juicios y fusilar sin pruebas.

No faltaron masacres como la de “La Ceiba”, Escambray, donde fueron ejecutados con una  ametralladora calibre 30, 19 hombres. Para el Ministro y sus discípulos la convicción de que un indiciado era culpable hacía posible cualquier condena.

Ramiro creó campos de concentración en todo el país, “La Sierrita”, “Arroyo Blanco”, “El Condado”, y muchas más. Estas instalaciones fueron establecidas en zonas rurales y quienes más las sufrieron fueron los campesinos.

A la izquierda de Fidel, en la Sierra Maestra, con Raúl y Almeida

Fue quien aplicó las órdenes de Fidel Castro de destituir y encarcelar a los dirigentes sindicales que en su mayoría habían sido miembros destacados del Movimiento 26 de Julio. Fue uno de los artífices, junto a Ernesto Guevara, de la llamada “Operación de las Tres P”, en la que fueron arrestados y enviados a campos de trabajos forzados, sin que mediara un proceso judicial, pederastas, prostitutas y proxenetas y cualquier otro individuo que fuera considerado ajeno al proceso revolucionario.

Años más tarde, colaboró estrechamente con el Ministerio de las Fuerzas Armadas para poner en función las sádicas Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP), una de las pocas ocasiones en las que Raúl Castro y Valdés superaron sus supuestas diferencias y trabajaron juntos.

Esta dependencia era la encargada de investigar y determinar, así como ubicar el lugar de residencia, trabajo o estudio de todos aquellos individuos considerados CR, o sea contrarrevolucionarios. Posteriormente, las Fuerzas Armadas llamaban al individuo a servicio y lo situaban en el lugar que más les convenía.

Ostentaba el poder de confinar a hombres y mujeres en sitios insalubres por el tiempo que decidiera el investigador encargado del caso.

Bajo la dirección de este individuo se introdujeron en los interrogatorios torturas muy sofisticadas. La aplicación del pentotal sódico (conocido como el suero de la verdad), cambios de temperaturas, aislamiento prolongado y métodos sicológicos muy agresivos para desestabilizar al preso, entre ellos el electroshock, pero también se continuaron aplicando golpizas brutales. Numerosos presos recluidos en el hospital de Topes de Collantes, transformado en cárcel, fueron lanzados atados a una laguna situada cerca del antiguo centro hospitalario. Esta tortura también se realizó en otros lagos y pantanos de la isla.

El Ministro promovió unas asambleas en las que los oficiales del MININT eran instados a hablar con plena libertad, incluyendo críticas al propio Ministro, con la garantía de que no se tomarían represalias. Los que se atrevieron a ejercer el derecho que les había sido concedido fueron reprimidos y muchos sancionados.

Ricardo Alarcón, Díaz Canel, Ramiro Valdés

Cuenta Manuel de Beunza, ex oficial de Inteligencia Naval, que estaba presente cuando Valdés le dijo a un individuo que quería dejarse la barba y el bigote, que el único que podía hacerlo era él, porque era el ministro del Interior.

Otro detalle del carácter de Ramiro Valdés que destaca De Beunza, es su sadismo. Dice que gustaba visitar las prisiones, en particular las menos conocidas, como unas que estaban a disposición exclusiva del Departamento Técnico de Investigaciones, en las que el detenido podía estar siete u ocho meses sin ser presentado ante autoridad judicial.

Estas visitas las disfrutaban y las comentaba como si fuera una hazaña tener hombres encerrados sin derecho a un juicio. Otra particularidad de Valdés es que le gusta que le teman. Aprecia que la gente sienta miedo por su sola presencia.

Las condiciones carcelarias bajo la dirección de Valdés no solo eran difíciles sino que podían generar un genocidio, si en el país se producía alguna circunstancia que pusiera en peligro la permanencia del régimen.

