No me molesta que me digan que “no necesito ser delgada para ser linda”, me molesta que me lo dicen cuando la sociedad en la que vivimos me restriega en la cara que las delgadas se ven mejor que las gordas, me molesta que me lo digan cuando ellos no saben cuantas veces me han rechazado y cuantas veces han hecho burla sobre mi peso.