quemar

Te quiero con todas mis entrañas, amor mío. Y te juro que en las noches muero de hastío porque estamos, pero tú no estás conmigo y te extraño y me parece grosería alargar mi mano y no sentir la tuya todavía, acariciar mi cuerpo y no sentir tu aliento quemando cada partícula de mi piel; te deseo aquí, conmigo, con nosotros y lo que podemos ser.
—  Malaci - Cafeína Para Dos