r. lee ermey

365 days. 365 films.

Film 209: La chaqueta metálica (1987)

Nota: 8/10.

La penúltima película del grandísimo Kubrick y la última que rodó entera antes de morir es un alegato antibélico fastuoso que comienza intenso gracias a unos diálogos punzantes y directos, los cuales sirven de sustento a unas imágenes también portentosas y ciertamente angustiosas.

Él dividió la película en dos partes. En la primera asistimos pasmados al entrenamiento militar extenuante de un grupo de jóvenes que se preparan para ir a Vietnam. En ella conocemos al Soldado Patoso, al Soldado Bufón y al cabronazo del Sargento Hartman, que es capaz de estar un cuarto de hora echando veneno por la boca sin repetir ni un solo improperio. Podemos disfrutar de la simetría kubrickiana aunque esté algo más ausente que, por ejemplo, en El resplandor, extasiándonos con escenas (sobre todo la del baño y la paliza con jabón) que le ponen los nervios de punta al espectador más impertérrito. Una primera parte de 10 que es seguida de la propia guerra vista a través del objetivo de unos reporteros (Bufón entre ellos), una lente empañada por el horror de la sangre inocente y que pese a ser menos atractiva a priori (al menos para mí) me mantuvo pendiente de la pantalla hasta el último instante.

Sin duda, otra obra maestra de Kubrick, que cuenta con uno de los maltratos psicológicos más apabullantes de la historia del cine y también con su clásica mirada. Si no la habéis visto, os aseguro que no os dejará indiferentes.