Ramiro Valdés fue a Venezuela como asesor en represión del régimen de Nicolás Maduro

El Ministro tomó todas las medidas necesarias para lograr ese objetivo y el ejemplo más contundente fue lo que aconteció en el Reclusorio Nacional para Varones de Isla de Pinos, cuando miles de libras de TNT fueron colocadas en los túneles de las cuatro circulares y el comedor, que también es un edificio circular, con la orden de hacer detonar los explosivos si se producía una sublevación o un ataque del exterior. Durante más de 20 meses 5.000 presos políticos durmieron sobre un virtual colchón de explosivos.

Manuel de Beunza tiene la convicción de que la primera vez que removieron a Ramiro Valdés de su alto cargo fue consecuencia de una decisión de Fidel Castro, porque al parecer quería cambiar en alguna medida la imagen que tenía en el país el Ministerio del Interior, pero como la persona que nombraron, el comandante Sergio del Valle, demostró no estar capacitado para tan compleja posición en un régimen policíaco, Ramiro tuvo que regresar a su oficio predilecto, el de represor.

La segunda vez que destituyeron a Valdés fue por decisión de Raúl Castro, que en su condición de Segundo Secretario del Partido Comunista de Cuba, tenía autoridad para decidirlo, siempre y cuando la medida contara con el respaldo de su hermano.

Raúl Castro y Ramiro Valdés

Especulación aparte, hay una verdad histórica que no se puede obviar: Valdés por encima de todas las diferencias que pueda haber tenido con Raúl, ha demostrado ser fiel a Fidel y al Proyecto que este representa, aunque algunos dicen que la dinastía de los Castros vería con agrado que “Ramirito” tuviera el final, feliz para sus intereses, de Guevara o Camilo Cienfuegos.

Los funcionarios del Minint y los agentes del G-2, Seguridad del Estado, eran una élite dentro del régimen. Disfrutaban de prerrogativas y privilegios que jerarcas de otras estructuras gubernamentales no disponían. Un oficial del G-2 era mucho más importante que su par de las Fuerzas Armadas, por otra parte la condición de sacerdotes del totalitarismo, les permitía intimidar, detener y eliminar a cualquier hereje sin mayores consecuencias, y ese es el verdadero poder en un régimen como el de los Castro.



Ramiro, el represor
Ramiro, el represor

Ramiro, el represor
Ostentaba el poder de confinar a hombres y mujeres en sitios insalubres
por el tiempo que decidiera el investigador encargado del caso.
Pedro Corzo
diciembre 24, 2014

Durante los meses finales de 1960 y hasta 1975, Ramiro Valdés dispuso el
desplazamiento forzoso de miles de campesinos de diferentes zonas
rurales de Cuba, particularmente de la región montañosa del Escambray.

Estas personas fueron trasladadas contra su voluntad a cientos de
kilómetros de sus lugares de nacimiento, separadas de la mayor parte de
sus familiares, generándose así los tristemente célebres “pueblos cautivos”.

La Seguridad del Estado o G-2 que dirigió Valdés, tenía licencia para
arrestar y matar, condenar sin juicios y fusilar sin pruebas.

No faltaron masacres como la de “La Ceiba”, Escambray, donde fueron
ejecutados con una ametralladora calibre 30, 19 hombres. Para el
Ministro y sus discípulos la convicción de que un indiciado era culpable
hacía posible cualquier condena.

Ramiro creó campos de concentración en todo el país, “La Sierrita”,
"Arroyo Blanco", "El Condado", y muchas más. Estas instalaciones fueron
establecidas en zonas rurales y quienes más las sufrieron fueron los
campesinos.

Fue quien aplicó las órdenes de Fidel Castro de destituir y encarcelar a
los dirigentes sindicales que en su mayoría habían sido miembros
destacados del Movimiento 26 de Julio. Fue uno de los artífices, junto a
Ernesto Guevara, de la llamada “Operación de las Tres P”, en la que
fueron arrestados y enviados a campos de trabajos forzados, sin que
mediara un proceso judicial, pederastas, prostitutas y proxenetas y
cualquier otro individuo que fuera considerado ajeno al proceso
revolucionario.

Años más tarde, colaboró estrechamente con el Ministerio de las Fuerzas
Armadas para poner en función las sádicas Unidades Militares de Ayuda a
la Producción (UMAP), una de las pocas ocasiones en las que Raúl Castro
y Valdés superaron sus supuestas diferencias y trabajaron juntos.

