Somos muy diferentes en cuanto a acciones y quehaceres; sin embargo, somos más parecidos de lo que nosotros mismos nos imaginamos.

Lo he estado pensando y la protección única que encuentro en ti se debe a que veo a mis sueños y a mis valores encaminados, de tal forma armoniosa y equilibrada, con los tuyos que a tu lado cerraría los ojos y confiaría mi vida en tus manos.

Sí, somos muy distintos; no obstante, también extrañamente iguales.

Mi único detalle es que no sé qué significa todo esto. Al principio pensé que era un gusto, de ahí que me encantabas, hasta culpé a la atracción física que nos gana y la verdad es que prefiero no seguir haciéndolo porque, en el fondo, tengo miedo de la conclusión a la que puedo llegar.

DDC.

(En la imagen para que se vea mejor lo escribí en tercera persona nwn).

Te quiero porque sabes dónde me duele el alma y cómo sacarme el sufrimiento, porque conoces mi enigma y aún así no lo has resuelto, porque conoces mi vida y no la andas destruyendo, porque me entregas tu corazón y sin ser sólo un invento…
—  Te quiero porque sabes, Joseph Kapone (Fragmento)
Yo ya no te quiero mía, ya no te quiero bella, ya no te quiero perfecta; te quiero tuya, te quiero desordenada, te quiero descompuesta, eres hermosa. Puedes salir a la calle desnuda, puedes salir despeinada, desmaquillada, ultrajada, derrumbada, sin ganas de nada; sin humor y un vacío. Y aún así, amada mía, eres lo más hermoso que he visto, lo más cierto que he sentido, la pintura que más admiro. Gracias, por no adornarte, por no arreglarte, por no consumirte; ni por mi ni por nadie.
—  Te quiero sin adornos, Joseph Kapone
Text
Photo
Quote
Link
Chat
Audio
Video