que

Hay cosas que la gente cree muy estúpidas.

Quizá para ti es muy importante dejarte crecer las uñas para demostrar que no te las muerdes.
Tal vez te enamoraste a primera vista del repartidor de pizza y ahora, a pesar de tu miedo a engordar quieres pedir pizza todos los días para verlo.
Probablemente te falta ese color de pintura entre café, amarillo y naranja para el centro de sus ojos en el retrato de esa persona…
Para ti es muy necesario comprar cortinas porque en la ventana de tu habitación entra el sol y pega directamente en la cara por las mañanas.
Necesitas tomar cada mañana un buen café, pero hoy no puedes porque se acabó el café y estarás de malas y sin energía.

Pero estas cosas (y más) no las puedes contar a casi nadie sin que te den un “hmm” por respuesta sin nada de atención sin importancia cuando son estos “detalles” los que se llevan una gran parte de tus pensamientos en el día.
A mi en lo personal, son este tipo de cosas que me gusta platicar y con las personas adecuadas, la conversación fluye de manera increíble, pero a veces la gente no piensa más que en las cosas materiales y sin significado personal.