Esta dependencia era la encargada de investigar y determinar, así como
ubicar el lugar de residencia, trabajo o estudio de todos aquellos
individuos considerados CR, o sea contrarrevolucionarios.
Posteriormente, las Fuerzas Armadas llamaban al individuo a servicio y
lo situaban en el lugar que más les convenía.

Ostentaba el poder de confinar a hombres y mujeres en sitios insalubres
por el tiempo que decidiera el investigador encargado del caso.

Bajo la dirección de este individuo se introdujeron en los
interrogatorios torturas muy sofisticadas. La aplicación del pentotal
sódico (conocido como el suero de la verdad), cambios de temperaturas,
aislamiento prolongado y métodos sicológicos muy agresivos para
desestabilizar al preso, entre ellos el electroshock, pero también se
continuaron aplicando golpizas brutales. Numerosos presos recluidos en
el hospital de Topes de Collantes, transformado en cárcel, fueron
lanzados atados a una laguna situada cerca del antiguo centro
hospitalario. Esta tortura también se realizó en otros lagos y pantanos
de la isla.

El Ministro promovió unas asambleas en las que los oficiales del MININT
eran instados a hablar con plena libertad, incluyendo críticas al propio
Ministro, con la garantía de que no se tomarían represalias. Los que se
atrevieron a ejercer el derecho que les había sido concedido fueron
reprimidos y muchos sancionados.

Cuenta Manuel de Beunza, ex oficial de Inteligencia Naval, que estaba
presente cuando Valdés le dijo a un individuo que quería dejarse la
barba y el bigote, que el único que podía hacerlo era él, porque era el
ministro del Interior.

Otro detalle del carácter de Ramiro Valdés que destaca De Beunza, es su
sadismo. Dice que gustaba visitar las prisiones, en particular las menos
conocidas, como unas que estaban a disposición exclusiva del
Departamento Técnico de Investigaciones, en las que el detenido podía
estar siete u ocho meses sin ser presentado ante autoridad judicial.

Estas visitas las disfrutaban y las comentaba como si fuera una hazaña
tener hombres encerrados sin derecho a un juicio. Otra particularidad de
Valdés es que le gusta que le teman. Aprecia que la gente sienta miedo
por su sola presencia.

Las condiciones carcelarias bajo la dirección de Valdés no solo eran
difíciles sino que podían generar un genocidio, si en el país se
producía alguna circunstancia que pusiera en peligro la permanencia del
régimen.

El Ministro tomó todas las medidas necesarias para lograr ese objetivo y
el ejemplo más contundente fue lo que aconteció en el Reclusorio
Nacional para Varones de Isla de Pinos, cuando miles de libras de TNT
fueron colocadas en los túneles de las cuatro circulares y el comedor,
que también es un edificio circular, con la orden de hacer detonar los
explosivos si se producía una sublevación o un ataque del exterior.
Durante más de 20 meses 5.000 presos políticos durmieron sobre un
virtual colchón de explosivos.

Manuel de Beunza tiene la convicción de que la primera vez que
removieron a Ramiro Valdés de su alto cargo fue consecuencia de una
decisión de Fidel Castro, porque al parecer quería cambiar en alguna
medida la imagen que tenía en el país el Ministerio del Interior, pero
como la persona que nombraron, el comandante Sergio del Valle, demostró
no estar capacitado para tan compleja posición en un régimen policíaco,
Ramiro tuvo que regresar a su oficio predilecto, el de represor.

La segunda vez que destituyeron a Valdés fue por decisión de Raúl
Castro, que en su condición de Segundo Secretario del Partido Comunista
de Cuba, tenía autoridad para decidirlo, siempre y cuando la medida
contara con el respaldo de su hermano.

Especulación aparte, hay una verdad histórica que no se puede obviar:
Valdés por encima de todas las diferencias que pueda haber tenido con
Raúl, ha demostrado ser fiel a Fidel y al Proyecto que este representa,
aunque algunos dicen que la dinastía de los Castros vería con agrado que
"Ramirito" tuviera el final, feliz para sus intereses, de Guevara o
Camilo Cienfuegos.

