Todos dicen que el amor se basa en felicidad , buenos momentos y todo lo demás , pero creo que no es así , que por mas buenos momentos , también tiene que haber malos , para así poder valorar los buenos , se que no hicimos las cosas extremadamente bien pero se que estamos juntos y lo que importa es el AHORA, Lo que paso queda en el pasado y me importa muy poco , quiero un nosotros para siempre , quiero estar con vos y que seamos felices , no se si toda la vida pero en el tiempo que duremos , Espero que todo lo que paso  nos allá enseñado que los demás ya no cortan ni pinchan en nuestra relación , que somos nosotros y NADIE MAS , me es difícil de olvidar todo lo que paso , pero quiero estar con vos y si eso significa dar vuelta la pagina lo voy a hacer , SOLO PARA ESTAR JUNTOS.

2


Hay corazones tan fríos
 que derriten al mismo hielo;
 otros son tan duros y pesados
 como una roca para fracturarlos
 y moverlos del sitio donde se hallan.


 Hay corazones espinosos,
 que te pinchan al tocarlos
 y te dejan sangrando de dolor;
 otros son tan oscuros y abismales
 que si lo sondeas perderías la cordura.

 Hay corazones nobles
 que lo dan todo por el amor
 y no les importa ser pisoteados,
 porque creen todavía que él existe
 y no descansarán hasta encontrar a su par.

 Existen muchos corazones
 que puedo sin chistar clasificarlos;
 pero, ¿por qué de tantos corazones
 vine a enamorarme de ti? tú mi amor,
 que en tu pecho no tienes ningún corazón.

 Rourke Boada.

La personalidad de Piqué, una garantía

A Gerard Piqué le han colocado en el ojo del huracán mediático. Que si hace malas caras en el banquillo, que si se lleva mal con el técnico, que si se pasa de soberanista, que está ‘pasota’… Pinchan en hueso. Si alguna cosa le sobra a Piqué es…

http://cur.lv/dlnyi
Derecho a permanecer en silencio (II)

Una vez, el hombre más inteligente que conozco me dijo que tememos una parte de nosotros mismos. Nuestra parte involuntaria. La que reacciona cuando no miramos. La que hace que nos salgan arrugas, ojeras, y callos. La que controla las hormonas, la que hace que la adrenalina se dispare cuando nos cabreamos. La que hace que estemos deprimidos sin razón alguna. La que hace que te duela donde te pinchan.
Me dijo, que una de las cosas más terribles que te pueden llegar a pasar es que un día, con esos actos involuntarios, dañes a alguien a quien quieres. (también decía que querer a alguien es lanzarse a una piscina de petroleo, pensando que es dinero)
Con mi enfermedad hago eso a diario. Mi dolor, me causa jaquecas. Estas jaquecas me ponen de mal humor, este mal humor lo transformo en angustia, esta angustia en ganas de pasar desapercibido, que se transforman en gente que cree que me está molestando, y por lo tanto se ofenden.
Lo peor es cuando no creen que estás enfermo. Cuando te dicen que no es nada. Cuando te acarician la cabeza y te dicen que pasará. Dales tiempo. Las caricias se convierten en desesperación y la desesperación en odio. Y te acaban odiando. Lo que tu no querías al principio.
No os imaginais cuantos médicos se han rendido. Ir una y otra vez al médico para que te ayude, pedirle socorro, auxilio. Al principio sonríen, son sinceros y amables, te abrazan, y te tienen en cuenta. Luego no. Luego cuando te ven ponen los ojos en blanco, suspiran, y parece que en cualquier momento te van a decir “Deja de fingir de una vez. Sé que eres un fraude. Te duele porque te da la gana. Y eso es mentira. Todo esto que me dices. No sé como eres capaz de mirarme a los ojos y mentirme así sobre algo tan serio”
Es una estupidez.
Hay veces que mi enfermedad me obliga a hacer cosas. Hace que me pique la curiosidad. Me hace entrar en sitios en los que no quiero entrar. Buscar cosas que no quiero encontrar. ¿Alguna vez has encontrado una foto, algo escrito a mano, un recuerdo físico y palpable de algo que realmente amabas? No es dolor exactamente lo que sientes. Es remordimiento. Es la cosa más angustiante y horrible del universo.

Champagne

Terminé de llorar y se puso a llover 
Me siento tan estúpido contándolo 
Los que hundimos barcos, luego volamos alto 
Descorchaste un champagne en mitad del polvo 
Como en las películas porno 

No sé como lo hacías; 
Estuviste tan fina follando en la cocina 
Dos cuerpos de alfiler se pinchan sin frenos, 
Miden si más o menos 

Pero no, pero no tengo la culpa 
De que esto se esfume cada mes 
Como si fueran burbujas de champagne francés 

Terminé de trotar y me puse a correr 
Buscaba estaño para soldarnos, 
Los que quisimos trato ahora pisamos charcos 
Escuchábamos Anthony and the Jhonsons para ponernos tontos 

No sé cómo lo hacías, pero yo enloquecía follando en la cocina 
Dos cuerpos de alfiler se pinchan sin frenos 
No miden si más o menos 

Pero no, pero no tengo la culpa 
De que esto se esfume cada mes 
Como si fueran burbujas de champagne francés 
Yo no tengo la culpa de ser más yonqui cada vez 
De tus taras y tus multas, de tus pies 

Pero no, pero no tengo la culpa 
De que esto se esfume cada mes 
Como si fueran burbujas de champagne francés 
Y yo no tengo la culpa de ser más yonqui cada vez 
De tus taras y tus multas, de tus pies 

La personalidad de Piqué, una garantía

A Gerard Piqué le han colocado en el ojo del huracán mediático. Que si hace malas caras en el banquillo, que si se lleva mal con el técnico, que si se pasa de soberanista, que está ‘pasota’… Pinchan en hueso. Si alguna cosa le sobra a Piqué es…

Leer noticia http://ift.tt/Y0inrg

anonymous said:

Hécate, ¿De dónde vienen los niños?

Verás pequeña, cuando mamá y papá se quieren mucho mucho mucho… ¡Frunjen! ¡Se dan amor! ¡Echan una canita! ¡Se dan mandanga de la buena! ¡Se sacan brillo al sable! ¡Ñaca-ñaca! ¡Pasan el plumero! ¡Bailan el mambo horizontal! ¡Pinchan! ¡Echan un casquete! ¡Hacen cochinadas! ¡Mojan la anaconda! ¡Se dan taralile! ¡Echan un kiki! ¡Visitan la piña en el fondo del mar!

image

Y entonces papá empuja una semillita en mamá y tras nueve meses se convierte en un bebé.

Y aquí sigo, después de mil batallas aún llevo la armadura. Me he roto y vuelto a pegar tantas veces que ya no encajan ni las piezas. Me he caído tantas veces que ya no me duele el golpe. Sé lo que es vivir en tus propio miedos, y llorar a todas horas intentando ahogarte en tus lágrimas. Sé lo que duele quedarte sola y lo difícil que es volver a confíar en alguien. Sentir que nadie te comprende incluso cuando más lo hacen. Que ya no sangre cuando me pinchan con algo afilado. Y me dijeron, que cuando esté en fondo lo único que puedo hacer es subir. Y eso hice, subir tan alto que sobrepasé el miedo. Tan alto que al mirar hacía abajo todo me parecía pequeño, insignificante, sin valor. Y llegué a darme cuenta, todo este tiempo estuve peleando en una guerra que no tenía ningún ganador, en cambio; yo fui la única que no abandonó. Ya no quiero volver a mirar abajo.

-B.G.

.

Text
Photo
Quote
Link
Chat
Audio
Video