Los funcionarios del Minint y los agentes del G-2, Seguridad del Estado,
eran una élite dentro del régimen. Disfrutaban de prerrogativas y
privilegios que jerarcas de otras estructuras gubernamentales no
disponían. Un oficial del G-2 era mucho más importante que su par de las
Fuerzas Armadas, por otra parte la condición de sacerdotes del
totalitarismo, les permitía intimidar, detener y eliminar a cualquier
hereje sin mayores consecuencias, y ese es el verdadero poder en un
régimen como el de los Castro.

Source: Ramiro, el represor -
http://ift.tt/1x4iq3Y

via Blogger http://ift.tt/1xgqtd4

Aquí tenemos un excelente articulo de

El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, salió a responder los dichos del jefe de gobierno porteño, quien habló de “revanchismos” en la política de derechos humanos, y señaló que en la Argentina solo se sancionó a la represión de Estado “como corresponde, con el Código Penal”.

En declaraciones a la radio Nacional Rock, Fernández dijo no saber “de dónde (Macri) saca esos términos. Suena más a lo que le dicen que tiene que decir que a una cosa seria”. Según el funcionario, hasta que se anularon “las leyes de Obediencia Debida y Punto Final y los indultos, estos tipos (por los represores) andaban por la calle e iban a comer a los restaurantes y nadie en la vida les dijo nada”.

“Juzgar la represión por parte del Estado y sancionarla como corresponde con el código penal es justicia. Eso no es revancha ni venganza”, insistió.

original post  :

"Juzgar a los represores no es revancha sino justicia"

El post "Juzgar a los represores no es revancha sino justicia" apareció primero en nuestra web. Más aquí: News Hubz.

Ley mordaza, parece que volvamos a los tiempos de Franco

Ley mordaza, parece que volvamos a los tiempos de Franco

Ayer hablaba de la nueva Ley de seguridad ciudadana, conocida ya popularmente como Ley Mordaza, detallando las sanciones que están previstas, pero sin entrar en demasiados comentarios. Hoy voy a ampliar el asunto en los puntos que me han llamado más la atención por represores. Está claro que las leyes son necesarias, los controles son necesarios, las sanciones son necesarias, y la seguridad, un…

View On WordPress

Vía Cubadebate » Política El Tribunal Federal de Tucumán en Argentina, condenó a un grupo de 10 represores de la última dictadura militar por crímenes de esa humanidad, lo cual eleva hasta el momento a 576 el total de sentenciados por esa causa en el país. Con este van tres los juicios que concluyen en los últimos días de diciembre por la política de restitución de la verdad, la memoria y la justicia por los crímenes del terrorismo de Estado de 1976 a 1983.

Los mensajes en las redes sociales continúan publicando denuncias de violaciones de derechos humanos y mostrando hechos que ocurren en diversas regiones del país.


En esta ocasión Jorge Luis García Antúnez divulgó un audio donde el activista Geovany Izaguirre del Frente Nacional de Resistencia Orlando Zapata Tamayo (Frente OZT) denuncia que el pasado 20 de diciembre “activistas del Frente fueron a protestar el arresto de los activistas Jose Alejandro y Jeniffer y a ambio las fuerzas militares los amenazaron “con aplastarlos ya que los espías fueron devueltos a Cuba”.


Hechos similares contra activistas de Palma Soriano han sido reportados también en Holguín en las últimas horas.


Zusleidis Pérez Velázquez presidenta del partido Cuba Independiente y Democrática, CID dijo que un represor de la localidad expresó que desde las últimas horas han sido objeto de burlas y amenazas por parte de simpatizantes del gobierno.


“Las amenazas fueron hechas el sábado por un agente de la policía política en contra de un opositor al régimen”, declaró Pérez Velázquez.

Mexico te necesita ahora. Acemos un llamado al pueblo de Mexico para que se ina a esta gran causa. Debemoa cerrarle las brechas al gobierno represor y corrupto.